martes, 29 de diciembre de 2015

Disco del Mes: John Cale - Paris 1919


John Cale
Paris 1919
1973









Reprise Records










domingo, 27 de diciembre de 2015

Varios - A Christmas Gift for You from Phil Spector


Este es un disco que es una cápsula temporal, un ticket de ida a una época que yo no existe, una era de inocencia en donde todavía las pretensiones artísticas y las poses no habían aparecido en el universo de la música popular. Lo único que realmente importaba era andar en auto, tomar un helado con tu chica, andar otra vez en auto, cargar nafta y seguir andando en auto. El mundo era un lugar mucho menos inhóspito y en dos o tres años iba a mostrar que la cosa no era tan sencilla.

Era la época de los productores y el boom de los escritores de canciones de Brill Building, un vistazo rápido por los créditos lo atestigua; Irving Berlin, Gene Autry, Gillespie / Coots y -por supuesto- Ellie Greenwich y su marido Jeff Barry. Estos últimos firman el gran “Christmas (Baby Please Come Home)” que alcanza alturas monumentales gracias a la interpretación de Darlene Love y al muro sonoro patentado de Phil Spector. Originalmente el disco se llamó A Christmas Gift for You From Philles Records y es lo que su título bien indica; los artistas del sello haciendo canciones navideñas en un compilado tan oportuno como oportunista pero claro, en esta época esas categorías todavía no existían y cuando un tema no era un hit era considerado un fracaso, era otra mentalidad, otra manera de concebir la historia.

Era el momento en que la titánica tarea del mítico Wrecking Crew, los músicos de sesión del estudio Gold Star de Los Angeles, ni siquiera aparecían en el reverso ni en letras chicas. Carol Kaye, Hal Blaine y todos esos músicos que soportaban las maratónicas sesiones a las que Spector los sometía, grabando una y otra vez el mismo arreglo, acumulando capa por capa, pacientemente, sin quejas, construyendo el muro que se escucha en cada una de las canciones del disco. Las Ronettes, The Crystals (grupos cuya influencia todavía hoy está subvalorada criminalmente) y Bob B. Soxx and the Blue Jeans son los que completan el plantel, con dos o tres temas cada uno. Hay clásicos inconfundibles, villancicos roqueros, pequeñas sinfonías para adolescentes, como tan bien definió Brian Wilson, “White Christmas”, “Santa Claus Is Coming to Town” o “Winter Wonderland” son sólo algunos de esos que podés reconocer a los dos o tres compases.

Spector nunca volvió a lograr el éxito que tuvo en la era que podríamos llamar “pre-Rubber Soul” de la música popular, ni siquiera con los Beatles y Let It Be y mucho menos más tarde cuando lo intentó con los Ramones y Leonard Cohen. Este fue su breve pero importante momento de gloria. No es poco.



Escuchar en YouTube o Spotify.




Chequear también:
Phil Spector ‎- Echoes of the 60's
The Ronettes ‎- ...Presenting the Fabulous Ronettes Featuring Veronica
The Raveonettes - In and Out of Control

martes, 22 de diciembre de 2015

5 Canciones 5: Teeth of the Sea, L.A. Guns, Jello Biafra, Terry Lee Hale y The Jacksons


Black Strategy
Teeth of the Sea
Son de Londres y lo primero que viene a la mente ante la escucha es Kraftwerk pero no es tan simple la cosa. Más oscuros y retorcidos, con unos discos conceptuales distópicos y macabros, es música hecha con máquinas que demuestra que se puede hacer sin perder ideología y fuerza. Acaban de sacar un disco este año (Highly Deadly Black Tarantula, el cuarto) y tienen cierto prestigio -bien ganado- en algunos medios no masivos.

Aparece originalmente en: Master (2013)

Ver / oir en YouTube


Moonage Daydream
L.A. Guns
Los L.A. Guns siempre fueron una banda de segunda línea y eso no va a cambiar nunca, no inventaron nada pero lo que hacen lo hacen con cierto nivel de decencia. En este disco de versiones aparece esta impresionante versión del clásico de Bowie de la era Ziggy Stardust. Las guitarras muerden y cortan como nunca, está grabado a todo culo y se nota. Por ahí pierde en sutileza con respecto al original pero no creo que eso haya sido un problema. Si es que se dieron cuenta...

Aparece originalmente en: Rips the Covers Off (2005)


Ver / oir en YouTube


I Won't Give Up
Jello Biafra and the Guantanamo School of Medicine
Uno puede preguntarse qué es lo que mantiene al ex-líder de los Dead Kennedys enojado y todavía dispuesto a disparar contra sus eternos blancos favoritos. En el último tema de este discazo -con tapa parodia al famoso afiche de Obama- lo explicar con lujo de detalles. La banda suena podrida e hiper ajustada mientras el casi-gobernador-de-California entona "no voy a rendirme, no es una de las opciones".

Aparece originalmente en: The Audacity of Hype (2009)


Ver / oir en YouTube


Hearts
Terry Lee Hale
Esto sería lo que algunos llaman americana, una música de raíces que no es el country que sale de Nashville, totalmente manufacturado. Terry Lee Hale es texano de nacimiento y actualmente vive en París. Una voz susurrada a la que responde una trompeta con sordina arranca el primer tema de su enésimo disco de estudio, tiene una carrera que viene de hace rato y no ha logrado salir de la categoría artista de culto. Mejor para nosotros.

Aparece originalmente en: Shotgun Pillowcase (2007)


Ver / oir en YouTube


Blame It On the Boogie
The Jacksons
¿Cuantas veces apareció esta en casamientos y fiestas de gente a la que no le gusta la música y representó una especie de alivio en comparación? Bueno, el tema original fue escrito para Stevie Wonder pero lo terminaron haciendo los pibes que siempre serán recordados como "los hermanos de Michael Jackson antes de convertirse en lo que todos sabemos". Onda, un groove infernal y cantado como los dioses.

Aparece originalmente en: Destiny (1978)


Ver / oir en YouTube




lunes, 21 de diciembre de 2015

Video de la Semana: The Walkabouts - Good Luck Morning


Perteneciente a uno de los mejores discos de The Walkabouts y uno de los grandes del sello SubPop, firme candidato al podio de la década del noventa; Setting the Woods On Fire, del '94.





viernes, 18 de diciembre de 2015

Programa Especial nro. 42 en Fuera de la Nada



Hoy a las 22hs.
Podés escucharlo directamente haciendo click acá.





miércoles, 16 de diciembre de 2015

Bob Dylan - Oh Mercy


Una vez Robert Forster de los Go-Betweens dijo que Dylan necesita calzarse un traje especial para lograr un gran disco, imbuirse de un personaje, saber dónde está parado y de esa manera las canciones le fluyen de manera totalmente natural. Es así como en Blonde On Blonde es el poeta alucinado, en Highway 61… el motoquero de cuero negro y tachas, en Slow Train Coming el evangelista decidido y en The Freewhelin’… el soñador dispuesto a cambiar el mundo. ¿Y cuál sería el personaje de Oh Mercy entonces? Bueno, no está del todo claro, probablemente su reafirmación como escritor de canciones. Los que leímos su excelente Chronicles, Vol. 1 sabemos que le tiene mucho aprecio a este disco y los que conocemos su vasta discografía no ignoramos que venía de su peor racha; Knocked Out Loaded, el caótico Down In the Groove y, para muchos, el peor disco de su carrera, el en vivo con los Grateful Dead.

No es justo olvidar la tarea de Daniel Lanois, el productor de U2 que asume este rol con Dylan por primera vez, el tipo lo ayudó a enfocarse en el estudio, se atrevía a discutirle ideas e incluso canciones, lo desastabilizaba y es sabido que tuvieron no pocas discusiones fuertes. El resultado fue una colección de canciones asombrosa. Este es el disco que tiene “Shooting Star”, encargada de cerrar la placa y una de sus baladas lacrimógenas más convincentes. En “Most of the Time” consigue una enorme plegaria de desamor, de esas que sólo Dylan puede lograr cuando está en su elemento y justo antes arremeter con “Man In the Long Black Coat” en donde está otra vez en el papel de cronista de su época, esta vez más afianzado, menos sentencioso, dogmático y por ende, menos maniqueísta. Acá si que se nota la mano de Lanois en la generación de climas, ruidos de fondo y excentricidades que realmenta aportan y realzan las canciones. En los temas rápidos y rockeros se puede decir que encuentra lo que haría en sus últimos cinco o seis discos de estudio a la fecha; encuentra un groove enorme y se encierra con su banda de turno a disfrutar de lo obtenido. Por supuesto que es Dylan y eso siempre significa un buen puñado de frases inmortales.

Una anécdota que pinta a Dylan de pies a cabeza es haber dejado afuera uno de sus más grandes canciones por no estar conforme con la producción, es “Series of Dreams” que recién vería la luz en la caja triple The Bootleg Series, Vols. 1-3. Algo parecido a lo que había pasado con el enorme “Blind Willie McTell” en Infidels. Al fin y al cabo es Dylan y puede permitirse esos caprichos.




Escuchar entero en YouTube o en Spotify




Chequear también:

Bob Dylan - Empire Burlesque
Daniel Lanois - Shine
T-Bone Burnett - The Criminal Under My Own Hat

martes, 8 de diciembre de 2015

The Kinks - Big Sky


Los tres acordes de siempre combinados exquisitamente, en otra demostración de genio a cargo de Ray Davies. esta vez atacando abiertamente a la religión y ese gran cielo que sólo ve cuando le conviene.

Sabés que en un momento va a venir el middle eight y que ahí va a sacar un as de la manga y por supuesto que no se hace esperar, en la parte que dice eso de "algún día vamos a ser libres, no nos va a importar, solamente esperá y vas a ver", ahí en tercera persona incluyendo engañosamente al oyente.

La forma en que esta arreglada la batería (capo total Mick Avory), los arpegios de Dave Davies, el uso de los bronces... todo es perfecto en una de las grandes canciones semi-olvidadas de la década.







Video promocional del tema en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Al principio le presentaron al sello una versión más corta del LP que incluía "Days" y tenía una lista de temas ligeramente alterada (con respecto a la que terminó saliendo). Pero "Big Sky" estaba en las dos, por obvias razones. Extrañamente no fue cortado como single, probablemente por la letra.
The Kinks Are the Village Green Preservation Society (1968)





viernes, 4 de diciembre de 2015

The Kinks - Face to Face


Según cuentan cuando Ray Davies vió la tapa se quería matar. Era el año ’66 e Inglaterra estaba lista para explotar en miles de colores pero nuestro héroe, como casi siempre, no quería saber nada. Nunca fue un psicodélico, detestaba a los hippies y el flower-power no le interesaba en lo más mínimo. Veía como su banda se esforzaba por alcanzar aquel éxito inicial, cosa que nunca volvería a suceder, estaba casado, ocupado de su familia y la vida de rock star que sí llevaba su hermano menor Dave le parecía una ridiculez. ¿Qué hizo entonces? Se encerró en su caparazón a componer las mejores canciones de su vida. Introspección total.

En Face to Face hay cuatro canciones fundamentales dentro del inmenso catálogo de uno de los compositores más grandes que dio el siglo veinte. En “Rosie Won’t You Please Come Home” le canta a la hermana que se había ido a Australia con un nivel de melancolía inédito hasta ese entonces en la música popular, probablemente sin querer estaba pintando un retrato generacional de “la otra gente”, la que quedaba afuera del technicolor y la fantasía de la burbuja de fines de los sesenta, la gente común, la que sí trabajaba y tenía un horario. Visto desde cierto ángulo Ray Davies puede ser visto como el primer reaccionario de la historia de la música pop, un conservador que se aferraba a un mundo que ya no existía o que al menos estaba cambiando. En “Too Much On My Mind” se queja, no soporta la presión, el título lo dice todo e incluso se resigna; “hay demasiado en mi mente y no hay nada que pueda hacer al respecto”. “Rainy Day June” es más inglesa que el té de las cinco de la tarde, lo que había empezado con “Dedicated Follower of Fashion” y “A Well Respected Man” se termina de delinear en este disco y sobre todo en esta canción, son esas viñetas microscópicas, observaciones de alguien que evidentemente ponía atención al detalle y sabía contarlo con gracía… y melodía, por supuesto. “Sunny Afternoon” es la primer canción enorme del que podría llamarse “segundo período” en la evolución de Ray Davies. Miraba la vida de la clase media venida abajo y sus miserias, exactamente lo que en esa época nadie quería ver, la letra es un verdadero cuadro, una pintura de época, sobre esa gente que “cuenta historias de borracheras y crueldades”.

Face to Face es el primer gran disco de los Kinks, los tres primeros tenían un buen puñado de rellenos y acá también hay algunos, pero el nivel de musicalidad o las letras (a veces las dos cosas) hacen que sea un disco que fluye de principio a fin sin problemas. Es fundamental conseguir la reedición en CD del ’98, que tiene los singles de la época y las caras B. con joyas indispensables como “I’m Not Like Everybody Else”, “Dead End Street” y “This Is Where I Belong”. Por último una pregunta; ¿Qué pasaba si esos temas los metía en el disco en lugar de otros temas menores?




Escuchar entero en YouTube o Spotify.




Chequear también:
The Kinks - The Kinks Are the Village Green Preservation Society
Mott the Hoople - Brain Capers
Blur - Modern Life Is Rubbish

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Video de la Semana: Bill Ryder-Jones - Two to Birkenhead


El ex-The Coral acaba de sacar uno de los discos del año, el tercero en menos de un lustro y el primero de canciones, se llama West Kirby County Primary.






domingo, 29 de noviembre de 2015

Disco del Mes: The Temptations - Cloud Nine


The Temptations
Cloud Nine
1969









Gordy, Gordy










viernes, 27 de noviembre de 2015

The Decemberist - Her Majesty the Decemberist


Los Decemberists son de Athens, Georgia, en el sur de Estados Unidos, el lugar que vió nacer a R.E.M. y a B-52’s, una ciudad chica, universitaria y con fama de tener una movida cultural agitada. Ellos son de esas bandas literarias, conceptuales, de esas que muchos aman odiar y varios adoran endiosar, a la manera de Belle & Sebastian, Neutral Milk Hotel y tantos otros. Serían casi el ejemplo perfecto de lo que algunos llaman indie, una etiqueta tan espantosa como carente de significado, pero a diferencia de un millar de grupos que pueden entrar en esa definición, los Decemberists no son irritantes y se la bancan, tanto musicalmente como desde el costado conceptual.

Her Majesty de Decemberist es el segundo LP de los Decemberists, del ‘03, el continuador natural del muy decente Castaways and Cutouts y acá la mano viene por el lado de una historia de piratas, fantasmas, muertos, más fantasmas… un vistazo o escucha atenta a las letras revela que Colin Meloy, el compositor de la banda, es un personaje a tener en cuenta, lector acérrimo, comiquero, niño eterno, entrañable por donde se lo mire, con esa voz quejosa y nasal a medio camino entre Dylan y Gordon Gano de Violent Femmes, esta última una banda que claramente es punto de referencia. Por la manera de armar las canciones, por los arreglos, acá todo es más que nada acústico, los Decemberists jamás roquean ni les interesa, pero sí que alcanzan picos de intensidad emocional, algo totalmente indispensable en este tipo de música y disco.

La tapa alternativa
También se nota que se pasaron la vida leyendo, viendo películas y sobre todo escuchando música, las referencias aparecen esparcidas a diestra y siniestra y por suerte no están puestas en el modo “mirá todo lo que sé y tengo encima” sino más bien lo contrario; esta es lo que nos alimentó y esto es lo que hacemos con todo ese cúmulo de influencias. Como debería ser siempre, vamos.

Inmediatamente después de este disco, que despertó no pocas simpatías y mimos varios, vendría el super ambicioso Picaresque, un disco doble conceptual, una ópera rock con todas las de la ley. Otra historia que dejamos para la próxima.





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Noah and the Whale - The First Days of Spring
The Decemberist - The King Is Dead
Kevin Tihista - Red Terror

domingo, 22 de noviembre de 2015

5 Canciones 5: Roy Loney, Paula Maffía, Fraction, Burning Spear y Los Twist


Driving Wheel
Roy Loney
Puntos por valiente para el ex-cantante de la primer etapa de los gloriosos Flamin' Groovies por sacar un disco como este en... 1983! No le debe haber vendido un disco ni a sus familiares en plena fiebre de los New Romantics y los raros peinados nuevos. Acá se manda una versión de T-Bone Burnett pero totalmente llevada a su estilo, rápido, canchero, para bailar, fiestero. Rock 'n' roll de los cincuenta bien entendido y hasta "modernizado" si se quiere.

Aparece originalmente en: Fast & Loose (1983)

Ver / oir en Spotify


Por qué ruge la leona
Paula Maffía Orgía
Encargada de las composiciones en sus dos bandas anteriores (Las Taradas y Cosa Mostra) Paula acaba de sacar su primer LP como solista y es muy bueno. Con una voz que se separa -por suerte- de lo que se suele escuchar en las solistas femeninas argentinas y unos temas a prueba de balas, en esta canción demuestra que lo suyo va muy en serio. Canta bien, arregla con originalidad y escribe con personalidad, si la escuchan los Calexico se la llevan de gira.

Aparece originalmente en: Ojos que ladran (2015)


Ver / oir en Bandcamp


Eye of the Hurricane
Moon Blood
Clásico de banda que intenta imitar un sonido y no pueden terminar de ocultar su verdadera personalidad. En el caso de Fraction serían una especie de The Doors + early Black Sabbath pero cristianos y con un cantante completamente enloquecido, gritón y bestial, grabado precariamente e ignorado completamente al momento de su aparición. Hoy en día un disco muy buscado por los coleccionistas de este género, supuestamente un original anda alrededor de los 2000 billetes verdes.

Aparece originalmente en: Fraction (1971)


Ver / oir en YouTube


People Get Ready
Burning Spear
No confundir con el tema del mismo nombre de Curtis Mayfield, esta joya bien roots aparece en el disco que viene inmediatamente después del histórico Marcus Garvey. Para Man In the Hills afloja bastante el nivel de panfletarismo político y se centra más bien en recuerdos de su infancia en Saint Ann Parish, al norte de Jamaica. Para la época de este disco, Winston Rodney (más conocido como Burning Spear) era casi una estrella mundial, ayudado por supuesto por el super estrellato alcanzado por Marley.

Aparece originalmente en: Man In the Hills (1976)


Ver / oir en YouTube


Balada de Tony y Douglas
Los Twist
Esta bizarreada se encargaba de abrir el tercer LP de estudio de Los Twist. Música surf, The Shadows, humor absurdo... un cóctel que en un país de mierda como este nunca iba a tener aprobación de la supuesta elite rockera. Pero La máquina del tiempo es una demostración de la personalidad y la apertura musical de Pipo Cipolatti mucha antes de que se conviertiera... bueno... en lo que todos sabemos que se convirtió.

Aparece originalmente en: La máquina del tiempo (1985)


Ver / oir en YouTube




miércoles, 18 de noviembre de 2015

lunes, 16 de noviembre de 2015

Felt - The Strange Idols Pattern and Other Short Stories


Unas guitarras con arpegios rápidos, un poco a la manera del primer R.E.M., el bajo bien al frente, la batería rápida pero sin urgencias, entra la voz, un crooner, un barítono no del todo firme pero con onda, mucha onda, de esas voces bien británicas herederas de Bowie, la melodía es sencilla, sin estridencias, más bien monocorde y estable pero con gancho, con una pizca de pop infalible. Así empieza The Strange Idols Pattern and Other Short Stories, el tercer LP de estudio de Felt.

Una de las bandas de culto más queridas de la década del ochenta, se dieron el lujo de sacar diez discos en diez años, un logro que hoy en día sería imposible (además de innecesario) incluso para la banda más exitosa. Liderados por Lawrence Hayward, un tipo rarísimo pero extremadamente carismático, se quitó el apellido para no tener nada que ver con el de los Moody Blues en un acto de punkitud y rebeldía post-adolescente, para pasar a ser conocido de ahora en más simplemente como Lawrence. Acá todavía había cierto aire democrático en la banda, ya en el segundo tema “Sempiternal Darkness”, un instrumental con con resonancias de folclore medieval europeo, deja que el guitarrista de aquel entonces, Maurice Deebank, muestre lo que había aprendido en sus clases de guitarra. Además de este hay dos instrumentales más que le aportan variedad y sirven para disimular que en realidad no había tantas ideas como para llenar un álbum entero, pero claro; esto último depende de hasta qué punto te gusta o interesa este tipo de sonido. El mejor es sin dudas el encargado de cerrar la placa, una suerte de clásico menor dentro de la frondosa discografía de Felt, es “Crucifix Heaven”, un Ennio Morricone en plena plaza de toros, otro ejercicio de guitarra pero que esta vez funciona a la perfección.
Este el disco que tiene “Sunlight Bathed the Golden Glow”, probablemente uno de los temas más conocidos de Lawrence y emblema de la mítica Clase 86, la camada de grupos con las que se los asoció y que todavía sirve hoy en día para poder ubicar a una banda difícil de clasificar. “Dismantled King Is off the Throne” otro que demuestra el nivel de excentricidad de Lawrence para los textos y los títulos largos, “Crystal Ball” o “Spanish House”… son todas grandes canciones dentro de un disco con un nivel muy parejo.

Lawrence no alcanzó su tan ansiado éxito y nunca salió del rincón de “aspirantes al supuesto cetro del pop inglés”, ni siquiera con Denim ni con Go-Kart Mozart, su última encarnación, pero se ganó un lugar en los corazones de los que conseguimos música más allá de lo que te imponen a la fuerza.





Escuchalo en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
Felt - Forever Breathes the Lonely Word
Denim - Back In Denim

Go-Kart Mozart - On the Hot Dog Streets

viernes, 13 de noviembre de 2015

Programa Especial nro. 41 en Fuera de la Nada



Hoy a las 22hs.
Podés escucharlo directamente haciendo click acá.





miércoles, 11 de noviembre de 2015

Video de la Semana: New Order - Waiting for the Sirens' Call


El tema que daba título a un disco infravalorado, Waiting for the Sirens' Call del '05, quizás porque venía después de uno histórico, el magnífico Get Ready.






lunes, 9 de noviembre de 2015

New Order - Technique


Hay discos que son consecuencia directa de una época, los tiempos cambian y las drogas cambian a la par. De la misma manera que Sgt. Pepper y Pet Sounds tienen que ver (o están hechos bajo la influencia) con el LSD o The Clash y Nevermind the Bollocks se relacionan con las anfetaminas, Technique, el quinto disco de estudio de New Order, coincide con el estallido del éxtasis y la cultura de los clubs que estaban apareciendo por todos lados. De hecho se grabó en Ibiza, con todo el acid house encima, incorporándolo sabiamente, sin perder la esencia de la banda, la parte melancólica, el costado flemático inglés… enfiestadísimos sí, pero sin olvidar la depresión eterna de los días chotos en Manchester.

En “Fine Time” tenés que salir a la pista, a moverte, es raro… esto no suena viejo, cuando la mayoría de la música de raigambre electrónica tiene la fecha de vencimiento al dorso, esto suena inmortal, totalmente imperecedero, estos tipos la tenían clara, sabían con lo que lidiaban y, si iban a incorporar nuevos elementos, no iban a dejar que la sal le quite el gusto al resto. Ya el segundo tema es un poco más convencional, “All the Way”, un hitazo, podría haber estado en Low-life o en cualquiera de los discos anteriores. En seguida arremeten con “Love Less” y cualquier disco que empiece con una trilogía semejante tiene todas las de ganar, de entrada. Y eso fue lo que pasó, Technique fue el primer disco verdaderamente exitoso de New Order, con este se cansaron de vender y trascendieron el guetto de “banda de rock” de culto para pasar a sonar por todos lados. Más merecido imposible. “Round & Round” suena a Europa, suena a fiesta, a sudor de pista de baile, este tipo de producción / sonido fue imitado hasta el hartazgo pero claro; pocos venían con un estribillo como el que aparece al minuto y fracción. Las líneas de bajo patentadas de Peter Hook recién aparecen en “Guilty Partner”, un temazo por donde se lo mire, con solo de guitarra ibérico incluído.

Si no te la cuentan es medio difícil de creer que estos son los tipos que hicieron los dos discos de Joy Division y que hacía unos pocos años estaban llorando la muerte de Ian Curtis y renaciendo de las cenizas de manera casi milagrosa, con el indispensable cambio de nombre (a pesar de que Movement no se aparta tanto de Closer). Puede que Technique no sea el mejor disco de New Order pero sin dudas es el que más se adapta a una época y, probablemente el más inteligente desde el punto de vista histórico. Sigue sonando con la misma vigencia que hace casi treinta años.




Escuchar en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
New Order - Substance
Depeche Mode - Music for the Masses
The Charlatans [UK] - Some Friendly




martes, 3 de noviembre de 2015

The Stranglers - La Folie


Que temazo. Pero... QUE TEMAZO. Los Stranglers tienen un buen puñado de estos temas que no se parecen absolutamente a nada, que no se sabe de donde cuernos salen. "Strange Little Girls", el super drogón "Golden Brown", pero este es mi favorito por afano.

Ni me acuerdo como lo conocí, creo que en un VHS que traía los videos de los singles. El video ayudó a que "entrara", claro que sí.

No se francés, no se lo que dice la letra, sé que "la folie" es "la locura" y con eso me alcanza y sobra para imaginarme en mi cabeza lo que me quiero imaginar cada vez que lo escucho. La magia de la música... que le dicen.









Video promocional del tema en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Para mi gusto el mejor LP de la etapa clásica de los Stranglers, el sexto, sin duda alguna, de la época "moderna" me quedo con Giants, el último de estudio hasta la fecha, del 2012.
La Folie (1981)





lunes, 2 de noviembre de 2015

Video de la Semana: My Morning Jacket - Compound Fracture


Del disco nuevo de My Morning Jacket, se llama The Waterfall.






martes, 27 de octubre de 2015

Disco del Mes: Los Super Seven - Canto


Los Super Seven
Canto
2001









Columbia / Legacy










domingo, 25 de octubre de 2015

Howe Gelb - Little Sandbox


Estos son los ocho discos incluídos en Little Sand Box:

- Dreaded Brown Recluse
- Hisser
- Confluence
- The Listener
- Sno’ Angel Like You
- Sno’ Angel Winging It
- Alegrías
- Some Piano


De Howe Gelb ya hemos hablado varias veces, en realidad de la banda que lidera hace unos treinta años, Giant Sand, así que no nos vamos a detener en introducciones. El primer LP de Giant Sand, Valley of Rain, es del ’85, acaban de sacar un disco nuevo y en el medio hay unos treinta discos de estudio. Estos que aparecen en la caja son de su carrera como solista, en paralelo, de manera que es muy probable que Gelb sea el tipo más prolífico de los últimos treinta años, simplemente no para, nunca se detiene.

Little Sand Box es además un ejemplo perfecto de cómo se debe editar un box set, los discos tienen unas ediciones muy cuidadas a nivel diseño, la cajita que los contiene es hermosa y el libro que trae, con anotaciones individuales de cada una de las canciones a cargo del autor, es el sueño del melómano que quiere conocer los detalles y curiosidades que están detrás de la música. Y hablando de música… ¿hay alguna diferencia entre estos discos como solista y Giant Sand? No mucho en realidad, de hecho varios simplemente salieron con su nombre en la tapa porque la compañía de turno no quería “saturar” el mercado con dos o tres discos por año. Él los terminaba editando por su cuenta, haciendo tiradas chicas y vendiéndolos en los shows. Por eso esta caja es una bendición. Salvo dos o tres de los que se incluyen eran prácticamente imposibles de conseguir hoy en día. La música en sí es admirable, hay baladas de piano, cosas disonantes al estilo Tom Waits, canciones semi-recitadas tipo Lou Reed, canciones medio gitanas grabadas en España con guitarristas flamencos (el disco Alegrías, del ’99, impresionante) pero todo, absolutamente todo tiene la impronta de Howe Gelb, un tipo con una personalidad arrasadora.

La mayoría de las cajas que conocemos traen entre tres y cinco discos, esta tiene ocho y en épocas como la actual uno no puede evitar preguntarse qué sentido tiene todo esto. Claramente a Gelb le importa muy poco la manera en que hoy se consume (o destruye) la música y va solo, en la suya. ¿Quién puede cuestionárselo?




Escuchar en Spotify o YouTube.




Chequear también:
Giant Sand - Long Stem Rant
Howe Gelb - The Coincidentalist
Ry Cooder y Manuel Galbán - Mambo Sinuendo

lunes, 19 de octubre de 2015

The Comsat Angels - My Mind's Eye


Para la época en que salió My Mind’s Eye nadie daba un peso por los Comsat Angels, habían sacado tres disco brillantes, los tres primeros, que habían sido éxito de crítica pero no tanto de ventas, nunca fue -ni será- una banda masiva. A principios de los noventa venían peleando con las compañías discográficas, sacando discos que no terminaban de cerrar del todo e incluso uno bajo un seudónimo, Fire On the Moon, como Dream Command, en el ’90.

Cuando aparecen con este disco bajo el brazo sorprendieron a propios y extraños, ya tenían más de diez años de carrera y estaban a la altura de las mejores bandas nuevas de aquel entonces. Es el disco favorito de Steve Fellows, el cantante y algo así como líder de la banda y su elección es entendible. Una banda que sabe acomodarse a los tiempos, que sabe cambiar a tiempo sin perder ni un poco de la identidad que ya tenían completamente definida en Waiting for a Miracle, aquel primer disco perfecto, a la altura de cualquier banda post-punk.

Empieza con “Driving” y es toda una sorpresa, tanto a nivel sonoro, compositivo y lírico, la banda pisa fuerta, la base rítmica avanza con decisión, es poderoso y sutil a la vez y cuando entra la voz de Fellows inmediatamente te das cuenta de que estás escuchando The Comsat Angels. El disco está plagado de puntos altos, “Shiva Descending”, el tema que da título, y la balada lenta y elegante que cierra el LP, “And All the Stars”. El sonido tiene que ver con bandas como Ride o Catherine Wheel, pero las guitarras no están puestas tan en primer plano como en esas bandas, están más bien usadas para colorear y generar climas, no hay un elemento que no esté puesto al servicio de las canciones, el disco está bien grabado y producido y se nota que tomaron un buen puñado de decisiones acertadas en lo que a esto último se refiere.

Casi está de más decir que, a pesar del éxito de críticas casi unánime, los Comsat Angels no dejaron de lado la etiqueta de “banda de culto”, es muy probable que ni siquiera se lo hayan propuesto. Pero a nivel artístico, My Mind’s Eye, fue un golazo de media cancha.




Escuchalo en Spotify o en YouTube.




Chequear también:
The Comsat Angels - Sleep No More
Chameleons UK - What Does Anything Mean? Basically
The Names - Swimming

sábado, 17 de octubre de 2015

Video de la Semana: Serpent Power - Lucifer's Dream Box



Flamante disco homónimo de Serpent Power, un The Coral y un Zutons. Temazo y el video no está nada mal. Atención a lo que pasa en el tema a partir del momento en que parece que termina. Parece...






martes, 13 de octubre de 2015

Elvis Presley - Elvis Recorded Live on Stage in Memphis


Hay una anéctoda que contó una vez Tom Jones, uno de los pocos que tenía acceso a la burbuja en la que estaba encerrado Elvis en la década del setenta. Estaban los dos conversando animadamente en la suite dantesca en la que vivía el super astro, en la época en que tocaba todos los días en el International Hotel de Las Vegas. Al parecer El Rey estaba de buen humor y andaba con ganas de encarar proyectos nuevos y arriesgados, según Jones en un momento, un Elvis con los ojos vidriosos le espetó un “tendríamos que armar una banda Tom, vos y yo y de banda de acompañamiento tendríamos que tener a los Beatles y a los Rolling Stones… ¿te imaginás lo que sería?”. A ese punto de alienación había llegado, por increíble que parezca.

En los setenta el abuso perpetrado por la RCA y el Coronel Parker a su gallina de los huevos de oro se había incrementado todavía más, si es que eso era posible, estaban sacando por lo menos un disco de estudio y otro en vivo por año. Todos con tapas horripilantes (lo que habla de lo poco que se involucraba Elvis, al menos en ese apartado) y unos cuantos con material sacado del fondo del interminable barril de grabaciones. A medida que pasaban los años era cada vez más difícil arrastrarlo al estudio y, cuando eso sucedía, muchas veces las sesiones no llegaban a nada.

Elvis Recorded Live on Stage in Memphis fué uno de esos tantos discos en vivo, con algunas particularidades, claro. Fue grabado en Marzo del ’74 en un auditorio de Memphis, fue el quinto disco en vivo en menos de… ¡cinco años!. Pero este disco valía la pena, a diferencia de otros con más o menos las mismas características. Acá claramente está gozando de estar arriba de un escenario, algo que esporádicamente sucedía y, en esos casos, no había quien le quitara el trono. Se permite hacer chistes entre los temas (malísimos) y hasta se la juega con un poco de góspel en el conmovedor “How Great Thou Are”, “Help Me” y “Why Me Lord”. Según la leyenda estaba muy afectado por el fracaso de su matrimonio y esta era la manera que encontraba para exorcizar sus demonios. Se nota, y mucho.

Los rockanrolles clásicos, que por supuesto no podían faltar, están tocados a toda velocidad, desquiciadamente, pero la banda era tan buena que en ningún momento descarrilan, algo que parece que va a pasar en cualquier momento. Ahí están “I Got a Woman” de Ray Charles y “See See Rider”. A modo de guinda está la acojonante interpretación de “An American Trilogy”, original del gran Mickey Newbury. Otro capítulo de la tragicomedia de la recta final de la vida de Elvis Presley. Uno que no podés dejar de leer.





Escuchar el disco en YouTube o en Spotify.





Chequear también:

Elvis Presley - As Recorded Live o the Madison Square Garden
Elvis Presley - Today
Elvis Presley - Aloha from Hawaii Via Satellite

sábado, 10 de octubre de 2015

5 Canciones 5: Elvis (pt. 2)


You'll Think of Me

From Elvis In Memphis y Back In Memphis ("You'll Think of Me" también aparece en este último, además de como cara B de "Suspicious Minds") fueron el producto de las que para muchos fueron las sesiones mas insipiradas de Elvis, después de desperezarse y sacarse las telarañas que lo tenían haciendo películas de buen muchacho americano. Todo su bagaje musical confluye en estos discos inmensos para terminar formando una cosa totalmente propia, country, R&B, blues, gospel. Esto es Elvis en su estado más puro y afilado.

Aparece originalmente en: single 7" [cara A: "Suspicious Minds"] (1969)


Escuchar en Spotify.


Polk Salad Annie

Si no te dicen que es Elvis y te cuentan que este quedó afuera de L.A. Woman te lo podés llegar a creer, no tiene nada que envidiarle a las grandes bandas de rock rutero y grasiento. Temazo enorme de Tony Joe White, pero la versión del Elvis diabólico y atiborrado de estimulantes y carbohidratos de Las Vegas aplasta a la original. Empieza recitando, con esos yeites de guitarra del gran James Burton que son como estocadas al corazón. El mejor Elvis en vivo era este, sin dudas, después también se terminó aburriendo pero esa es otra historia.

Aparece originalmente en: single 7" [cara B: "C.C. Rider"] / Elvis On Stage [LP en vivo] (1973)

Ver / oir en YouTube.

Heart of Rome

Es sólo cuestión de mirar a las tapas de la década del setenta para darse cuanta las chanchadas que hizo RCA con Elvis, armando discos con material completamente discutible, aunque esto último también reflejaba la nube de pedos (y de nárcoticos) en la que estaba sumergido El Rey. Aún así en todos y cada uno de esos discos hay joyas y Love Letters... no es la excepción. Acá muestra que como cantante era imbatible, no sólo a nivel técnico sino interpretativo, calidez, afectación. Una clara muestra de porqué Elvis es el más grande. Y eso que este temazo está sepultado en un disco medio flojo.

Aparece originalmente en: Love Letters from Elvis (1971)

Ver / oir en YouTube.

Way Down

"Way Down" en todo sentido (sería "cuesta abajo"), su último single exitoso en vida, yendo a lo más bajo de su rango vocal y al tacho total en su vida, en lo personal. Confundido, mareado, lleno de drogas y sin darse cuenta que a esta altura ya era un drogadicto incurable y, a pesar de todo, su voz sonaba con una gravedad que conmovía, lo escuchás y es un tipo yendosé al abismo y cantando casi como pidiendo ayuda. También aparece en su último disco de estudio; Moody Blue, del '77. Del punk-rock ni se debe haber enterado.

Aparece originalmente en: single 7" [cara B: "Pledging My Love"] / Moody Blue [LP] (1977)

Ver / oir en YouTube.

Tomorrow Never Comes

Para muchos el último gran LP de estudio fué este, Elvis Country, el último en que se molestó en armar un concepto y no un mero rejunte de grabaciones. Acá homenajea la música country pero Elvis es demasiado grande para encorsetarse en un sólo género y el disco termina siendo una exhibición de todo lo que hacía bien cuando tenía ganas y motivaciones. El clásico de Ernest Tubb disparado hacia la estratósfera, convirtiendo al original en imposible de volver a escuchar. 

Aparece originalmente en: Elvis Country (I'm 10,000 Years Old) (1971)

Ver / oir en YouTube.

viernes, 9 de octubre de 2015

Programa Especial nro. 39 en Fuera de la Nada



Hoy a las 22hs.
Podés escucharlo directamente haciendo click acá.





miércoles, 7 de octubre de 2015

lunes, 5 de octubre de 2015

The Church - Almost with You


Conocí a The Church en una de las tantas bandas por las que uno pasa que no duran más que cuatro o cinco ensayos. Era un DVD que traía todos los videos promocionales de la primera época de los australianos, hasta Priest = Aura, calculo, no me acuerdo.

Tenía "The Unguarded Moment", "Under the Milky Way" (el hit de FMs por el que muchos los conocen) y cuando llegó este tema ya estaba totalmente convencido. Gancho, guitarras Rickenbaker de doce cuerdas, The Byrds, estribillo impresionante, voz con muchísima onda y de repente llega el solo de guitarra... ESE solo de guitarra que es una pequeña clase de administración de recursos y buen gusto.

Me llevo diez años hacerme de la discografía de la banda, son muchos discos y lo mejor (para mi gusto) viene después de la considerada "etapa clásica" de la banda.




Video promocional del tema en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Aparece en el segundo LP de estudio de The Church, el que viene después del magnífico debut, Of Skins and Heart y antes de Seance. Un verdadero discazo por donde se lo mire... y oiga, claro está.
The Blurred Crusade (1982)





viernes, 2 de octubre de 2015

Video de la Semana: Samantha Crain - Killer



Del disco nuevo de Samantha Crain, Under Branch and Thorn and Tree.






martes, 29 de septiembre de 2015

Disco del Mes: Plan 9 - Keep Your Cool and Read the Rules


Plan 9
Keep Your Cool and Read the Rules
1985









Pink Dust






sábado, 26 de septiembre de 2015

5 Canciones 5: Elvis (pt. 1)


That's All Right

Acé empieza todo, no sabemos si es la primer canción de rock and roll -anda cerca- pero tampoco es lo que importa, es el primer single de Elvis Presley para el mítico sello Sun de Sam Phillips. Este era el año 1954, el mundo ya nunca iba a ser el mismo. El pibito de Tupelo tenía menos de veinte años y, si sólo esta, la etapa previa a su paso a RCA hubiese sido lo único grabado, igual le alcanzaba para quedar para siempre en la historia de la música popular del siglo XX.

Aparece originalmente en: single 7" [cara B: "Blue Moon of Kentucky"] (1954)


Ver / oir en YouTube.


A Big Hunk of Love

Rock and roll a lo bestia, el piano salta para todos lados, la batería acelera, la guitarra no para de tirar estocadas al mentón... esto es punk rock casi veinte años que los Sex Pistols y Ramones. Elvis grita como un condenado, se aferra al micrófono y se siente su garganta raspando al límite, se nota que en la sesión están gozando. Desgraciadamente nunca iba a volver a sonar con este nivel de salvajismo. A partir de su vuelta de Alemania ya nada sería lo mismo. Para bien y a para mal.

¡PLAY IT LOUD!

Aparece originalmente en: single 7" [cara B: "My Wish Came True"] (1959)

Ver / oir en YouTube.

The Girl Next Door

Según cuenta la leyenda en Alemania se dedicó a mejorar seriamente su técnica como cantante, de hecho de esta época viene la adaptación del aria "O Sole Mio" (Elvis la grabó como "It's Now Or Never". Para muchos Elvis Is Back! es el mejor LP de estudio que hizo Elvis Aaron Presley en su carrera y esta pequeña joya está recubierta de groove, grasa, mantequilla de maní y musicalidad. Ya se empiezan a vislumbrar las dotes operísticas de la voz, esas que después harían enchastres y genialidades, muchas veces incluso dentro de la misma canción.

Aparece originalmente en: Elvis Is Back! (1960)

Ver / oir en YouTube.

Guitar Man

El lugar común es repetir que las canciones para bandas sonoras son espantosas. Ni todas las películas son una mierda (las tres o cuatro primeras son buenísimas, sobre todo King Creole) ni todos esos temas eran rellenos baratos. Para la época de Clambake, una de las últimas que filmó ya se notaba que el sonido se estaba endureciendo y, sin darse cuenta, anticipando la "bajada a tierra" de las bandas psicodélicas de entonces; Doors, Grateful Dead, Beatles, Stones, etc. Elvis rockeando como el más grande y muy cerca del enorme From Elvis In Memphis, del año que se venía.

Aparece originalmente en: Clambake [soundtrack] (1967)

Ver / oir en YouTube.

If I Can Dream

Hacía años que El Rey no le ponía tanta pasión a la interpretación de una canción. Era el '68, el mundo se prendía fuego y el estaba en su burbuja pero se ve que algo percibía. Atención especial al minuto y medio aproximadamente, mete un cambio, hay una voz rasposa nunca antes oída y se manda sin escalas a la estratosfera, conmovedor hasta la médula. En el famoso 68' Comeback Special hay una escena que vale la pena ver, al borde de las lágrimas. 

Aparece originalmente en: single [cara B: "Edge of Reality"] (1968)

Ver / oir en YouTube.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Elvis Presley - His Hand In Mine


A la hora de hablar de Elvis es casi imposible pasar por alto la figura del Coronel Tom Parker, su manager, mano derecha, espada de Damocles, entregador de alma, segundo padre y un largo etcétera de títulos, posiciones y adjetivos. Es bastante famosa la anécdota de Parker apostado a la salida de los conciertos con su mesita de merchandising en donde estaban los pins que decían “I Love Elvis” al lado de los de “I Hate Elvis”, el tipo tenía para todos los gustos. Su nombre verdadero era Andreas Cornelis van Kuijk y era un inmigrante ilegal holandés, motivo por el cual Elvis jamás dio un concierto afuera de Estados Unidos, algo que podría haber acrecentado su fama y -probablemente- sus motivaciones en la segunda etapa de su carrera, cuando era un gordo aburrido, adicto a todo tipo de pastillas e inyecciones. A pesar de todo, su voz sonaba con una solvencia y aplomo que nunca antes había tenido.

Elvis ya había probado suerte con un EP enteramente de góspel, Peace In the Valley, en el ’57, cuando absolutamente todo lo que grababa era un éxito asegurado, de todas maneras un disco de esas características era una movida relativamente arriesgada. His Hand In Mine, su primer LP de una serie de tres discos dedicados por completo a la música religiosa, sale tres años después y acá es donde el Coronel Parker resurge. Al parecer el amor indiscutible (evidente en cada surco) de Elvis con esta música le venía como anillo al dedo al inescrupuloso manager, que intentaba por todos los medios de “lavar” la imagen del muchachito de Memphis, convertirlo en un ciudadano americano promedio y querible, potable, apto para todo público, cosa que haría vender más discos y así engrosar sus ya henchidas arcas y las de su protegido, aunque estas últimas le importasen considerablemente menos. Nada mejor para estos fines que un disco de música religiosa.

Es claro que Elvis adoraba esta música con pasión, la conocía, sabía sus trucos, la usaba como calentamiento antes de sus conciertos y la verdad es que a Elvis le podías tirar cualquier canción pedorra y la sacaba adelante con su onda, su carisma y su voz. Como siempre tiene a los mejores músicos disponibles acompañándolo, los Jordanieres se lucen en los coros, Scotty Moore no tienen tanto lugar para brillar como en los discos de Sun o los primeros para RCA pero igual se las arregla para meter sutilezas siempre que puede, Bob Moore al contrabajo hace lo que tiene que hacer y el gran D. J. Fontana comparte los parches con Buddy Harman.

Si te gusta Elvis es muy posible que los discos de góspel te interesen también, de lo contrario, si lo considerás un producto, un sorete, un títere o cualquiera de los adjetivos peyorativos que se han utilizado para denostarlo (varios muy entendibles, por cierto) no va a haber forma de que His Hand In Mine se convierta en disco de cabecera.





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Elvis Presley - How Great Thou Art
Johnny Cash - The Holy Land
Elvis Presley - He Touched Me

jueves, 17 de septiembre de 2015

Rod Stewart - Country Comfort


No se sí Rod todavía necesita que lo defiendan, yo me atrevo a decir que sí. Hizo diez mil cagadas para destrozar su credibilidad, discos horribles, millones de noticias extramusicales y podemos seguir con la lista. Pero su trabajo en los dos primeros del Jeff Beck Group, los cuatro discos con los Faces y sus cuatro primeros LP como solita lo exoneran de cualquier mierda que haya venido después. ¿Quién puede contar que estuvo en DIEZ discos imprescindibles? Inventó una cosa relativamente nueva; rock and roll con guitarras acústicas y en aquella primer mitad de los setenta era el tipo con más onda del mundo.

Lo conocí, como todo el mundo, a través de la radio y sus hits morcilla omnipresentes (que tampoco están tan mal). Acá agarra un tema de Elton John y lo hace propio, con los coros abajo de alguno de los Faces, probablemente Ronnie Lane. Una joya, una temazo por donde se lo mire.








Video de la versión original de estudio en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Todo el mundo tiende a elegir Every Picture Tells a Story como el mejor de aquellos legendarios cuatro primeros discos. Pero creo que cualquiera de esos está al mismo nivel; un nivel altísimo, que jamás volvió a alcanzar.
Gasoline Alley (1970)





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...