miércoles, 19 de abril de 2017

lunes, 17 de abril de 2017

Video de la Semana: The New Pornographers - Moves



El video con más vistas de los New Pornographers es este, por amplio margen. Una película corta, hilarante, un Spinal Tap en apenas cuatro minutos y fracción. Del quinto LP de estudio, Together, del 2010.





miércoles, 12 de abril de 2017

Tom Petty and the Heartbreakers - Long After Dark


Otra gran diferencia entre la música y el deporte, para seguir aportando a una causa que viene dejando muertos a lo loco y que, mientras la frontera siga siendo borrosa, seguirá dejando víctimas; en la música no existe eso de peores y mejores. En el fútbol sí, el que mete muchos goles es mejor que un tronco que no sabe cuál es su pierna hábil y en una carrera el que llega antes es mejor, no hay vuelta que darle. En la música habría que evitar esos parámetros de medición a toda costa. No es mejor María Callas que Britney Spears, en todo caso podrá una ser más dotada técnicamente que la otra pero nadie dice que eso sitúe a una por encima, como si de un podio se tratase.

¿A qué viene todo esto? No tiene mucho que ver con Long After Dark pero alguna relación hay porque este siempre fue un disco maldito, incluso su autor lo ha vapuleado en más de una oportunidad. Según él y muchos acólitos “hay discos mejores”. ¿Mejores que qué? ¿Qué otros discos de Tom Petty? ¡Si son todos más o menos iguales! No quiero decir con esto que haya algo malo en eso, siempre me gustaron los tipos que hacen algo bien y que ahí le dan así como también me parece muy valioso que el que quiere cambiar, le da la cabeza y sabe hacerlo lo haga. Al fin y al cabo todo termina reduciendo al clásico me gusta vs. no me gusta o no me interesa. Todo lo que hace Tom Petty está más o menos bien, jamás arriesga demasiado, no inventa absolutamente nada pero su convicción es tan fuerte y su tozudez / idiotez rockera termina contagiando. Sus discos siempre fueron y serán sobre rockear, la temática de él es esa; rockear, lo que implica ser rockero, la chica baila rock, en el auto, en la ruta se escucha rock a todo volumen en la radio, esa negación necia de lo que lo rodea lo convierte en algo digno de admiración… su fé ciega.

Si alguien se acuerda de su programa de radio, que no sé si todavía sigue saliendo (no creo) estaba claro que Tom Petty había dejado de escuchar música más o menos por el año ’71, es decir que de ahí en más, todo lo que pasó en la música moderna le fue completamente ajeno. Algo que en otros sería irritante o jugaría en contra, en su caso termina jugando a favor. Lo único que lo hace sonar moderno son los productores que contrata para cada disco y en Long After Dark es Jimmy Iovine que cumple su función sin salirse un milímetro de lo pactado. Lo que quizás no tiene es un tema como “American Girl” o “Refugee” pero el disco hace lo que tiene que hacer un disco de Tom Petty and the Heartbreakers y lo hace muy por encima del promedio; rockear. 





Escuchar entero en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
Tom Petty and the Heartbreakers - You're Gonna Get It!
Stevie Nicks - Wild Heart
Del Shannon - Drop Down and Get Me

lunes, 10 de abril de 2017

Sufjan Stevens - Carrie & Lowell


Sufjan Stevens nunca fue un tipo sin ambiciones. ¿Se acuerdan de cuando quería hacer un disco para cada uno de los estados de Estados Unidos? Esa sí que era una idea difícil de llevar a cabo pero por suerte nuestro protagonista de hoy se contentó con tener en su haber por lo menos tres o cuatro discos clásicos; Illinois o el más reciente The Age of Adz, entre otros. A esta altura de su carrera no es poco, teniendo en cuenta que se trata de un tipo relativamente joven todavía.

Pero Carrie & Lowell es diferente a los anteriores, es uno de esos discos que sirven para exorcizar demonios interiores pero tampoco se parece mucho a esos trabajos que han servido para el mismo menester. Pensemos por ejemplo en Plastic Ono Band, el grito primal de Lennon y puntapié inicial de su carrera como solista. Lo que hace Stevens es menos directo, un poco más poético, menos auto-condescendiente, según como se lo mire, bastante más inteligente y, sobre todo, muchísimo menos egocéntrico. A pesar de que las canciones son extremadamente personales, se las arregla para no hacer de esto un diario íntimo que de repente decide mostrarle al mundo.

La cosa es más o menos así: los nombres del título son sus padres, la madre de Stevens se fue cuando era apenas un niño y él quedó con su padre y su hermano, ella era adicta a las drogas de mierda esas que te dan para combatir la depresión y enfermedades mentales que no hacen otra cosa que llenarte de agujeros por otro lado. En su contra se puede decir que hay historias mucho más dramáticas o descarnadas pero a su favor hay que insistir en que Carrie & Lowell nunca se trata de drama, de auto-flagelo y a pesar de estar teñido de un velo de melancolía, ésta nunca pasa a ser protagonista absoluta, ese balance está muy bien manejado. Cuando en “Should Have Known Better” cuenta que la madre los abandonó en un negocio de alquiler de videos, ese hecho ni siquiera es lo más importante de la canción, se encarga de hacer que el resto tenga el mismo nivel de intensidad. Musicalmente las decisiones parecen haber sido tomadas para reforzar lo mencionado anteriormente; no transmitir un clima de opresión sino más bien dejar en claro que de la tristeza y los reveses se puede salir bien parado y, sobre todo, no caer en la obviedad del refugio ilusorio de la ironía y el descreimiento.

Esto último parece ser una constante a lo largo de la carrera de Sufjan Stevens, quien a veces parece un tanto ingenuo o inoncentón. Siempre es mejor eso que un cínico.





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:

Sufjan Stevens - Seven Swans
Elliott Smith - Roman Candle
Iron & Wine - Archive Series, Vol. 1

jueves, 6 de abril de 2017

The Byrds - Eight Miles High


Me acuerdo perfectamente que el primer disco que tuve de los Byrds fue el compilado The Original Singles 1965-1967, Volume 1. Me gustaron todos los temas casi inmediatamente pero tardé en entender bien a la banda.

"Eight Miles High" es impresionante por varios motivos, principalmente por la manera en que está compuesto, es muy diferente a todo lo que se hacía en ese año, en que en un par de meses quedabas desactualizado y los Byrds eran vanguardia total. El solo de guitarra descontrolado de McGuinn tiene influencias de Coltrane y es espectacular, en menos de tres minutos dice todo y tiene tres o cuatro ideas que juntas hacen que el mundo se ponga patas para arriba.

La connotación drogona del tema nunca me interesó demasiado pero la letra está bien, es ambigua y pícara. Ni hablar de las armonías vocales de uno de los tres o cuatro grupos más importantes de la década que definió todo lo que vendría después.




Ver video en YouTube.





Encontrala originalmente en:
Puede que no seas fanático de los Byrds pero tienen al menos cuatro discos indispensables y Fifth Dimension es uno de ellos, sin duda alguna. Además es uno de los primeros discos verdaderamente psicodélicos que se han hecho.
Fifth Dimension (1966)





lunes, 3 de abril de 2017

Video de la Semana: Brian Jonestown Massacre - When Jokers Attack



Otro que a esta altura ya se podría considerar clásico absoluto. Del gran And This Is Our Music del '02.





sábado, 1 de abril de 2017

5 Canciones 5: Ed Kuepper


Swing for the Crime

Compartiendo créditos con su ex-compañero Chris Bailey, en una versión de un tema que originalmente abría Prehistoric Sounds, el tercer LP de estudio de los australianos The Saints y último con Kuepper en la formación. Secuela natural de I Was a Mail Order Bridegroom del '95, The Return... es un disco de versiones ("Hey Joe", Tom Rush y temas propios) acústico y ese es el tratamiento que le da a un tema que, inicialmente, no parecía decir demasiado.

Aparece originalmente en: The Return of the Mail-Order Bridegroom (2014)

Ver / oir en YouTube


The Weepin' Willow

Frontierland es un disco raro, atípico... sí, Kuepper las hizo a todas y tiene cosas para todos los gustos. Esto vendría a ser su particular relectura de Depeche Mode o incluso Pet Shop Boys; pop bailable, de máquina, electrónico y violento. Pero acá hay maldad, hay malas vibraciones por todos lados, empieza con un puñado de ruidos y ahí sí... a bailar se ha dicho.

Aparece originalmente en: Frontierland
(1997)

Ver / oir en YouTube


Skinny Jean

Otro golpe de timón musical en una carrera que tiene más de uno, en un disco conceptual sobre Jean Lee, la última mujer ejecutada en la horca en Australia. El disco tiene una producción cavernosa, llena de eco, como los últimos cinco o seis de Tom Waits pero con una personalidad absolutamente propia y "Skinny Jean" no es la excepción. Atmósfera sórdida, batería medio jazzera y arreglos de cuerda para la ocasión. TEMAZO.

Aparece originalmente en: Jean Lee & the Yellow Dog (2008)


Ver / oir en YouTube


Also Sprach the King of Euro-Disco

Con título-homenaje (a Richard Strauss y Nietzche) este fue uno de los cortes de difusión de su segundo LP de estudio como solista después de abandonar The Saints. Bronces en primer plano, riff de guitarra al estilo spaguetti-western y una producción bien de la época pero de esas que no envejecieron mal. En algún momento de su carrera la compañía creía que la podía llegar a pegar con Kuepper y grabó algunos discos con un presupuesto considerable. No sucedió, por suerte.

Aparece originalmente en: Rooms of the Magnificent (1986)


Ver / oir en YouTube


The Diving Board

Más reverencias para el enorme Ennio Morricone en este temazo instrumental, de este trabajo de mediados de los noventa. Hay un saxo tejiendo una melodía medio macabra como para ambientar el asunto en un bar lleno de humo y poca luz. No tiene mucho que ver con el resto del disco pero funciona perfectamente como banda sonora de una película que no existe. Por ahora.

Aparece originalmente en: A King in the Kindness Room (1995)


Ver / oir en YouTube




lunes, 27 de marzo de 2017

Disco del Mes: Violadores - Rey o reina


Los Violadores
Rey o reina
2009










Leader Music










martes, 21 de marzo de 2017

The Charlatans [UK] - You Cross My Path


¡Qué es bueno cuando una banda que te gusta mucho “vuelve”! Los Charlatans en realidad nunca se fueron del todo, pero el último gran disco había salido hacía casi diez años, los que vinieron después fueron discos de transición por no decir olvidables. Son pocos los que ostentan una seguidilla de discos brillantes como la que lograron ellos; desde el primero, Some Friendly del ’90, hasta Us and Us Only del ’99 hay seis discos increíbles, jamás reconocidos en su justa medida.

Tienen la desgracia de ser una banda que en un momento se clasificó de “moderna” y los modernos son los peores pelotudos dentro de la gran cantidad de pelotudos que hay entre los amantes de la música. Ellos se aburren rápido, rapidísimo y además están siempre en la búsqueda de la novedad, de lo último que salió y lo que se está elogiando en revistas y sitios chetos. Los Charlatans estaban bastante poco interesados en ser una banda de tendencias, les gusta demasiado el rock ‘n’ roll, Dylan, los Stones, etc. Y para un moderno eso es sinónimo de traición, de sacrilegio, de herejía. En realidad, una de las grandes virtudes de los Charlatans es haber balanceado ese delicado asunto a la perfección, si hay una influencia de los Faces nunca es directa y ladronzuela, suele estar bien disfrazada, bien apropiada, como debe ser, como toda la música que es valiosa, la que se nutre del pasado pero a modo de punto de partida y no como objetivo.

You Cross My Path fue recibido con relativa indiferencia en el momento de su aparición a fines de la década anterior, algunos encontraban virtudes pero no podían disimular que se trataba de una banda “vieja” y por ende, no podían estar haciendo un disco a la altura de sus clásicos. Error. You Cross My Path se puede acomodar muy cómodo junto con esos seis primeros LP de estudio, es un disco por el que deberían estar muy orgullosos. Todos sabemos que Tim Burgess es uno de los cantantes con más onda de todos los que alguna vez han pisado este planeta y en este disco la rompe, sin demasiado esfuerzo, hay que decirlo. Qué bien suena You Cross My Path, qué buenas son sus canciones, es perfecto para la pista de baile, a pesar de que hoy en día se supone que tenemos que bailar con la música más pestilente y berreta posible. El punto de referencia podría ser Power, Corruption & Lies de New Order, un disco por el que más de una vez han profesado admiración en entrevistas. Como punto de partida es muy válido pero al lugar al que lo llevan… sólo los Charlatans podrían hacerlo.





Escuchar entero en Spotify o en YouTube.




Chequear también:
The Charlatans [UK] - Up to Our Hips
The Charlatans
[UK] - Tellin' Stories
Tim Burgess - Oh No I Love You

viernes, 17 de marzo de 2017

5 Canciones 5: Dennis Brown, La Pesada, Luna, Radiohead y The Move


Created by the Father
Dennis Brown
Uno de los próceres del reggae de raíces y lo que se conoce como lovers rock, Dennis Brown no suele ser mencionado en el podio de los grandes de la música jamaiquina, a pesar de su carrera larguísima y voz dorada. Discos clásicos como Visions of Dennis Brown o Deep Down, del '74 garantizan su estadía en el paraíso de la música. Esta es una de las tantas grandes canciones de otro disco de esos que no tienen rellenos.

Aparece originalmente en: Wolf & Leopards (1977)

Ver / oir en YouTube


Linda ciudad
La Pesada
El segundo tema del disco más recóndito y experimental de esta suerte de seleccionado del rock del hemisferio sur. La data que manejaba Billy Bond en esta época está a la altura de cualquier vanguardista de aquel entonces, ya sea Zappa, Robert Fripp o cualquiera de las bandas del krautrock alemán. Esto es un crescendo lento y lleno de ruiditos fantasmales, no cantan, hay una orquesta ayudando a crear un clima de tensión y tiene todo lo que tiene que tener tu música favorita para las pesadillas.

Aparece originalmente en: Buenos Aires Blus (1972)


Ver / oir en YouTube


No Regrets
Luna
Una de las canciones más versionadas del siglo veinte, con grandes interpretaciones a cargo de Lee Hazlewood, Ed Kuepper o la elegantísima versión que grabaron los Walker Brothers cuando se reunieron, a mediados de los 70's. No hay que olvidar que la original pertenece al gran Tom Rush, un cantautor de los buenos en serio. La versión de Luna aparece en un EP del '96 y la verdad que, a su manera, se apropian de la canción, con esos intercambios de voces temblorosas. Prueba fehaciente de la elasticidad infinita de las canciones gigantes.


Aparece originalmente en: EP [EP] (1996)


Ver / oir en YouTube


Desert Island Disk
Radiohead
Siempre concienzudos, conceptuales, hiper-intelectualizados, muchas veces atentando contra lo que realmente importa que es la música, Radiohead es una banda con varios motivos para ser odiada. Pero te gusten o no, les creas o no, siempre, en todos los discos hay algo interesante, algún hallazgo, algo que no lo escuchaste antes. Esto sería algo así como folk inglés de principios de los setenta pero con un pié firme en el siglo XXI.

Aparece originalmente en: A Moon Shaped Pool (2016)


Ver / oir en YouTube


It Wasn't My Idea to Dance
The Move
A pesar de que en su momento fueron relativamente exitosos, hoy en día, son pocos los que se acuerdan de The Move y aquí va una teoría; eran demasiado eclécticos para los oídos modernos, en donde todo debe tener un nombre, una etiqueta, un "lugar" en la biblioteca babilónica de ceros y unos. Roy Wood está acreditado con al menos diez instrumentos en el último disco de estudio de la banda antes de las inevitables carreras solistas... y de Electric Light Orchestra, por supuesto.

Aparece originalmente en: Message from the Country (1971)


Ver / oir en YouTube




martes, 14 de marzo de 2017

Video de la Semana: Sonic Youth - Sugar Cane



Clásico absoluto. Uno de los grandes temas del "disco careta" de Sonic Youth; Dirty, del '92.





domingo, 12 de marzo de 2017

Pappo's Blues - Volumen 4


Los primeros cuatro discos de estudio de Pappo’s Blues establecen y marcan a fuego el rock pesado de raigambre blusera en la Argentina. Esos discos definitivos tienen un identidad tan fuerte que podrían ser prácticamente intercambiables, suenan parecido, el armado de los temas es muy similar y el bagaje de influencias es más o menos el mismo. Pappo metía en la ensalada a Black Sabbath, sin duda el primero en considerar en serio a los cuatro de Birmingham, Hendrix, los Yardbirds, John Mayall (el disco Bluesbreakers con Eric Clapton le abrió un mundo nuevo al Carpo) y el Fleetwood Mac de la era Peter Green.

Las formaciones eran otro tema aparte, según dicen Pappo hacía y deshacía a diestra y siniestra y su informalidad sorprendía a propios y extraños, dejando en el freezer a músicos que habían abandonado proyectos para sumarse al suyo y en Volumen 4 pasa algo parecido. Lo más cercano que tuvo a una formación estable fue el trío que armó con los históricos Machi y Pomo en bajo y batería respectivamente. Acá los músicos son Black Amaya en batería y Alejandro Medina en bajo pero el elenco va rotando de acuerdo al tema con la gente que daba forma a La Pesada de Billy Bond; David Lebón mete guitarras y alguna que otra voz y el baterista Isa Portugheis complementa atrás de los parches. El disco anterior, el histórico Volumen 3 había sido despedazado por la crítica y la que más le dolió a Pappo fue la que lo acusaba de hacer un disco demasiado corto. ¿Cómo lo solucionamos para la próxima? Muy simple; zapando a lo bestia. “Semilla de sésamo” dura casi diez minutos y la otra, “Sol de armónica” llega casi al cuarto de hora. Para cerrar el disco aparece uno de los inevitables temas raros de Norberto Napolitano, se trata de “El palacio de la montaña de invierno”; un instrumental folkie y reposado, como para terminar en un plan de descenso al planeta Tierra.
El resto de los temas conforman algo así como el canon imprescindible de Pappo’s Blues, y son los temas que tocó todo el resto de su vida, los que todo el mundo conoce y los que le han hecho ganar el cariño de los amantes del rock sucio y cuadrado incluso en el hemisferio norte, en donde estos discos se buscan con no poco esmero y consiguiente amontono de billetes. “Fiesta cervezal”, el fantástico “Gato de la calle negra”, el ridículamente genial “Abelardo el pollo” y el tema cuya letra va para su tía; “Con Elvira es otra cosa”.

Pappo nunca fue un gran vendedor de discos y menos en esta época iniciática pero tenía un público fiel y su sello siempre estaba apurándolo para que se meta al estudio. El resultado eran estos discos, con sus hallazgos y sus desprolijidades, siempre sacrificando lustre por espontaneidad y frescura. Ahora salieron las reediciones en LP y la verdad es que están a una muy buena relación precio / calidad. Allá vamos.




Escuchar online en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
Pappo's Blues - El Triángulo
Spooky Tooth - Spooky Two
Vanilla Fudge - Near the Beginning

jueves, 9 de marzo de 2017

Riff - Macadam 3...2...1...0...


Nunca fui fan de Pappo y detesto a su abundante cantidad de chupamedias, a los que dicen que lo extrañan, etc. A pesar de eso tengo más de diez discos de los cuales al menos cinco me parecen indispensables, leí dos libros sobre él y siempre que aparece una nota o video en YT lo miro sin vacilación. Mah si... soy fan me parece. ¿a quién le importa?

Esta joya rutera la conocí de la mano de los compilados super truchos de la revista Noticias, de la época en que a la clase media todavía le importaban cosas como armar una colección de libros y discos. Los tenía un amigo, me los prestaba, de cada uno sacaba como mucho cinco temas y los metía en cassettes. Aquellos CDs de tapa naranja son un ejemplo perfecto de cómo NO hacer un compilado y hoy en día se los ve en la calle Corrientes a precio regalado (para lo que son y para esta época siguen siendo caros). Pero cada vez que aparecía un tema de Riff ("Sussy Cadillac", "Dios devorador"... ¡"La espada sagrada"!) era un golazo. Tarde muchísimo tiempo en enterarme qué era el macadam.






Ver video en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Este recién me lo pude comprar cuando salieron las reediciones, hace relativamente poco. ¡Qué mal suenan los discos de Riff! Menos mal que tienen ESOS temas. Segundo disco de estudio de la banda.
Macadam 3...2...1...0 (1981)





martes, 7 de marzo de 2017

Father John Misty - Pure Comedy


En el tema que da título al disco y que también es encargado de abrir el fuego, suenan los primeros acordes y todo parece indicar que estamos en presencia de alguien que escuchó demasiado los primeros discos de Elton, Honky Chateau, Tumbleweed Connection, etc. Pero a los cuatro minutos te das cuenta que la cosa no es tan simple. Empieza a sonar una repetición extraña, algo moderno, actual, y después hay un crescendo orquestal psicodélico que podría haber formado parte de cualquiera de los últimos trabajos de Mercury Rev. Los que ya conocíamos a Father John Misty no nos vamos a sorprender demasiado, ya sabemos que estamos ante alguien que tiene con qué defenderse y que ya viene haciendo las cosas con mucho criterio desde sus dos LP anteriores.

Tocaba la batería en Fleet Foxes, una de esas bandas que parecía que se iban a comer el mundo unos años atrás, pero estaba claro que es rol le quedaba corto. Pure Comedy es su tercer disco de estudio bajo este seudónimo en relativamente pocos años y todos son discos que cierran conceptualmente, que están craneados a conciencia y tienen identidad propia. Su verdadero nombre es Joshua Tillman y está claramente críado por lo que se conoce como “generación Laurel Canyon”; Neil Young, Joni Mitchell, CS&N, James Taylor y toda esa gente que trabajaba en California y tuvo su apogeo en la primer mitad de la década del setenta. Como cualquier artista actual que valga la pena, toma sus influencias como punto de partida y no se contenta con el simple reciclaje, agrega su cuota personal que es notable e idiosincrática y claramente escuchó a cantautores contemporáneos como Elliott Smith o Bill Callahan.

¿Tiene algo que ver con lo que hacía Fleet Foxes? Sí y no. Por un lado usa más o menos los mismos elementos, cierta forma de cantar y componer pero lo de Father John Misty es menos ermitaño, menos cósmico, mas sentimental y “bajado a tierra” si se quiere, es más fácil relacionarse con sus canciones y sus temáticas. No cualquiera hace un tema como “When the God of Love Returns There'll Be Hell to Pay” o dedica casi quince minutos de un disco a un lamento a corazón roto como “Leaving L.A.”. El año recién empieza y ya hay gente que se despertó. Temprano por lo visto…




Escuchar online en Spotify o en YouTube.




Chequear también:
Fleet Foxes - Helplessness Blues
Father John Misty - Fear Fun
Elliott Smith - Figure 8



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...