lunes, 18 de junio de 2018

Video de la Semana: Dire Straits - Heavy Fuel



Un Spinal Tap de cinco minutos enfocado desde la perspectiva de un plomo. Con brillante actuación de Randy Quaid. Del último disco de Dire Straits, From Every Street.





miércoles, 13 de junio de 2018

Roxy Music - Just Another High



Este disco me lo regaló mi hermana en LP, en perfecto estado, comprado en la calle por la módica suma de tres pesitos argentinos (hoy sería un dólar aprox.), de la época que todavía se podía conseguir discos buenos a precios decentes

Nunca me importó el "debate" Roxy Music con o sin Brian Eno, para mí siempre fueron la banda de Bryan Ferry, un tipo que a cualquier cosa que canta le pone su sello, a pesar de que suena afectadísimo, no me jode.

Supuestamente tenían una tradición de cerrar los discos con un tema "medio en joda", si esto es un tema en joda... dame veinte discos repletos. La intro con teclados, la melodía, el estribillo, la coda, todo cierra y suma. Me encanta que el título sea difícil de traducir. Podría ser "Sólo otro colocón" o "Nada más que un punto alto", me pregunto cómo lo habrán traducido acá, si es que Siren salió en Argentina.





Escuchar en YouTube.





Encontrala originalmente en:
En la tapa está Jerry Hall, que pronto sería otra de las parejas de Mick "Jet-Set" Jagger, continuando la tradición que rompería el enorme Avalon de tapas con minas medio en bolas. Para mí los cinco primeros discos de Roxy Music son intercambiables, en el mejor sentido de la palabra. Fundamentales, sin excepción.
Siren (1975)





lunes, 11 de junio de 2018

Gustavo Cerati - Bocanada


Una confusión muy frecuente es lo que se entiende por “saber de música”, habitualmente se le endilga la etiqueta a aquel que ha escuchado muchos discos cuando debería referirse a aquella persona que conoce de teoría musical, que sabe de armonía, lee un pentagrama y en fin… se entiende el concepto. Con Cerati se podría aplicar sin miedo porque claramente reúne las dos condiciones. En la época de Soda Stereo creyó -entendiblemente- que los discos que se compraba en sus viajes nunca iban a llegar, claro, pocos podían prever que en pocos años existiría Internet y que los Cocteau Twins o Loveless de My Bloody Valentine ya no iban a ser tan desconocidos. Todos los músicos roban y esa es la manera en que la historia de la música popular avanza, Cerati lo hace con maestría y, volviendo al tema, conoce más de teoría musical que muchos de los que ha sabido utilizar como influencia para disparar una idea, un concepto o una canción.

Otra muy grande que tiene a favor es que nunca se cansa de escuchar, de asimilar, de investigar, no le tiene miedo a lo que es nuevo y en Bocanada estuvo completamente al día con lo que pasaba a nivel mundial, algo que en Argentina nunca fue fácil y más de una vez se encontró con el conservadurismo anquilosado de la prensa local que lo tildaban de “moderno” o de seguir demasiado las tendencias, como si eso tuviera algo de malo. Si hay algo que se le puede cuestionar a Cerati son sus preocupaciones temáticas, siempre está más o menos en la línea hedonista de ver a quien se lleva a la cama, de ver cómo le aplica su Kamasutra personal a su modelo de turno, cómo obtendrá placer de la nueva droga que está probando y demás vicisitudes de su eterna vida en el jet-set porteño. Alguna vez se le ha señalado que es un letrista más musical que otra cosa y la definición aplica perfectamente; no hay mucho para decir, pero lo disimula bastante bien, nunca llega a molestar a nivel lírico, lo podés ignorar y dejar las palabras como simples sonidos, el tipo canta bien y usa las melodías y las métricas con la habilidad del mejor artesano.

¿Y qué pasa con Bocanada? Tiene todo lo que tiene que tener un gran disco. Sonidos de todo tipo, ideas al por mayor y muy bien aplicadas, suena increíblemente bien y está grabado y producido como los dioses (si no graba y suena bien Cerati entonces… ¿Quién?). Tiene los cuatro o cinco temazos históricos que todo gran disco tiene que tener. También están los cuatro o cinco “tapados” que se pueden rescatar, esos que no sonaron en radios por capricho o elección. Una última para pensar… ¿Se dieron cuenta que la última vez que temas nuevos o actuales se convirtieron en clásicos, esos temas fueron de Cerati?





Escuchar entero en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Soda Stereo - Dynamo
Gustavo Cerati - Amor amarillo
Deniel Melero - X

jueves, 7 de junio de 2018

Video de la Semana: The Clean - Anything Could Happen



¡Kiwi-rock al poder!!! Desde nueva Zelanda, del mítico sello Flying Nun, aparecía originalmente en el primer EP de The Clean, Boodle Boodle Boodle, del '81.





lunes, 4 de junio de 2018

5 Canciones 5: Grandes versiones


El aromo
Ángel Parra
La tapa podría ser de un disco psicodélico californiano pero no; es el cantautor Ángel Parra, desde Chile con amor, uno de los hijos de la legendaria Violeta Parra. El primer lado es un ciclo de canciones conceptuales de su autoría y el otro, el "B" es de versiones de Atahualpa. Uno de los grandes temas de Yupanqui, el mayor escupidor de verdades y máximas de la historia de la música popular latinoamericana.

Aparece originalmente en: Canciones funcionales / Ángel Parra interpreta a Atahualpa Yupanqui (1969)

Ver / oír en YouTube


Glory Road
The Walkabouts
La banda de Chris Eckman y Carla Thogerson. Grandes arqueólogos musicales, tienen un disco de versiones incomparable e influyente, Satisfied Mind, con temas de Gene Clark, la Carter Family, Nick Cave, etc. Acá agarran un temazo de Brother Love's Travelling Salvation Show, el disco conceptual semi-olvidado de Neil Diamond. Lo dejaron para un compilado de rarezas pero por suerte terminó saliendo.

Aparece originalmente en: Drunken Soundtracks [Lost Songs & Rarities 1995-2001] (2002)


Ver / oír en YouTube


Bedsitter Images
Marc Almond
Todos conocen a Marc Almond... pero no lo saben. Él es quien entona las estrofas de la versión ochentosa de "Tainted Love" de Soft Cell, que ha sonado y sigue sonando en las radios del planeta. Uno de los grandes cantantes infravalorados, ha cultivado el perfil de divo operístico con no pocos aciertos. Muchos conocen a Al Stewart pero por Year of the Cat y sus hits de rock suave de los setenta. No tanto por esta perla que daba título a su primer LP de estudio, Bedsitter Images, otro de la "cosecha '67".

Aparece originalmente en: Stardom Road (2007)

Ver / oír en YouTube


I'll Be Home
Harry Nilsson
Tuvo el buen tino de grabar un disco completo de versiones de Randy Newman antes de que el Californiano se convierta en un compositor famoso. Nilsson estuvo horas grabando voces y dedicándo muchísima atención al detalle... y se nota. Ya eran amigos y esta fue la única canción que Newman compuso exclusivamente para el inglés. Años después el tributo sería devuelto con el doble For the Love of Harry: Everybody Sings Nilsson.

Aparece originalmente en: Nilsson Sings Newman (1970)


Ver / oír en YouTube


The Dark End of the Street
Chris Spedding
Afghan Whigs, Aretha, los Flying Burritos, Ry Cooder... todo el mundo le clavó los dientes al super clásico de la dupla Moman / Dan Penn. Se debe simplemente a que es un temazo, se banca cualquier tratamiento, la podés hacer fiel, más o menos, irrespetuosa (Diamanda Galas) o punkie pero siempre queda, siempre sale adelante porque es perfecta, así de simple. Chris Spedding, un clasicista moderno -si es que eso existe- le da una pasadita en uno de sus primeros LP como solista y, otra vez, no falla.

Aparece originalmente en: The Only Lick I Know (1972)

Escuchar en Muziekweb.nl




viernes, 1 de junio de 2018

lunes, 28 de mayo de 2018

Disco del Mes: Serpent Power - Electric Looneyland


Serpent Power
Electric Looneyland
2017










Skeleton Key Records










jueves, 24 de mayo de 2018

Mercury Rev - Snowflake Midnight


Si la humanidad sobrevive algunos años más, unos cincuenta o cien, a esta época se la llamará “la era de la saturación”, como en las películas de ciencia ficción o cine catástrofe. Como cuando los sobrevivientes hablan de “antes de la gran crecida” o “después de los terremotos”... va a ser algo parecido a eso. Hoy en día estamos sumergidos en una época rarísima; por un lado la gente que cree que ya no hay nada nuevo bajo el sol y por otro los que ignoran olímpicamente los pronósticos pesimistas y siguen saliendo de sus casas, siguen abandonando sus computadoras y hacer lo más peligroso para el status quo, el poder reinante, las corporaciones, o como quieras llamarle; juntarse. Humanos juntándose a hacer cosas. Un peligro.

Mercury Rev es un grupo que venía de antes de La Saturación, sabían lo que era lidiar con una compañía discográfica, hacer discos y que sean esperados por managers, tiendas de discos y fans. Siempre fueron caratulados como hermanos menores de los Flaming Lips, con un poco de razón pero son más que eso, no vamos a entrar mucho en detalles, cualquiera que se haya expuesto a las bondades de Deserter’s Songs (el último disco de ellos que se podría decir que “importó”) o las tormentas guitarreras de Boces o Yerself Is Steam, sabe que son mucho más que eso.

Y entonces vino La Saturación…

Acá el panorama había cambiado drásticamente. Todo el mundo tenía Internet en sus casas, te llegaban si querías veinte discos por día, por supuesto que podías digerir dos o tres como mucho, pero si tenías apetito o voracidad como en muchos casos te dabas una panzada. Y después el empacho, claro. Los tipos encargados de comentar discos en revistas o sitios web estaban hartos, no tenían tiempo ni mental ni físico pero tenían que seguir elogiando los discos de los viejos chotos porque sí, porque nadie se anima a hablar mal de un disco de Neil Young cuando apenas sale. Tampoco nadie se tomó el trabajo de escuchar Snowflake Midnight de Mercury Rev. Un disco innovador, aventurero, lleno de exploraciones sonoras, una evolución natural de una banda que nunca tuvo miedo de ir un poco más allá.

Si prestás atención en este disco pasa de todo, hay paisajes sonoros al estilo Brian Eno, marcados por la impronta indeleble de todo lo que hacen, hay electrónica furiosa, hay pastillas, viaje y psicodelia. Todo entendido y tamizado por una época confusa, extraña a más no poder, que es la que vivimos; la era de La Saturación.





Escuchar entero en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Mercury Rev - All Is Dream
Mercury Rev - The Secret Migration
Mercury Rev - See You On the Other Side

lunes, 21 de mayo de 2018

Video de la Semana: Super Furry Animals - It's Not the End of the World?



Me acuerdo de cuando Rosso no paraba de elogiarlos. ¿Habrá vuelto a escuchar un disco de ellos? Eran bastante buenos, me parece. ¿Rosso sigue existiendo?





miércoles, 16 de mayo de 2018

Roxy Music - Country Life


Pocos tenían la impronta, la musicalidad y el concepto tan bien redondeado como Roxy Music. Siempre fueron y serán la banda de Bryan Ferry. Todos sabemos que en los dos primeros discos de estudio estaba Brian Eno, con el look más marciano de todos los tiempos, pero apenas empezaron las tensiones armó la valija grande. No se lo extraña para nada. Sin desmerecerlo. A pesar de que su aporte en Roxy Music y For Your Pleasure es notorio, cuando se va salen a la cancha con Stranded, otra maravilla absoluta, el que tiene “Street Life” y “A Song for Europe”, hasta Eno mismo admitió sus aciertos elogiandoló en más de una oportunidad. Eso nos deja directo en Country Life, cuarto LP de la banda inglesa, aparecido originalmente en el año 1974, con los últimos coletazos del llamado glam-rock, del que supieron ser baluartes y escuderos.

Tiene la gran virtud de que los temas tienen un concepto sonoro que los unifica claramente, todos son reconocibles inmediatamente como pertenecientes a Country Life y, sin embargo, cada uno es diferente al anterior. Son diez temazos, en la época en que los discos tenían diez temas, muy poco -o nada- de relleno, media hora o cuarenta minutos como máximo. En estos surcos te podés encontrar con una joya de rock espacial como “Out of the Blue”, con uno de los solos enormes de Phil Manzanera (si lo escuchás con atención podés sentir el mareo) y al rato con “Prairie Rose”, el encargado del cierre, uno de los temas más convencionales y a la vez elegantes de la pluma de Bryan Ferry, quien comparte créditos con Manzanera por única vez. Todo lo convencional que puede ser un tema de la primer etapa de Roxy Music, de más está decirlo. Hablando de créditos es imposible pasar por alto la fundamental contribución del multi-instrumentista Andy Mackay, que figura en la tapa al mando del oboe y el saxo pero que metió mano por todos lados y se lo escucha brillar a lo largo y ancho del disco. Siempre será recordado sobre todo por “The Thrill of It All”, que abre juego con potencia, eficacia cancionera y el refinamiento que para este entonces ya era marca registrada de la casa. El otro single era “All I Want Is You” y es otro ejemplo perfecto de Roxy Music en su mejor momento. Como en casi cualquier disco de esta gente, no faltan los momentos exploradores e incómodos y esta vez vienen de la mano de “Tryptych” y “Three and Nine”, el segundo tema, ni siquiera acá pueden dejar de lado las atmósferas a Londres decadente, los hallazgos sonoros y la sensación de que nada es del todo serio en el mundo de estos seres.

Los cuatro primeros discos de estudio de Roxy Music deberían estar en cualquier discoteca que se precie de tal. Y ni hablar de Avalon, que visto desde ahora, hoy en día, quizás sea el disco más importante que hicieron, el manifiesto definitivo de Bryan Ferry. Otra historia que queda pendiente para la próxima.





Escuchar entero en YouTube o en Spotify.





Chequear también:

Sparks - Propaganda
David Bowie - Aladdin Sane
Bryan Ferry - The Bride Stripped Bare

domingo, 13 de mayo de 2018

Giant Sand - The Desperate Kingdom of Love



De las miles de canciones de Giant Sand o de Howe Gelb solista, eligir justo una versión puede ser un poco extraño.

Por un lado PJ Harvey nunca me interesó demasiado, tengo algunos discos que nunca escuché del todo y no mucho más. Por otra parte cuando este héroe del desierto hace un cover es para agarrarlo y apropiárselo para siempre y es lo que pasa con esta belleza de canción.

Gelb se calza el trajecito de cantante trasnochado de bares y se sienta al piano a apretar alguna que otra tecla negra y la rompe.





Escuchar en YouTube.





Encontrala originalmente en:
Como algunos compañeros de generación (pienso ahora en The Church o los Green Pajamas) esta es la gente que está haciendo los grandes discos de rock moderno. Ante una especie de injusto semi-anonimato pero esa es otra discusión. Ya no salen lindos en las fotos y no "venden" pero están ahí. Quien quiera oir que oiga.
*proVISIONS* (2008)





jueves, 10 de mayo de 2018

The Vandals - Look What I Almost Stepped In...


Siempre el otro es el malo, el equivocado, el que no resuelve de manera adecuada y no “la tiene clara” como sí la tenemos nosotros, que ya pasamos por todo eso, lo vimos en algún lado o nos la contaron. Con eso dejamos de lado la capacidad de sorpresa y, siempre que hay problemas, los seres humanos somos especialistas en delegar, en pasar la pelota y echarle la culpa a otro. Especialidad del rock and roll desde que existe; protestar contra lo establecido, poniéndose en el papel del bueno de la película, el que no está adentro del sistema, el que lo critica desde sus entrañas mismas para derribarlo. ¿Ridículo? Y… hay formas y formas y los Vandals lo saben. Siempre lo supieron. Hay reírse, de todo y todos, nada tiene demasiado sentido y la vida es corta como las canciones que tocan. Hasta le pusieron Hitler Bad, Vandals Good o su obra maestra de punk ganchero de fines de los noventa, como para redondear la idea.

Siempre se los asoció con grupos de California, como Green Day, Offspring o NOFX, pero los Vandals ya estaban juntos a principios de la década del ochenta, siempre liderados por Joe Escalante, el bajista de la banda y encargado de las letras, la postura ideológica, la promoción y hasta el sello discográfico. Abogado, director de videos, tiene un programa de radio, un tipo inquieto se podría decir.

Con “Behind the Music” empieza Look What I Almost Stepped In... y es exactamente lo que su título indica, una descripción hilarante de la trastienda de un grupo de rock, todo lo que NO tiene que ver con la música, un Spinal Tap moderno de menos de tres minutos de duración. “Porque tenés treinta y cinco años y trabajás en un depósito, porque te gastaste toda la plata de la faculta en cocaína” cantan en “Sorry, Mom and Dad” y en “The New You” se burlan de las personas que de un día para el otro aparecen completamente renovadas, con un lavado de cara medio sospechoso, de esos que ni ellos se los terminan de creer. De más está decir que podés ignorar las letras y los chistes tontos y sólo dejarte llevar por las guitarras poderosas, la energía incesante, la adrenalina de las voces y los estribillos. Sobre todo los estribillos, con esas melodías que se te adhieren a la memoria hasta el fin de los días.

Look What I Almost Stepped In... no pretende más que hacerte reir un rato y tiene la variedad que necesita un disco de este estilo para sostenerse de principio a fin; rápido, un poco más rápido, rapidísimo y alguna que otra combinación de esas tres premisas. No te va a cambiar la vida. No se puede pedir tanto, no hace falta.





Escuchar entero en Spotify o en YouTube.





Chequear también:
The Vandals - Peace Thru Vandalism
The Dickies - All This and Puppet Stew
Screeching Weasel - Bark Like a Dog

viernes, 4 de mayo de 2018

5 Canciones 5: Current 93, Mercedes Sosa, Steve Wynn, Pink Floyd y Johnny "Guitar" Watson


Then Kill Cæsar
Current 93
Lo podés encontrar en otro de los grandes discos de la banda liderada por David Tibet. Cristianismo, Aleister Crowley, el precipicio que bordea la locura, la degradación del ser humano... algunos de los temas "livianos" que suelen obsesionarlo. Una guitarra acústica y algún que otro retazo de instrumentos de cuerda le sobran para pintar un paisaje de folk aterrador. Un cuadro de Hieronymus Bosch hecho canción.

Aparece originalmente en: Black Ships Ate the Sky (2006)

Ver / oír en YouTube


La media luna
Mercedes Sosa
Lo primero que sorprende al escuchar este disco es la calidad de grabación y producción. Orquestaciones y arreglos al nivel de cualquiera de los cuatro primeros discos de Scott Walker (a cargo de Oscar Cardozo Ocampo) o Born to Be With You de Dion, letra mágica de Miguel de Unamuno y la voz de Mercedes Sosa en la estratósfera, llevando la canción a otro estrato, desprendiendosé de cualquier etiqueta o categoría. Admirable.

Aparece originalmente en: Navidad con Mercedes Sosa (1970)


Ver / oír en YouTube


I Don't Deserve This
Steve Wynn
Se va a pasar toda la vida introduciéndose como el tipo que escribía los temas de Dream Syndicate (recientemente reunidos) pero su carrera solista es muchísimo más amplia y abarca un período más largo. Para Crossing Rainbow... se va a Lubliana, capital de Eslovenia, a grabar con el capo de los Walkabouts, Chris Eckman, quien lo termina acercado al sonido elegante y europeo de su banda. Anteúltimo tema, casi al cierre. Un as bajo la manga. Otro, sí.

Aparece originalmente en: Crossing Rainbow Bridge (2008)

Ver / oír en YouTube


Flaming
Pink Floyd
¿Qué se puede decir del primer larga duración de Pink Floyd? No mucho que no esté repetido hasta el hartazgo. Que sólo por estos temas Syd Barrett merece el bronce eterno puede ser un pequeño aporte. "Astronomy Domine", "Lucifer Sam", "Interstellar Overdrive" y la lista podría seguir un buen rato. "Flaming" no es tan famoso ni tan celebrado pero no por falta de merecimiento. Temazo. Enorme.

Aparece originalmente en: The Piper at the Gates of Dawn (1967)


Ver / oír en YouTube


Lover Jones
Johnny "Guitar" Watson
Todos escuchamos los temas funk de Zappa -eran amigos y han grabado juntos- y más tarde nos enteramos que él también robaba. De los P-Funk de Clinton sobre todo pero escuchen estas voces... muy sospechoso. Johnny "Guitar" Watson es un héroe de culto hoy en día pero en su momento vendía mucho, tocaba por todos lados y lo invitaban a grabar a lo largo y ancho de California.

Aparece originalmente en: A Real Mother for Ya (1977)

Ver / oír en YouTube




martes, 1 de mayo de 2018

Video de la Semana: Foals - Mountain at My Gates



De What Went Down, del 2015, el cuarto disco de estudio de Foals.





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...