lunes, 21 de enero de 2019

Video de la Semana: Bryan Ferry - The Girl of My Best Friend



El siempre cachondo Bryan Ferry. Este viene de un single de la época entre Taxi y Mamouna ('92 y '94, respectivamente). El original lo cantaba Elvis más o menos cuando volvía del servicio militar.



miércoles, 16 de enero de 2019

Cracker - Kerosene Hat


¿Cómo vamos a recordar la década del noventa en el futuro? En realidad, ya han pasado varios años y podríamos recordar aquellos tiempos como testigos de los últimos coletazos de la industria discográfica tal y como se conocía. Eran épocas en que un lanzamiento era esperado, en que una banda podía volverse millonaria de la noche a la mañana y, como característica típica de aquellos años, eran tiempos en que lo alternativo pasaba sin escalas a ser moneda corriente, mainstream, que le dicen.

Le pasó a los Cracker, el disco debut de la banda, anterior a Kerosene Hat, el de las sardinas en la tapa, fue disco de oro. Eran una banda haciendo grandes esfuerzos para llegar a fin de mes y de repente tuvieron el espaldarazo que les permitió seguir. De hecho, el título de este disco, viene de los métodos que usaban para pasar el frío invierno de Richmond, Virginia, en donde la banda tenía su base de operaciones. No se puede hablar de Cracker y olvidarse de Dave Lowery, el líder, un tipo creativo e inquieto, había pasado sus años de juventud en Camper Van Beethoven, una de las grandes bandas de la década anterior, de asombroso eclecticismo, pioneros en más de un sentido y hoy, de manera un tanto injusta, poco más que héroes de culto.  

Y les siguió pasando, con el corte de difusión de este disco, “Low”, se cansaron de vender y sonar en todos lados, fue uno de esos temas emblema de la famosa generación X, con aquel video pugilístico y sus tres o cuatro acordes muy bien puestos. Incluso la cara B del single (sí, todavía se hacían singles acá) fue a parar a la banda sonora de Empire Records, una de esas que definen una era. Lo que diferenciaba a Cracker de Alice In Chains, Nirvana, Bush y toda aquella camada es que los tipos siempre tuvieron un costado tradicionalista, trayendo siempre algún elemento de la música de raíces norteamericana, ya sea blues, folk o country. Lo mejor de Cracker era que jamás sonaba forzado o traído de los pelos, era natural, espontáneo y se notaba. Kerosene Hat es un disco de rock alternativo de los noventa pero tiene un elemento que lo hace imperecedero, indemne al paso del tiempo.

Tiene además un montón de temas buenos, de hecho es un disco que se deja escuchar entero sin problemas, hasta tiene aquellos “chistes” de época como dejar pasar tiempo cuando termina y que aparezcan temas ocultos. En este caso vale la pena esperar; vienen dos singles de primer nivel; “Euro-Trash Girl” y sobre todo “I Ride My Bike”, a puro punk rock. A disfrutarlo y viajar en el tiempo.






Escuchar en Spotify o en YouTube.






Chequear también:
Camper Van Beethoven - Key Lime Pie
Sparklehorse - Vivadixiesubmarinetransmissionplot
Cracker - The Golden Age

lunes, 14 de enero de 2019

Calexico - Minas de Cobre (for Better Metal)



Me parece que es importante Calexico en la música de los últimos veinte años. Lucharon por ser diferentes, cosmopolitas y abiertos, en un disco de ellos puede convivir el Miles Davis de Bitches Brew con una balada llena de arena y piedras al estilo Johnny Cash, siempre están llamando cantantes que no son de Estados Unidos, convirtiendo esa invitación en un gesto político de manera automática.

Cuando los escuché por primera vez me vinieron como anillo al dedo, eran ideales para expandir fronteras (en todo sentido) para explorar nuevos géneros e ir a buscar en otras fuentes y "Minas de Cobre", algo así como un clásico spaguetti-western instrumental, fue un pasaje de ida para una banda que sigue dando frutos.





Escuchar en YouTube.





Encontrala originalmente en:
Qué buen disco The Black Light, noble, sabio, humilde, se ha bancado el paso del tiempo como el mejor guerrero, ya tiene veinte años, por increíble que parezca. Es el segundo disco de Joey Burns y John Convertino (el corazón de Calexico) y ahi ya estaba toda la personalidad formada, lista para salir al mundo.
The Black Light (1998)





jueves, 10 de enero de 2019

5 Canciones 5: Adolfo Berón, Feathers, Cat Stevens, Los Planetas y Litto Nebbia


Color de gris
Adolfo Berón
Sin virtuosismo ni florituras innecesarias, acá hay una clase gratis en unos pocos minutos de música. El hombre de Zárate la rompe, la pisa y la amasa en este valsecito tanguero de su autoría. Linda melodía y sentimiento melancólico a flor de piel. Convive con otras versiones en un disco que vale la pena escuchar para quienes disfrutan del tango con formaciones chicas, de cámara, con la guitarra criolla como protagonista absoluto.

Aparece originalmente en: La vieja serenata (1968)

Escuchar en Spotify


Ibex Horn
Feathers
¿Qué es esto? ¿Cómo se puede describir o encasillar? Encasillarlo imposible, describirlo... se puede intentar. Esto es música diabólica, pagana, de sectas, psicodélico al extremo pero con características shamanísticas, narcóticas, dementes. Son ocho minutos y fracción de demencia controlada. El resto del disco no se aproxima en ningún momento al nivel de energía cósmica que despliegan en "Ibex Horn", el anteúltimo... tema del disco homónimo de Feathers. Freak-folk le dicen a esto, para mí es música interplanetaria.

Aparece originalmente en: Feathers (2005)


Ver / oír en YouTube


How Can I Tell You
Cat Stevens
Hoy en día es más recordado por su cambio de nombre y religión (Yusuf Islam) que por cualquier otra cosa que haya hecho anteriormente. Vale la pena remarcar que a fines de los sesenta y mediados de los setenta, Cat Stevens era parte de la realeza del pop-rock británico. Esta joya aparece en Teaser and the Firecat (indispensable junto a Tea for the Tillerman, el anterior) y tiene todo lo que tienen los grandes temas de Steven Demetre Georgiou, su nombre real.

Aparece originalmente en: Teaser and the Firecat (1971)

Ver / oír en YouTube


Ya no me asomo a la reja
Los Planetas
En España son estrellas (y actúan como tales) pero acá en Argentina son casi desconocidos, siempre obedeciendo a cierto prejuicio que tenemos en este país para con los grupos de la península Ibérica. "Ya no me asomo..." es ideal para levitar, rock espacial del viejo y bueno, aparece en el primer disco en el que los oriundos de Granada, en Andalucía, se acercan a sus raíces flamencas. De hecho el título es una refenrencia / homenaje a La leyenda del Tiempo de Camarón de la Isla. A volar se ha dicho, amigos.

Aparece originalmente en: La leyenda del espacio (2007)


Ver / oír en YouTube


Suite: Alrededor de Mona Lisa
Litto Nebbia
Los dos primeros discos como solista de Litto Nebbia adolecen de cierta inocencia y no han envejecido del todo bien, sobre todo a nivel letras, cosa que también pasaba con los discos de Los Gatos. El tipo tiraba los fideos a la pared y veía cual quedaba pegado, lamentablemente todos los fideos los editaba y no dejaba nada afuera. Pero cuando la pega es asombroso -otra vez; lo mismo que pasaba con Los Gatos- como en este tema largo y lleno de cambios de su segundo LP.

Aparece originalmente en: Litto Nebbia, Vol. 2 (1970)

Ver / oír en YouTube




viernes, 4 de enero de 2019

Nito Mestre y los Desconocidos de Siempre - idem


Acusticazo. La primera impresión. Muchas voces. Del tipo angelical. Yes, la banda de Jon Anderson y compañía, una influencia ineludible del rock argentino de la década del setenta. Más guitarras acústicas. Armonías de voces femeninas. Regreso al folk rock bucólico. Eso es lo primero que suena cuando uno se expone a “Y las aves vuelan”, el tema que abre el disco debut de Nito Mestre y los Desconocidos de Siempre. Crosby, Stills & Nash, otros que marcaron a fuego a aquella generación. ¿Tiene personalidad? ¿Superó el paso del tiempo esta música? Se puede decir que sí, se notan las influencias pero no es robo a mano armada, suena muy profesional y ajustado y las canciones tienen cosas para decir.

La imagen generalizada que se tiene de Nito Mestre es algo así como un segundón de Charly García, el Garfunkel de Paul Simon o algo por el estilo. De Sui Generis no hace falta hablar mucho, todo el mundo los conoce y son el ejemplo claro de lo bueno y lo malo de la música de fogón. Para esta época, fines de la década del setenta, Argentina estaba en medio de los peores años de la dictadura, desaparecía gente a diario y estos tipos estaban haciendo una música interplanetaria, en otro mundo pero… ¡qué bien tocaban!

El segundo tema, “El tiempo para descubrir el mal”, que podría aludir (de manera muy oblicua, hay que decirlo) al momento socio político que se vivía ya es algo más fuerte, todo lo fuerte que puede ser un tema de Nito Mestre, por supuesto. Pero ya aparecen las guitarras eléctricas, hay solos y arreglos y la cosa va tomando vuelo. En “Tema de Goro” ya están a pleno con el rock progresivo, bien podría haber sido un tema del Jethro Tull de Thick as a Brick, con flauta incluída, tiene mucho que ver con lo que hacía su ex-compañero en La Máquina de Hacer Pájaros en aquel entonces. “Mientras no tenga miedo de hablar” abría la cara B en el LP original y muestra que los tipos no estaban tan ajenos a lo que pasaba puertas afuera.

Los próceres del llamado rock nacional tardaron en adaptarse y prestar atención a lo que pasaba afuera, hay que recordar que en el año en que salió este disco aparecía el debut de los Sex Pistols, pero nadie puede negar que se dedicaban con esmero al oficio, que tocaban, cantaban y grababan con mucho nivel y que, a fin de cuentas, dejaron un legado imperecedero.





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Sui Generis - Pequeñas anécdostas sobre las instituciones
Jon Anderson - Olias of Sunhillow
La Máquina de Hacer Pájaros - Películas


miércoles, 2 de enero de 2019

Video de la Semana: The Flaming Lips - Christmas at the Zoo



Del excelente Clouds Taste Metallic, séptimo disco de estudio de los Flaming Lips.



lunes, 24 de diciembre de 2018

The Brian Setzer Orchestra - Boogie Woogie Christmas


¡Qué carrera la de este hombre! Y siempre haciendo más o menos lo mismo, con todo lo bueno y malo que eso implica. Con los Stray Cats fue casi la cabeza visible del movimiento de revival del rockabilly y el rock de los 50s que surgió a principios de la década del ochenta, justo cuando el punk se empezaba a quedar sin nafta… y sin ideas. Estos pibes eran punks que sabían que había que moverse, un poco aunque sea, tampoco era cuestión de traicionar el espíritu.

Sin separar al trío, en el ’85 saca su primer disco como solista, The Knife Feels Like Justice, en donde le daba rienda suelta al power pop, a las canciones de estribillos poderosos y a las guitarras de doce cuerdas al mejor estilo The Byrds, siempre con su sello, sus solos de guitarra patentados y una voz con presencia y fuerza.

A mediados de los noventa da un giro a lo que venía haciendo; se separan los Stray Cats y arma la Brian Setzer Orchestra, una big band al mejor estilo de las grandes orquestas de la era del swing, un Duke Ellington con guitarras gordas de caja. Acertó otra vez. En el ’98 sale The Dirty Boogie, un disco que le gustó a todos, metaleros, punks, amas de casa, etc. Setzer de repente tenía más éxito del que nunca había tenido con los Stray Cats, la banda por la que será eternamente recordado. Tenía más éxito y podía hacer lo que se le cantaba, dicho sea de paso.

¿Qué onda con la navidad? ¿Por qué le dan tanta importancia en Estados Unidos? Todos sabemos más o menos o tenemos una explicación al respecto. Lo que nos importa acá es que nos ha dado canciones, miles de ellas, muchísimas. Varios discos navideños también, con mayor o menor nivel de oportunismo lo han hecho los Beach Boys, Elvis, Flaming Lips, Cheap Trick y hasta Mercedes Sosa, sin ir más lejos. Este es el primero de la Brian Setzer Orchestra -hay otro que viene después- y fue una pegada importante cuando salió, a principios de este siglo. Tiene el polémico “Baby, It’s Cold Outside” y lo canta con Ann Margret, está el que hacía El Rey en uno de sus propios Christmas Album, “Blue Christmas”, que roquea duro y parejo y hasta mete un original, de la mano de “So They Say It's Christmas”, al mejor estilo Sinatra.

El cuestionamiento de lo que significa o deja de ser la navidad, con discos como este, divertidos, fiesteros, sin más pretensión que la de pasar un rato bailando, riéndose o con la música de fondo, puede esperar al año que viene. ¡Mazel tov!






Escuchar en YouTube o en Spotify.






Chequear también:

The Brian Setzer Orchestra - Dig That Crazy Christmas
Varios - A Christmas Gift from Phil Spector
Elvis Presley - Elvis Sings the Wonderful World of Christmas



miércoles, 19 de diciembre de 2018

Patti Smith - Trampin'


Convicción. Si hay que utilizar una palabra para describirla, tranquilamente podría ser esa. Fé ciega, también. Una humanidad asombrosa, en el más amplio sentido de la palabra. Y una verdadera rocker, en el sentido estricto de la palabra; alguien que usa sus limitaciones, que sabe esconderlas y explotar al máximo sus virtudes.

Patti Smith hace poco sacó dos libros, el primero más bien autobiográfico y el segundo otra demostración clara de su candidez, sus creencias, su fuerza espiritual. Si uno los lee puede llegar a desconfiar y pensar que no es posible que alguien tenga tantos intereses, que se conmueva ante semejante cantidad de cosas. Pero Patti Smith no es cualquier persona y eso también se nota en seguida. En su música inmediatamente, pero también en sus escritos, su poesía, sus fotos… son canales para probar su inquebrantable fé en el ser humano, en la trascendencia del hombre como género y especie. A priori alguien podría tratarla de ingenua pero cualquiera que conozca aunque sea un poco su obra sabe que no es así, lo suyo es más bien mantener intacta la capacidad de sorpresa y el niño que uno lleva adentro, no por nada tiene más de setenta años y mientras muchos a esa edad ya dan lástima de muchas formas diferentes, ella todavía sigue dando batalla y haciendo que la vida sea algo que vale la pena.

Es humana en todo sentido, cuando tenía treinta años tenía pinta de que se comía el mundo, parecía un poco arrogante y muy pagada de sí misma pero respondía con música, con huevos, con actitud. Vale recordar que la pegó con su primer disco, con Horses, no vamos a exaltar sus virtudes a nadie que esté leyendo estas líneas porque no hace falta. Después, a mediados de los ochenta hizo un parate para criar a sus hijos y ocuparse de su marido enfermo. A partir de ahí sus apariciones se fueron haciendo espóradicas y su música y su persona (o “personaje”) ganó en peso, en sabiduría y en aplomo. Puede que haya perdido en fuego o en agresividad pero escuchen “Radio Baghdad” en este disco y verán a alguien que todavía tiene mucho por probar.

Dicen que sobre gustos no hay nada escrito pero todos sabemos que el noventa por ciento de lo que se escribe ES -precisamente- sobre gustos y para mí cuando Patti Smith arde de verdad es cuando deja un poco de lado sus pretensiones literarias y se acuerda de aquello que la volvió loca cuando era una niña y es a lo que le cantaba en aquel histórico primer LP: “En las sábanas había un hombre, bailando al compás de una simple canción de rock and roll”.





Escuchar entero en YouTube o en Spotify.





Chequear también:
Patti Smith Group - Radio Ethiopia
Patti Smith - Peace and Noise
Patti Smith - Banga

domingo, 16 de diciembre de 2018

Video de la Semana: The Builders and the Butchers - Golden and Green


¡Qué buena banda esta! Tuvieron un momento en que se los nombraba con frecuencia, a fines de la década anterior, pensé que habían desaparecido y resulta que el año pasado sacaron disco nuevo.
Esta es de Salvation Is a Deep Dark Well, del 2009.




miércoles, 12 de diciembre de 2018

The Smiths - Panic



No soy fan de Smiths y menos de Morrissey, a quien igualmente seguí hasta el disco Years of Refusal. Puedo ver que los tipos son buenos, aprecio las cualidades y cuando escuchás una buena compilación de singles te das cuenta, entendés a esa gente que se rasga las vestiduras por ellos o él como solista. Los discos siempre fueron relativamente fáciles de conseguir.

¿Quién no quiso ahorcar al DJ? ¿Quién no se siente conmovido por eso de "la música que ponen no significada nada para mí"? Si sos adolescente y te agarra con la guardia baja te creés que esto es un manifiesto. Y la música ayuda, mucho, según dicen Johnny Marr quería componer un himno. Vaya si lo logró





Escuchar en YouTube.





Encontrala originalmente en:
La primer aparición de "Panic" es en un single con "Vicar In a Tutu" en la cara B. Podés encontrarlo por todos lados y de manera menos trabajosa -y onerosa- en estos días privativos; está en los compilados Louder Than Bombs y también en The World Won't Listen, ambos clásicos absolutos, a la par de la discografía oficial de la banda.
Panic [single de 7 y 12"] (1985)





lunes, 10 de diciembre de 2018

The Devil Makes Three - Chains Are Broken


“Veo la tormenta tomando fuerza y el viento que va aumentando, puedo ver el agua abriéndose, su boca tan grande, como para que te trague entero” cantan al principio de “All Is Quiet”, al final del lado A. Uno de los grandes temas del disco, una balada medio tiempo oscura, como si Johnny Cash se diera una vuelta por el barrio de The Coral, al otro lado del Atlántico.

La canción, la vieja y querida canción, la que se arma con un par de estrofas, algún que otro solo del instrumento que se tenga a mano y un par de estribillos, parece estar más vigente que nunca. Está bien; nadie hoy en día te va a poner una doble página con la foto de la banda en el diario matutino, obligándote -metafórica y literalmente- a escuchar a la supuesta banda del momento, pero vos la podés encontrar, con un poco de criterio y separación de paja y trigo, está ahí, sigue vigente y ardiendo. The Devil Makes Three lo sabe y muy bien, siguien rezando en el altar de los cuatro acordes bien puestos, un corazón roto y un poco de participación y complicidad por parte del que se ubica al otro lado del parlante.

En la página se declaran seguidores de la literatura de Baldwing, la desilusión de Hemingway y los nubarrones gótico / sureños de Flannery O’Connor. Si le pegás una mirada a la lista de temas del disco de covers que sacaron hace un par de años (el anterior a este) podés entender de dónde vienen musicalmente hablando; Muddy Waters convive alegremente con Tom Waits y Robert Johnson se da la mano con Hank Williams, Willie Nelson y Kris Kristofferson. A priori puede sonar a viejazo pero no, nada de eso.

Chains Are Broken es el sexto y último disco de estudio a la fecha y es otro golazo, ya me habían llamado la atención con I'm a Stranger Here del ’14 y la cosa sigue por buen camino. Como novedad salta en seguida la presencia de un baterista en todas las canciones, dejando un poco atrás el formato de trío de dos guitarras y contrabajo con el que venían trabajando. Para hacer un resumen concreto se trata de un disco de guitarras y canciones, afirmado en cierta tradición milenaria pero con un pié firme en el presente, esto nunca suena a herrumbre y no necesitás de ningún bagaje para disfrutarlo. ¿Alguien dijo moderno al fin y al cabo? Puede ser… ¿Por qué no?





Escuchar en YouTube o en Spotify.





Chequear también:

The Devil Makes Three - Do Wrong Right
Chris Stapleton - Traveller
The Zutons - Who Killed... the Zutons?


miércoles, 5 de diciembre de 2018

lunes, 3 de diciembre de 2018

5 Canciones 5: Funkadelic, Last Shadow Puppets, Bowie, Peter Case y The Flirtations


Standing On the Verge of Getting It On
Funkadelic
Todo el mundo conoce el tema en que Clinton le dijo a Eddie Hazel que toque como si su madre hubiese muerto, de Maggot's Brain, pero acá es donde el guitarrista descolla, la pisa y la amasa. En uno de los discos más roqueros de P-Funk (otro podría ser One Nation Under a Groove, se me ocurre) y de la época en que George Clinton era el Rey de Midas; todo lo que tocaba -o casi- se convertía en oro. La traducción podría ser algo como "parado al borde de empezar a coger".

Aparece originalmente en: Standing On the Verge of Getting It On (1974)

Ver / oír en YouTube


My Mistakes Were Made for You
The Last Shadow Puppets
Se puede decir que Alex Turner de los Arctic Monkeys es la última gran estrella de rock de la era moderna, justo antes de la nebulosa extraña en que vivimos hoy en día, en que nadie compra un disco y nadie se gastaría -ni invertiría- la plata que hace falta para grabar un disco como el primero de su banda paralela, con Miles Kane. Cuando aflojan el nervio y el vértigo de ser Scott Walker por un instante es cuando el disco brilla de manera incadescente, como en este temazo. Brillante.

Aparece originalmente en: The Age of the Understatement (2008)


Ver / oír en YouTube


The Secret Life of Arabia
David Bowie
¿Qué decir del Duque Blanco? Medir el peso de su gigantesca obra es imposible. Su influencia, sobre todo en músicas "subterráneas", su buen gusto, sus exploraciones... no hay mucho para aportar al respecto. Este temazo cierra el segundo disco de su famosa Trilogía de Berlín y es Bowie en su máximo estado de gracia y pureza, una melodía marciana y una armonía más rara todavía. A pesar de eso el tema es perfectamente escuchable y hasta se podría decir que es pegadizo. La magia se hace presente.

Aparece originalmente en: "Heroes" (1977)

Ver / oír en YouTube


Lost In Your Eyes
Peter Case
Siempre lo van a recordar por haber sido parte -y líder- de los Plimsouls, una de las grandes bandas de la era de oro del power-pop, pero como solista tiene un catálogo inmenso en donde da rienda suelta a su enciclopédico conocimiento de la música popular moderna. Bluegrass, rockabilly, baladas soul... todo le sale bien y con sello propio a Peter Case. Hasta algo bastante parecido a un tango, como este temazo de su séptimo disco de estudio como solista.

Aparece originalmente en: Flying Saucer Blues (2000)


Escuchar en Spotify


South Carolina
The Flirtations
El éxito de las Supremes, con Diana Ross a la cabeza, las Marvelettes, Vandellas, Gladys Knight y demás grupos de chicas con gusto a soul orquestado trajo un millar de imitadores. Algunos de cuestionable calidad y otros como las Flirtations, que tienen un disco debut buenísimo. La mayoría de las canciones del LP las escribe el dúo inglés Waddington / Bickerton. Éste no fue el single pero podría haber sido, con esa línea de bajo, las estrofas melancólicas y el estribillo emotivo. Temazo.

Aparece originalmente en: Sounds Like the Flirtations [también editado como Nothing But a Heartache] (1969)

Ver / oír en YouTube




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...