sábado, 21 de mayo de 2016

5 Canciones 5: Joe Gibbs, Macca, Gábor Szabó, Heartless Bastards y Lisa Germano


Peeping Tom
Joe Gibbs & the Professionals
En el período que comprende la última década de los sesenta hasta principios de los ochenta se hizo música en cantidades industriales en Jamaica. Hasta cuesta creer el nivel de calidad alcanzado en relación a las condiciones en que se hacían los discos. Al parecer Joe Gibbs, otro de los grandes productores de la isla se llevó el crédito por estos cuatro primeros volúmenes de dub pero los músicos eran los miembros de Soul Syndicate y los de We the People. Un dato al pedo para el olvido.

Aparece originalmente en: African Dub Chapter Two (1977)

Ver / oir en YouTube


Spin It On
Wings
¿Dónde estaba Macca a fines de los setenta en medio del estallido del punk, la new wave y el guillotinamiento masivo de "dinosaurios"? Medio perdido al parecer, como la mayoría de sus compañeros de generación, Back to the Egg es un disco que no sabe muy bien a qué apuntar pero, como cualquier disco de Paul McCartney, por más malo que sea, tiene al menos tres o cuatro temazos. Acá rockea con un desenfreno envidiable, totalmente al día con sus tiempos.

Aparece originalmente en: Back to the Egg (1979)


Ver / oir en YouTube


Some Velvet Morning
Gábor Szabó
El guitarrista húngaro fué uno de los primeros en ponerse al día con respecto a lo que pasaba al otro lado de la ex "Cortina de Hierro", fusionando jazz, pop y música gitana. En Bacchanal, de fines de los sesenta, mezcla a Donovan (gran versión de "Three King Fishers" de Mellow Yellow) con temas propios y Bacharach / David (el inmortal "The Look of Love"). Por supuesto que íbamos a elegir su versión del más grande, del maestro, el magnánimo Barton Lee Hazlewood.

Aparece originalmente en: Bacchanal (1968)


Ver / oir en YouTube


The Arrow Killed the Beast
Heartless Bastards
Oriundos de Hartford, Cincinnati, los Heartless Bastards tienen cinco discos de estudio al día de la fecha. Podríamos haber elegido cualquiera de las canciones de Arrow, el cuarto LP, un disco excelente por donde se lo mire -y oiga, sobre todo-. Pero en esta joya aflojan la velocidad, se ponen sórdidos y densos y le guiñan un ojo a Ennio Morricone. La cantante podría ser una de las grandes divas de soul de los setenta, sin problemas.

Aparece originalmente en: Arrow (2012)


Ver / oir en YouTube


Everyone's Victim
Lisa Germano
Lisa Germano toca diez mil instrumentos, ha participado en sesiones con Iggy, Bowie, U2, Simple Minds. (y la lista podría seguir un largo raro) y compone sus propias canciones. Canciones con una identidad fuertísima, con muchísima onda y unas letras que te dejan con la boca abierta. Este es sin dudas uno de los grandes temas de Happiness, su segundo álbum de estudio.

Aparece originalmente en: Happiness (1993)


Ver / oir en YouTube




miércoles, 18 de mayo de 2016

The Everly Brothers - The Collector


Otra de esas bandas que todo el mundo conoce, que están en esos compilados truchos de estación de servicio. "Bye Bye Love", "Claudette", "All I Have to Do Is Dream"... son canciones que suenan todavía por ahí en alguna que otra radio de las que NO son una mierda.

Tardé muchísimo en enterarme que eran mucho más que eso, que los hits, que la cosa estaba en los discos de estudio, repletos de canciones que jamás sonarían en ningún lado que no sea en tu casa, por elección propia, como esta verdadera joya oscura y amenazante.

Los Everly te pegan cuando querés aprender a cantar armonías, te das cuenta lo difícil que es hacerlo bien y que ellos son los verdaderos maestros y que de acá descienden muchas cosas de mayor fama y reconocimiento.






Video promocional del tema en YouTube.




Encontrala originalmente en:
El disco inglés de los Everly Brothers tiene "Pretty Flamingo" e incluso "Fifi the Flea" que también hacían los Hollies -otra banda heredera- en esta época. De una década en que se la pasaron haciendo obras maestras... para nadie, lamentablemente.
Two Yanks In England (1966)





lunes, 16 de mayo de 2016

jueves, 12 de mayo de 2016

Nick Cave & the Bad Seeds - Abattoir Blues / The Lyre of Orpheus


Nick Cave es un tipo polémico, alguien que divide aguas, que tiene fanáticos acérrimos e incondicionales y detractores imposibles de convencer. Como todo gran artista, lo peor que le podría pasar es generar indiferencia y eso, queridos amigos, con Nick Cave, jamás va a pasar. Tiene la habilidad de ponerse a prueba a sí mismo, de tratar de no repetirse sin abandonar su esencia, de ser muy crítico de su propia obra y de plantearse desafíos musicales. Y hay que decir que el tipo es realmente muy productivo, incluso en sus etapas más tóxicas se las ingenió para hacer discos como Tender Prey o Murder Ballads. Te puede gustar o no pero en su extensa carrera nunca hizo un disco malo (Nocturama no es tan malo como dicen) y lo que le pasa hoy en día, en su madurez, es algo a todas luces infrecuente. La mayoría de los grandes autores y sobre todo los compositores de canciones -que es en lo que Cave se convirtió con los años- tienen una especie de pico creativo de cuatro o cinco años y después se mantienen regurgitando lo que les salió más o menos bien o lo que a los críticos les gustó. También tiene una banda que le salva las papas cuando las canciones desnudas probablemente no dirían demasiado y él se apoya mucho, muchísimo en los magníficos Bad Seeds, una banda de acompañamiento que es más que eso, es una entidad en sí misma. Casi todos los miembros tienen carreras paralelas, currículums abultados y varios son compositores por derecho propio.

¿De dónde sale Abattoir Blues / The Lyre of Orpheus? De un concepto muy fuerte, como la inmensa mayoría de los grandes discos. Del para nada despreciable bagaje literario que tiene Nick Cave, en donde la mitología griega convive sin problemas con la narrativa gótica de William Faulkner y el reviente de Borroughs. El disco es doble y cuando salió el argumento de venta era que Abattoir Blues era el disco fuerte, poderoso, podrido, lleno de coros, en donde tiraba toda la carne al asador y The Lyre of Orpheus era más reposado, más blusero y baladístico. No es tan así la cosa, hay un poco de todo en los dos y es notable la unidad conceptual que hay entre ellos, con un nivel compositivo altísimo, en donde casi no hay pasos en falso, algo bastante infrecuente en los discos dobles. Algunos fanáticos pusieron el grito en el cielo cuando vieron a su héroe con conejitos de dibujos animados en el video de “Breathless”, pero quienes no esperamos más que grandes canciones aplaudimos la variedad estilística inédita del disco.

Con Abattoir Blues / The Lyre of Orpheus se cansó de recibir elogios, premios a disco del año y de llenar conciertos a lo largo y ancho del planeta, sin por eso convertirse en un artista masivo, algo que jamás sucederá por obvias razones. Pocas veces los laureles fueron tan merecidos.





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear tambien:
The Boys Next Door - Door, Door
Nick Cave & the Bad Seeds - The Boatman's Call
Grinderman - Grinderman 2

jueves, 5 de mayo de 2016

Manfred Mann - Mighty Garvey!


Apenas empieza “Happy Families” te das cuenta de que esta ya no es la banda de los primeros éxitos, de cuando competían con los Beatles y los Hollies en aquella primer oleada de pop inocente pre-drogas psicodélicas, pre-cambio de modo de pensar del mundo, se podría decir. Manfred Mann (el integrante que le da nombre a la banda) le da con todo al piano, en seguida se nota que es un músico de primer nivel y que la banda está a la altura, a pesar de que para esta etapa ya no estaba el híper carismático Paul Jones. Mighty Garvey! Es el segundo disco después del cambio de integrantes y de orientación ideológica y musical, entra Mike d’Abo como cantante, que también era compositor, y atrás queda el pop preciosista de los primeros discos dejando lugar a una mezcla con cierto tufillo pretencioso e intelectual, como todo lo que vino después de Revolver y Pet Sounds. Pero los Manfred Mann no dejan que las pretensiones sobrepasen el disfrute estrictamente musical del oyente y podés no tener la menor idea del concepto y las letras y pasarla bárbaro.

En los primeros discos tenían la particularidad de meter los singles exitosos e intercalarlos con aventuras jazzísticas y cosas de blues y R&B que demostraban que la banda era buena, que los tipos tocaban, a partir de As Is, el LP anterior, esa división se volvió un poco más difusa, para bien y para mal, de acuerdo al gusto de quien lo escuche. Por ejemplo en Mighty Garvey! viene la super archi recontra exitosísima versión de “The Mighty Quinn (Quinn the Eskimo)”, una de las primeras grandes canciones originarias de lo que más tarde se conocería como “Las Cintas del Sótano” de Dylan y The Band, y después, ahí nomás te asestan con un excelente cover del inmenso “Big Betty” de Leadbelly (nótese el leve cambio en el título), sucio, rápido y amenzanate. En “Cubist Town” le hacen honor al nombre y se ponen arty, en el buen sentido de la palabra, hacen gala de un pop sofisticado y levemente psicodélico… les sale, y les sale muy bien. “Ha! Ha! Said the Clown” la hacen también los Yardbirds en el discutidísimo Little Games, son prácticamente iguales pero esta salió un año antes, por lo menos.

Este disco no pudo alcanzar las ventas de los anteriores, era demasiado sofisticado para el público que compraba los discos de Manfred Mann y sin Paul Jones ya no era lo mismo. Después siguieron con Manfred Mann’s Earth Band y se hartaron de vender discos, con una dirección más hardrockera. Otra historia de esas que quedan pendientes.




Escuchar en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
Manfred Mann - Mann Made
Paul Jones - Crucifix In a Horseshoe
Manfred Mann's Earth Band - Solar Fire

lunes, 2 de mayo de 2016

Video de la Semana: Lætitia Sadier - Release from the Centre of Your Heart



Del tercer LP como solista de la ex-Stereolab, Something Shines, del 2014.





sábado, 30 de abril de 2016

5 Canciones 5: The Coral


Run Run

Es notable y muy evidente la forma en que usan los singles (un formato en inminente extinción) para darle rienda suelta a la faceta rara y experimental. Los discos son muy coherentes y algo como esto no tendría nada que ver. Serían una suerte de The Shadows bajo la influencia del LSD, o unos buenos porritos. Música para películas de detectives o de misterio, a los dos minutos corta y vuelve a arrancar en un solo medio podrido y desprolijo. Hermoso.

Aparece originalmente en: Cara B de Pass It On [single en CD] (2002)

Ver / oir en YouTube


Ghostriders In the Sky

Johnny Cash, Peggy Lee, Marty Robbins y hasta REO Speedwagon y Def Leppard han hecho versiones del clásico western de Stan Jones. A los Coral les queda como anillo al dedo. Grabada en la época de uno de los discos más nobles que han hecho, Roots & Echoes, del 2007. A pesar de que la versión es más bien respetuosa, la hacen con amor y conocimiento de causa y James Skelly la canta como los dioses, hay que decirlo.

Aparece originalmente en: Cara B de Who's Gonna Find Me
[single de 7''] (2007)

Ver / oir en YouTube


The Case of Arthur Tannen

De la época de The Invisible Invasion, el tercer LP de estudio, no tiene mucho parentezco con la cara A del simple en que aparece. En la versión del single en CD, que tenía cuatro temas, hay tres "tapados" que tienen mucho que ver entre sí, acá demuestran el amor por las películas de terror y las novelas de Arthur Conan Doyle y Agatha Christie. Hay riffs en acordes menores que suben y bajan, "oscuridad-liviana" (típico de The Coral) y muchos detalles de producción para escuchar con auriculares.

Aparece originalmente en: Cara B de Something Inside of Me [single de 7''] (2006)


Ver / oir en YouTube


Walking In the Winter

Se vé que a Butterfly House, uno de los discos más injustamente infravalorados de esta década, le tenían una fé ciega porque hicieron una versión completamente acústica y despojada de casi todas sus canciones. Acá florece el costado tierno de la banda, con esas canciones que parecen arroparnos y afrecernos consuelo ante las desaveniencias de la vida misma. Si gana o pierde con respecto a la original queda a gusto del oyente. Pero cambia, bastante.

Aparece originalmente en: Butterfly House Acoustic (2010)


Ver / oir en YouTube


Sorrow of the Song

En Nightfreak and the Sons of Becker se dieron el gusto de obedecer a los caprichos musicales que tenían y que apenas se vislumbraban en los discos que habían sacado hasta el momento. Un mini LP de nueve canciones que muestra influencias de Captain Beefheart, los grupos desconocidos de los sesenta y el post-punk de Wire y Gang of Four. Hoy en día es muy difícil de conseguir -y eso que salió hace unos diez años- pero buscarlo realmente vale la pena.

Aparece originalmente en: Nightfreak and the Sons of Becker [mini-LP] (2004)


Ver / oir en YouTube




martes, 26 de abril de 2016

Ras Michael & the Sons of Negu - Love Thy Neighbour


Apenas escuchar los primeros segundos de Love Thy Neighbour es claro que se trata de algo completamente distinto, especial. Ni siquiera tiene mucho que ver con el resto de los discos de los jamaiquinos Ras Michael & the Sons of Negus. Rastafari o Kibir Am Lak son discos de reggae de raíces, más tradicionales si se quiere, pero este está en otra dimensión, sin dudas.

Aparentemente estaban presenciando una sesión de Marley y los Wailers en el año ’78 cuando el capo Lee “Scratch” Perry les ofreció producirlos y por supuesto que no dudaron un segundo. El resultado fue esta obra maestra, con todos y cada uno de los famosos trucos habituales de Perry en su legendario estudio Black Ark. Sonidos extraños que aparecen y desaparecen en la mezcla, una suerte de sonido viscoso e hipnótico, con percusiones poco habituales, unos bajos gravísimos y reverberaciones aplicadas a casi todos los instrumentos. Recuerda un poco a Heart of the Congos, el disco definitivo de The Congos, también obra del gran genio de las consolas, el George Martin caribeño.

Lo que hace que Love Thy Neighbour sea tan diferente es el empleo de varios de los recursos del género conocido como Nyahbhingi, oriundo de África, esto es algo milenario, casi shamánico se podría decir. Este estilo, mezclado con el abanico sonoro típico del dub, da como resultado este sonido irrepetible. Algunas de las canciones suenan a góspel etíope, si es que se puede describir de alguna manera, incluso un par de temas tienen una fuerte impronta de la música religiosa de Estados Unidos, como “Don’t Sell Daddy No Whiskey”, el puntapié inicial del disco o el conmovedor “Hear River Jordan”. Vale recordar que Ras Michael era un rastafari ortodoxo como pocos, incluso en la tapa de Tribute to the Emperor aparece Haile Selassie con los colores de la bandera de Etiopía, la famosa tierra prometida de los rastas. Por suerte es un disco que se puede escuchar sin verse en presencia de un pastor evangelista fanático y puede disfrutarse ampliamente desde el mero punto de vista musical.

Es un poco extraño notar que ni los discos que lo preceden ni los que vienen después tienen mucho que ver con Love Thy Neighbour y eso puede atribuirse quizás al genio de Lee “Scratch” Perry, que imprime su sello con mucha fuerza en este trabajo. Música para entrar en trance, definitivamente.




Escuchar en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
Ras Michael & the Sons of Negu - Rastafari Dub
Count Ossie - Tales of Mozambique
Cedric Brooks & the Divine Light - From Mento to Reggae to Third World Music

viernes, 15 de abril de 2016

Video de la Semana: Blur - The Universal



¿Se acuerdan de Blur? ¡Qué temazo! ¡Qué concepto! ¡Qué video! ¡Qué canción!.





martes, 12 de abril de 2016

Nara Leão - Dez anos depois


Aquellos que escucharon el doble Dez anos depois de Nara Leão lo consideran una verdadero obra maestra de la música de Brasil, aquellos que no lo conocen pueden bien preguntarse si merece ese pedestal. Apareció silenciosamente en el ’71, no tiene temas originales y fue grabado en dos sesiones diferentes en Río de Janeiro y París. Mirando la lista de temas parece una especie de compilado, el primer disco es totalmente acústico y el segundo tiene algo de acompañamiento.

La selección de canciones es impecable, arrancando con “Insensatez” del maestro Jobim, esa voz con el infalible efecto de doblado y la guitarra… es todo lo que esta música necesita, si lo escuchaba Nick Drake se hacía fanático al instante. Leão no pasa del susurro en ninguna de las canciones pero se nota que el dominio que tiene de su voz es absoluto, no es perfecto pero tampoco hace falta y gana en espontaneidad y, a la larga, en belleza. Pero lo que verdaderamente convierte a Dez anos depois en un clásico instantáneo es la alianza entre interpretación, producción y selección de material. Según cuentan, todos los históricos de la música brasilera se juntaban en el departamento de Copacabana de sus padres y tuvo la oportunidad de codearse con gigantes y escuchar directamente de las fuentes. No falta “Garota de Ipanema” y su fantástica version del super clásico “Samba de una nota só” (tema muy difícil de cantar si los hay) pero también algunas perlitas no tan conocidas como “Vou por aí”, de Baden Powell.

Nunca fue considerado un clásico más alla de ciertos círculos verdaderamente interesados en todo este asunto, probablemente por tratarse de una mujer en un género que viene de un país muy machista y por otro lado en su momento apareció por el sello Polydor sin demasiada pompa, no se le dio la publicidad adecuada y se editaron relativamente pocos ejemplares. Hoy en día es bastante difícil de conseguir en LP y se puede ver a precios delirantes en Internet. Pero es de esos discos que te esperan con los brazos abiertos, como dice en el infaltable “Chega de saudade”.




Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Baden Powell e Vinicius - Os Afro Sambas de Baden e Vinicus
Elis Regina - Elis Especial
Gal Costa - India


sábado, 9 de abril de 2016

The Temptations - Just My Imagination (Running Away with Me)


Mi último gran descubrimiento, la última banda que me rompió la cabeza, es una de esas que uno juna de nombre de toda la vida... ¿quién no conoce "Ball of Confusion" por Love & Rockets, "My Girl" o "Ain't Too Proud to Beg". Elijo esta por que también la conocía por la versión de Some Girls de los Stones.

Tardé muchísimo en conocer finalmente la original y es una verdadera delicia, la producción es clave acá y la manera en que está cantada también. Son dos acordes durante casi todo el tema pero pasa de todo a nivel musical mientras tanto. En algún momento de mi vida quizás los hubiera despreciado por ser una banda casi de títeres, en este caso del genio Norman Whitfield. Por suerte esos días de prejuicio pelotudo adolescente han quedado atrás.






Video promocional del tema en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Si alguien conoce otra banda que haya hecho entre diez y quince discos muy valiosos, como sucede con los Temptations, toquenmé timbre. "Just My Imagination" aparece en esta disco enorme en donde Whitfield empieza a dejar atrás la psicodelia para meter más funk y R&B en el coctel.
Sky's the Limit (1971)





miércoles, 6 de abril de 2016

Cheap Trick - Bang, Zoom, Crazy... Hello


Es escuchar lo que pasa en el final de “No Direction Home” para entender todo. Cuando parece que la canción se va a ir en el esperable fade-out, aparecen unas guitarras filosas medio descontroladas y ahí aparece un flanger a lo bestia (aunque totalmente controlado) para que el tema vuelva a su curso y repita, sí, otra vez por favor, ese estribillo para cagarse a trompadas con un ejército. Eso es lo que uno quiere de Cheap Trick, lo que uno espera de ellos, si uno los quiere como banda, los aprecia y los entiende. Si no estás dentro de ese grupo lo más probable es que no te interese o te pase desapercibido, si no entendiste el supuesto truco barato hasta ahora no lo vas a entender con este disco, no lo vas a cazar nunca en realidad. Lo que esperamos es que traigan entre diez y trece temas de lo que más o menos hicieron siempre y eso no es tan simple. Más de una vez lo hicieron mal o medias, bostezando. Queremos esas canciones beatle con guitarras fuertes, con esos coros exactamente puestos, queremos que el estribillo se te adhiera en la columna vertebral y también queremos ese puente perverso que va sin escalas a Saturno para después aterrizar en un colchón de plumas. ¡Ah! Y queremos escuchar cómo se luce uno de los mejores -y más expresivos- cantantes de todos los tiempos. Queremos a Robin Zander desplegando su arsenal de recursos, escucharlo aullar como un cordero en el cadalso y arroparnos por la voz de un niño que no se termina de adaptar a sus compañeritos nuevos de clase.

¿Y este disco… tiene todo eso? No sólo lo tiene, lo supera, lo excede y ampliamente. Bang, Zoom, Crazy... Hello tiene (a pesar de su pedorrísimo título) eso y tiene más. ¿Cuánto hacían que no rockeaban salvajemente como en “Do You Believe Me?” Probablemente desde el segundo disco homónimo del ’97. ¿Querías uno para marcar el tiempo con los pies a lo Slade? Ahí tenés “Blood Red Lips” que es “When the Lights Go Out” de The Latest pero mejor, más efectivo y además el tema es de ellos. Esta la balada a lo Bowie de la que hicieron un video en “When I Wake Up Tomorrow” en donde hasta el título hace pensar en uno de los grandes temas intergalácticos del Duque Blanco. ¿Querés el infaltable cover finoli? Ahí está “The ‘In’ Crowd” del Ramsey Lewis Trio, a millas de distancia del original y de las infinitas versiones que ya se han hecho de ese clásico. Si querés una yapa, a nivel sonoro el disco es un cañón, las guitarras te rasuran la espalda y se nota que hay un buen puñado de morlacos invertidos en la grabación.

Se puede decir que Cheap Trick predica para los que ya han sido evangelizados y es algo totalmente comprensible sobre todo en una banda que tiene casi cuarenta años de carrera y escenarios. Como ya dijimos; si no entendiste el chiste hasta ahora…




Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequer también:
Cheap Trick - Standing On the Edge
Cheap Trick - Woke Up With a Monster
Cheap Trick - Special One


sábado, 2 de abril de 2016

Video de la Semana: Black Mountain - Mother of the Sun



Del flamante disco de Black Mountain titulado, en un rapto de inspiración, IV.





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...