lunes, 26 de mayo de 2014

Disco del Mes: Mark Lanegan - The Winding Sheet



Mark Lanegan
The Winding Sheet
1990










Sub Pop






jueves, 22 de mayo de 2014

Programa Especial nro. 25 en Fuera de la Nada



Durante muchos años escuchar a los Bee Gees fue muy mal visto en el país en donde todavía se habla de Yes y Emerson, Lake & Palmer sin el menor atisbo de cuestionamiento. Habría que sopesar quienes envejecieron mejor.

Quizás el programa especial de mañana en Fuera de la Nada puede ayudar a responder esta pregunta.

Escuchalo en radiopura.com









martes, 20 de mayo de 2014

5 Canciones 5: Bee Gees


New York Mining Disaster 1941

Este fué el primer single internacional de los Bee Gees, después de que abandonaron Australia por Inglaterra, el primero con Colin Petersen en la batería y también el primero en ranquear a ambos lados del Atlántico. Es el sonido típico de la primer etapa en su esplendor; la voz quejumbrosa de Robin, los arreglos de orquesta recargados y melodramáticos y las armonías vocales patentadas de Barry y Maurice. Clásico por donde se lo mire. 

Aparece originalmente en: Single / Bee Gees 1st (1967)
And the Sun Will Shine

Otro de los singles exitosos de la primer etapa, "And the Sun Will Shine" aumentaba la apuesta a nivel drama y tensión. La melodía de voz que canta Robin es tan melancólica que puede llegar a ser insoportable para algunos. Paul Jones de Manfred Mann hizo una versión que también salió en single en donde Paul McCartney toca la batería (sin aparecer en los créditos). ¡Atención "bitlefans"!.

Aparece originalmente en: Horizontal (1967)
Down to Earth

Los Bee Gees se animan a ponerse un poco oscuros (un poquito nomás) con este temazo de la pluma de Robin, con clarísima influencia Beatle de la era Revolver, arranca en acorde menor y se va iluminando cuando aparece el estribillo, pegadizo, almibarado al máximo y barroco, bien fiel al estilo Bee Gees de la primer etapa. Original del tercer disco, en donde todavía le dejaban meter un temita al guitarrista Vince Meloney ("Such a Shame").

Aparece originalmente en: Idea (1968)
Lonely Days

Un tema de 2 Years On, un disco completamente infravalorado, compuesto por los tres hermanos. Fue un hit en su momento y al escucharlo es muy fácil descubrir que no podía fallar. Arranca lento y perezoso y el estribillo es un sing along clásico e irresistible. Tiene cierta similitud a nivel producción y sonido con algunos temas de Abbey Road, o los primeros discos solistas de los Beatles. Era la época ¿No?.

Aparece originalmente en: 2 Years On (1970)
South Dakota Morning

Life In a Tin Can es el último LP antes del cambio definitivo de sonido y de estética, antes de la era disco representada por el álbum que vino inmediatamente después, Mr. Natural. A esta altura los Bee Gees eran una especie de anacronismo, haciendo casi el mismo estilo de cinco años atrás y era un poco lógico que no pasara nada a nivel comercial. Pero con el paso del tiempo y sin saber esos datos, es un disco completamente disfrutable.

Aparece originalmente en: Life In a Tin Can (1973)

sábado, 17 de mayo de 2014

Eddie & the Hot Rods - Thriller


Probablemente el “problema” de Eddie & the Hot Rods fue que no tenían ningún argumento de venta extra-musical, de esos que hacen que los no se interesan por una banda por cuestiones estrictamente musicales, no les den pelota nunca. Pero eran una banda de rock ‘n’ roll sensacional, es escuchar la coda de “Power and the Glory”, el primer tema de Thriller, el tercer LP de estudio, para entender todo. Coritos beatle, mucha fuerza y las guitarras trenzándose al borde del descarrilamiento total.

Tuvieron un hit de la mano de un verdadero temazo, “Do Anything You Wanna Do”, en pleno ’77, en la cresta de la ola del punk rock, una de esas canciones-manifiesto que no pueden fallar, tocaron con los Pistols antes de que estos últimos la pegaran y giraron por Estados Unidos con los Talking Heads y los Ramones.

Thriller es una ametralladora de hits que nunca fueron, es escucharlo y comprobar una vez más que en la historia de la música popular está llena de injusticias, esto es mejor que muchas bandas que hacen un rock de guitarras parecido, en el mismo estilo, un “tapado” de esos que merecían más. Además tienen en Barry Masters uno de esos cantantes ultra carismáticos, un Jagger anfetamínico, con mucha, pero mucha onda. Los solos nunca son masturbatorios y sin embargo la rompen, hay que escuchar el trabajo de guitarras de “Circles”, otro tema enorme, para darse cuenta de las posibilidades de las seis cuerdas a la hora de condimentar una canción. “He Does It with Mirrors” es el tema tóxico infaltable, medio new wave pero con muchísima energía, tiene una onda Nick Lowe de la etapa de Jesus of Cool, incluye un final lleno de efectos que, bueno… podría no haber estado. En lo que respecta a ganchos pop, los Hot Rods los conocen a todos, estribillos de esos que se te adhieren a la memoria para siempre, estrofas pegadizas, cortes en los lugares adecuados, claramente los tipos conocían el oficio, “Strangers”, “Echoes” o “Media Messiahs” son ejemplos claros de rock poderoso, punkie, hasta bailable.

En “Out to Lunch” muestran las raíces pub-roqueras de la banda, de hecho el guitarrista Graeme Douglas venía de los Kursaal Flyers, rock de tres acordes, pianitos saltarines, palo y a la bolsa, como debe ser, con un poquito más de agresión que el típico tema promedio de pub rock. Incluye contundentes solos de guitarra al final, a modo de yapa. Casi al final está “Take It or Leave It”, que es otra bomba power-pop de tres minutos, firme candidato a tema del disco.

Para los fanáticos del género, los dos primeros discos de Eddie & the Hot Rods son los que hay que tener sí o sí, esos son los clásicos en teoría, pero el paso del tiempo ha tratado un poco mejor a Thriller y tampoco hay que dejar de lado el cuarto y último, Fish ‘n’ Chips, que en un momento aparecía mucho en las bateas de ofertas. Más injusticias y van…




Chequear también:
Eddie & the Hot Rods - Life On the Line
Ducks Deluxe - All Too Much
Tyla Gang - Yachtless

miércoles, 14 de mayo de 2014

Video de la Semana: Champs - Savannah



Del flamante disco debut de Champs, se llama Down Like Gold.



domingo, 11 de mayo de 2014

Sombrero - ídem


El día que el mundo sea un lugar más justo, el disco debut homónimo de Sombrero será considerado el equivalente argentino a Sweetheart of the Rodeo de los Byrds o Wee Tam and the Big Huge de Incredible String Band en Inglaterra, o cualquiera de los cinco primeros LPs de Os Mutantes en Brasil. Es una fusión perfecta entre rock y música que tiene miles de años de historia. En realidad esto se intentó varias veces, de la mano de MPA (con el Chango Farías Gomez), Huerque Mapu y una millonada de grupos menos conocidos. Pero… ¿con onda? ¿con actitud rock? Probablemente sea la primera vez que algo así funciona realmente.

Algo que puede ser la diferencia básica entre los intentos fallidos y lo que hacen los Sombrero es que los últimos tienen sentido del humor, la intro, de la mano de “El rápido” o el recitado de los “bandidos que ya pagaron su precio a la sociedad” en un acento de película mal doblada… es imposibe escucharlo y no reírse aunque sea un poco. Si fue intencional felicitaciones y si termina siendo así por accidente… pulgares arriba por corajudos.

Varios de los temas son golazos de mitad de cancha; “Procesión a Llullaillaco” es simplemente impresionante, un Brian Eno del altiplano que es oír para creer, esto no se hizo nunca y si se hizo… ¿a quién le importa si está tan bien logrado? “El calor de Purmamarca” transmite con música el agobio inmediato que sugiere su título, te ves automáticamente en medio del desierto, rogando por un vaso de agua y una polvareda a lo lejos que signifique la salvación. Si Morricone hubiera nacido (o escrito música) en los Valles Calchaquíes, probablemente hubiese aparecido con algo similar a “Matrero”, una de las joyas indiscutidas del disco y algo bastante parecido pasa con “La insolación”, uno de los temas más oscuros y psicodélicos del disco, que en ningún momento deja de formar parte del conjunto, al contrario, se mezcla hábilmente y termina encajando perfecto.
También tiene el cover “bien pensado”, en este caso de la mano de “It Girl” de Brian Jonestown Massacre, original de Thanks God for Mental Illness, completamente irreconocible, la banda se apropia de la canción y si alguien no te tira el chimento no te enterás que no era una tema de Sombrero, de ninguna manera.

Esta es la música de nuestros tiempos, música que debería hacernos sentir orgullosos y repensar algunos sloganes cansados que de tan repetidos terminan hartando, música que toma “prestado” de los lugares adecuados para desembocar en un asunto completamente propio y audaz. Un gran disco. ¡Chapeau!




Chequear también:
Lee Hazlewood - The Very Special World of Lee Hazlewood
Caléxico - Hot Rails
Ennio Morricone - A Fistful of Dollars



jueves, 8 de mayo de 2014

The Soundtrack of Our Lives - Fly



Conocí esta canción -preciosa, sutil, frágil- de la mano de Los Excéntricos Tenembaum, el peliculón de Wes Anderson que hizo que varios nos desasnáramos en un par de cuestiones musicales (Drake, Nico, early Stones, etc.) y de ahi directo a la discografía del malogrado cantautor inglés.

Pero esta es la forma en que se hace una versión, los suecos The Soundtrack of Our Lives, una de las mejores bandas de los últimos diez años, se apropian descaradamente de la canción y hacen un pequeño milagro con ella.

Arranca relativamente parecida a la original pero va tomando vuelo, metiendo cambios, un poco como la mayoría de las grandes canciones del grupo, cuando llega el clímax ya estás con los piés a veinte metros del suelo. Enorme versión. Música para levitar.








Encontrala originalmente en:
¿Discos dobles en el segundo milenio? Si, claro que si, los TSOOL parecen empeñados en negar la realidad, una característica casi esencial en una banda de rock. De los seis discos de estudio de la banda, cuatro son dobles. Este es el anteúltimo antes de la -aparente- disolución.
Communion  (2009)





domingo, 4 de mayo de 2014

The Church - Magician Among the Spirits


Los australianos The Church podrían ostentar el dudoso título de banda más infravalorada de todos los tiempos. ¿Por qué? Muy simple; tienen muchísimos discos, todos son como mínimo interestantes, han probado prácticamente de todo, han atravesado turbulencias de todo tipo y, sin embargo, eso no parece haber afectado el flanco creativo, el nivel musical.

Para la época de Magician Among the Spirits, a mediados de los noventa, de la banda que acarició el éxito de la mano de Starfish y “Under the Milky Way”, quedaban sólo el cantante y bajista Steve Kilbey y el guitarrista Marty Willson-Piper, uno de los grandes héroes anónimos de las seis cuerdas. De hecho el otro guitarrista de la formación clásica, Peter Koppes, aparece solo en calidad de guitarrista invitado. Ligeramente basado en un libro sobre espiritismo escrito por el mago escapista Harry Houdini, Magician… es, probablemente, el disco más aventurero desde lo estrictamente musical de The Church.

Psicodélico y nárcotico como pocos, no había discos así en su época, nada con que compararlo, ni antes ni después. No es un estilo tomado directamente de otros, los Church son hábiles alquimistas a las hora de licuar influencias sin que se note directamente, logrando un sonido tan extraño como propio. Escuchen sino “It Could Be Anyone” que bien podría ser la banda sonora de una escena en un fumadero de opio en Katmandú y más o menos lo mismo sucede con “Romany Caravan”; es música que pinta un paisaje sonoro, no se trata de canciones, no es un disco de digestión fácil, pero si te dejás envolver y entendés el “chiste” la satisfacción es inmediata. Ojo, cuando hay que pelar una canción lo hacen y de la mejor forma posible, “Comedown” es una de esas grandes canciones pop de The Church, a la altura de cualquiera de las de Heyday o de grandes temas de los discos de madurez como “Unified Field” de Uninvited, Like the Clouds, del ’06.

El tema que da título a la placa, que aparece casi al final del disco es la tour de forcé de esta humilde obra maestra, son quince minutos de atmósfera enrarecida y clima denso, un poco como la mayoría del disco… ¿Cómo hacen para mantener el interés a lo largo de un cuarto de hora? Oficio, puro oficio, no hace falta decir que esta música no funciona en cualquier circunstancia, necesita de un ambiente que, por supuesto, hay que provocarlo.

Magician… tuvo miles de problemas de distribución con los sellos de turno, ese tipo de problemas que hoy en día no le interesan a nadie, a pesar de haber sido recibido favorablemente por la crítica, se hundió sin dejar rastro y hoy en día solo lo recuerdan quienes están mucho más allá de esas cuestiones. Nosotros.




Chequear también:
The Church - Forget Yourself
Marty Willson-Piper - Nightjar

Steve Kilbey - Painkiller

jueves, 1 de mayo de 2014

Video de la Semana: Bob Welch - Sentimental Lady



Una más de Mr. Welch y no jodemos más, esta pertenece al Disco del Mes de Abril. Originalmente grabada para Fleetwood Mac en el disco Bare Trees y regrabada para su primer LP solista. Y fué hit nomás...



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...