miércoles, 24 de diciembre de 2014

martes, 23 de diciembre de 2014

5 Canciones 5: música de películas


Happy for the Poor
James Brown
El Padrino del Soul no se iba a quedar sin su propia banda sonora para película blaxploitation (drogas, putas, drogas, mafia y más drogas) a la manera de Shaft o Super Fly y eso es exactamente lo que hace, pasando por el "filtro James Brown", obviamente. "Happy for the Poor" es una versión aggiornada de un simple de principios de la década. Pero funciona y lo hace a la perfección. Como casi todo lo que hacía JB en esta época.
Aparece originalmente en: Slaughter's Big Rip-Off (1973)


The Look of Love
Dusty Springfield
Clásica película de James Bond con todos los lugares comunes del género. Pero con Peter Sellers y Ursula Andress. La música corrió por cuenta de la brillante dupla Hal David / Burt Bacharach. La versión de "The Look of Love" a cargo de la super diva soul inglesa Dusty Springfield es motivo más que suficiente para pasar una hora y media frente a la pantalla.
Aparece originalmente en: Casino Royale (1966)


Witch
Goblin
La mayoría de las grabaciones de los prog-rockers italianos Goblin fueron para musicalizar películas de terror y esta joya de Suspiria no fué la excepción. En uno de los grandes clásicos de Darío Argento, alguien ingresa a una escuela de ballet para darse cuenta de a poco que detrás de la fachada se oculta algo siniestro. "Witch" es la banda sonora perfecta del infierno, con aullidos de ultratumba y sintetizadores malévolos ad hoc.
Aparece originalmente en: Suspiria (1977)


Nobody But Me
Naz Nomad & the Nightmares
Acá hay trampa; la película que inventaron los Damned para hacer su disco de versiones nunca existió y durante un tiempo nadie supo que Naz Nomad & the Nightmares eran Vanian, Captain Sensible y compañía. ¿El contenido? Tremendas versiones de clásicos Nuggets de rock de garage de los sesenta. La versión del clásico de los Human Beinz abre el LP a pura fiesta, a toda velocidad, como para ir preparando el terreno para lo que se viene.
Aparece originalmente en: Give Daddy the Knife, Cindy (1985)


That Woman's Got Me Drinking
Shane MacGowan & the Popes
Dirigida y protagonizada por un Steve Buscemi todavía no tan famoso, Trees Lounge tiene una banda sonora completamente acorde a su respectiva película; se trata mayoritariamente de standards de jazz y oldies de rock de la época pre-Beatles. Pero en el medio aparece este arrebato de furia confesional en clave punk rock a cargo del ex-Pogues y su banda de forajidos. Para sacudir un poco el tedio (muy bien logrado, por cierto) del film.
Aparece originalmente en: Trees Lounge (1996)




lunes, 22 de diciembre de 2014

Los Gatos - Esperando a Dios



Esta la conozco de cuando tenia menos de quince años. Tarde, mucho más tarde me enteré quiénes eran Los Gatos, qué habían hecho, qué temas había en los discos, etc.

Pero esta es una canción perfecta desde cualquier óptica, es cuando el rock intenta ser religioso, metafísico o como quieran llamarle... y lo logra, con creces.

Qué quiere decir Nebbia en la letra no es muy claro, de hecho la letra me parece bastante... dudosa, pero la melodía y la forma en que la canta es la clave acá; todas las dudas existenciales y la búsqueda de respuestas que tiene que tener una canción se transmiten gracias a eso. El órgano (de dos mangos seguro) los coros, los redobles a lo Keith Moon en el estribillo.

Tiene TODO lo que tiene que tener y todo puesto en el lugar exacto.




Escuchala en YouTube.



Encontrala originalmente en:
Para mi gusto en los discos de Los Gatos hay tantos aciertos como errores, temas enormes al lado de temas completamente olvidables. "Esperando a Dios" aparece en el segundo LP de estudio de la banda.
Seremos amigos  (1968)





sábado, 20 de diciembre de 2014

Video de la Semana: Lumerians - Life without Skin



Evidente mal viaje de ácido en este video del cuarto disco de Lumerians, The High Frontier.







martes, 16 de diciembre de 2014

Harry Nilsson - The Point! [banda sonora oficial]


Si a los niños de las escuelas primarias les hicieran ver The Point! probablemente el mundo empezaría lentamente a ser un lugar menos inhóspito. ¿De qué va el asunto? Muy simple, en un país en donde todas las personas, los edificios y hasta los objetos terminan en una especie de flecha puntiaguda, nace un niño llamado Oblio que tiene la cabeza redonda, en nuestro lenguaje; sería “normal”. Por supuesto que los pequeños burgueses asustados lo toman como una amenaza y nuestro protagonista es desterrado y obligado a marcharse al bosque Pointless (“sin punta” o también “sin sentido”) acompañado de su fiel ladero, el perrito Arrow (“flecha”, por supuesto). Después de pasar por un buen puñado de desventuras y de conocer a unos personajes tan extraños como tiernos, Oblio se da cuenta de que no hace falta ser igual a todos para poder formar parte de un grupo, sociedad o como se le quiera llamar. Algo así como un The Wall sin anti-depresivos.

La banda sonora corrió por cuenta de un inspiradísimo Harry Nilsson, quien escribió todas las canciones (y también la música incidental del film) para la ocasión. Nilsson estaba en el pico de su popularidad y en su mejor nivel artístico, bastante lejos del reviente al que sometería su maltrecho cuerpo y que lo llevaría en unos pocos años a perder su voz, su fortuna y su talento.

El disco empieza, lógicamente con “Everything’s Got ‘em”, en donde Nilsson introduce el conflicto, como te enseñaban en el colegio; la introducción. Se funde en seguida con una narración (“The Town”) en donde se cuenta lo que pasa con el pequeño Oblio y de cómo la madre le hizo un sombrerito con punta para que nadie se dé cuenta de su “defecto”. Las narraciones están intercaladas con canciones y acá hay varias de las mejores de la pluma de Mr. Nilsson, como “Me and My Arrow”, “Poli High”, la super clásica “Think About Your Troubles”, de la que se han hecho varias versiones, “Life Line” y “Are You Sleeping?”, esta última una de las canciones más hermosas y recordadas de este compositor, hoy en día relativamente olvidado, a pesar de su amistad con los Beatles, su status de celebridad fiestera y sus legendarios “reventones” con Alice Cooper, Keith Moon, Lennon y toda la mafia que iba a Los Angeles sin saber cuántos días iban a pasar sin dormir.

Quizás la música de Nilsson en general y la de The Point! en particular sea demasiado tierna, naïf y edulcorada para los tiempos que corren, en donde tenemos el metal más extremo y los cantautores más descarnados que sí tienen más que ver con la miseria y decadencia que vivimos a diario. Será cuestión de cada uno decidir que lugar le otorga a Harry Nilsson. Acá lo tenemos bien alto en el pedestal de héroes.





Escharlo entero en YouTube o en Grooveshark.

LINK A LA PELÍCULA ENTERA.





Chequear también:

Harry Nilsson - Skidoo
Harry Nilsson - Son of Schmilsson
Van Dyke Parks - Songs Cycled

miércoles, 10 de diciembre de 2014

The Beatles - Yellow Submarine


¿Qué se puede decir de estos pibes que no se haya dicho ya? No mucho en realidad, la impresionante cantidad de tinta, horas-hombre, cintas de video y cualquier cosa que sirva para registrar este fenómeno son sencillamente incontables. Es que lo que pasó con los Beatles y la revolución socio-cultural que encabezaron va a quedar para siempre en la historia de la humanidad, del mismo modo que Gandhi, Hitler y -como bien dijo Lennon- Jesucristo.

Vamos a intentar un “rescate” del que quizás sea (junto con Beatles for Sale) el disco menos valorado de los cuatro de Liverpool. Corresponde a la banda sonora de la cuarta película que hicieron, después del rotundo fracaso que significó Magical Mystery Tour, en Yellow Submarine los Beatles prácticamente no participaron, no escribieron canciones para la ocasión y apenas salen en los créditos finales haciendo caras y algún que otro chistecillo. Ni siquiera se molestaron en grabar sus propias voces, para las que se utilizaron imitadores, muy buenos, hay que decirlo.

El disco que se editó en su momento, con sólo algunas de las canciones que aparecían en la película, es otra demostración de que, incluso a media máquina, los tipos eran simplemente impresionantes. “Yellow Submarine” ya había aparecido en Revolver y “All You Need Is Love” era el single que ya todos conocemos, que también aparecía en Magical… De los temas “nuevos” hay uno solo que tiene olorcito a descarte y es el tema de Paul “All Together Now”, una cancioncita infantil que parece anticipar el encanto de sus dos primeros LPs como solista. Los dos temas de George son inmensos. Por un lado “Only a Northern Song”, hasta el título tiene pinta de descarte pero es Harrison en plan Confucio, disparando máximas a los cuatro vientos. Su otro tema, ya que siempre le dejaban meter dos por disco (por eso en el Album Blanco hay cuatro… ¡turros!) es “It’s All Too Much”, un supuesto comentario sobre el disgusto que le provocaban las rispideces en el seno del grupo. Musicalmente es un mantra psicodélico enorme, prácticamente inventa un género (¿alguien dijo shoegazer?) y con uno o dos acordes se anota el mejor tema del disco por afano, completamente hipnótico. Y después está “Hey Bulldog”, por supuesto. Roquero al máximo, con esa voz bien mala onda de Lennon que tan espontáneamente le salía, un riff infalible, temazo por donde se lo mire. De este solo tema salen veinte bandas, por lo menos.

Después está lo que en el vinilo original era la cara “B”, temas orquestales de música incidental compuestos por el único e indiscutible quinto Beatle; George Martin, claro está. Clasifican posiblemente como los temas menos escuchados de cualquier disco de los Beatles, pero si te gusta la música clásica… ahí están. Si te gustan los Beatles, Yellow Submarine… también es un disco indispensable. Como todos los otros.




Escuchar completo en YouTube o en Grooveshark.




Chequear también:

The Beatles - Let It Be
George Harrison - Wonderwall
The Beatles - Love

viernes, 5 de diciembre de 2014

Neko Case - Blacklisted


Una de las personalidades más fuertes de los últimos diez o quince años, Neko Case ha hecho mucho para quedar para siempre en la historia de la música popular de los últimos años, sin embargo su nombre sigue sin despertar demasiado interés, al menos en lo que a América Latina respecta.

Siempre dispuesta a castigar a cantantes como Celine Dion o Alicia Keys (por usar -y abusar- del auto-tune) se hizo relativamente famosa por colaborar con el colectivo creativo que es New Pornographers y sobre todo a partir del brillante Mass Romantic, el disco de la banda de AC Newman y compañía que hizo que varios parasen la oreja. Colaboró con los Sadies, Caléxico, Howie Gelb de Giant Sand y hasta con Mark Arm de Mudhoney. Pero lo que no se ve del iceberg es su carrera como solista, ya lleva diez discos en donde compone, toca y canta… ¡y cómo canta! Puede sonar como una sirena por momentos y pasar a un tono grave y enojado incluso en la misma canción.

Blacklisted es el tercer LP de estudio, aparecido originalmente en el 2002 y es, en cierto modo, su primer disco con la personalidad completamente formada, sin desmerecer los dos primeros trabajos, acá encuentra su voz tanto a nivel cantante como compositora de canciones. El nivel de eclecticismo es sorprendente, pasando por temas de tinte jazzero a un country psicodélico sin que apenas se note, el disco fluye perfectamente y hasta se las arregla para hacer un versión relativamente respestuosa de Aretha Franklin (“Runnin’ Out of Fools”) y lograr que no se despegue en lo más mínimo del resto. Los arreglos son de un nivel admirable y si se le presta atención a las letras es claro que Neko Case tiene las cosas bastante claras, invitando a reflexionar sin pontificar, a mirar para adentro y para afuera con otra óptica, más apta, más… abierta, como su música se podría decir.

Después de este disco hay otros que son tan o más buenos que este, como Fox Confessor Brings The Flood o el en vivo The Tigers Have Spoken (con los Sadies, viejos favoritos de la casa) e incluso el último de estudio a la fecha, el magnífico The Worse Things Get, The Harder I Fight, The Harder I Fight, The More I Love You. Pero Blacklisted marca un claro punto de inflexión en la carrera de esta canadiense. Un disco importante que merece un poco más de reconocimiento.




Escuchalo entero en Grooveshark o en YouTube.




Chequear también:
Neko Case - Furnace Room Lullaby
Laura Cantrell - Kitty Wells Dresses: Songs of the Queen of Country Music
The New Pornographers - Bill Bruisers




martes, 2 de diciembre de 2014

Video de la Semana: High on Fire - Fertile Green



Del séptimo disco de High on Fire, el conceptual De Vermis Mysteriis, del 2012. Último LP de estudio al día de la fecha.







lunes, 1 de diciembre de 2014

Disco del Mes: Julian Cope - Autogeddon


Julian Cope
Autogeddon
1994










Echo / American Recordings






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...