lunes, 27 de marzo de 2017

Disco del Mes: Violadores - Rey o reina


Los Violadores
Rey o reina
2009










Leader Music










martes, 21 de marzo de 2017

The Charlatans [UK] - You Cross My Path


¡Qué es bueno cuando una banda que te gusta mucho “vuelve”! Los Charlatans en realidad nunca se fueron del todo, pero el último gran disco había salido hacía casi diez años, los que vinieron después fueron discos de transición por no decir olvidables. Son pocos los que ostentan una seguidilla de discos brillantes como la que lograron ellos; desde el primero, Some Friendly del ’90, hasta Us and Us Only del ’99 hay seis discos increíbles, jamás reconocidos en su justa medida.

Tienen la desgracia de ser una banda que en un momento se clasificó de “moderna” y los modernos son los peores pelotudos dentro de la gran cantidad de pelotudos que hay entre los amantes de la música. Ellos se aburren rápido, rapidísimo y además están siempre en la búsqueda de la novedad, de lo último que salió y lo que se está elogiando en revistas y sitios chetos. Los Charlatans estaban bastante poco interesados en ser una banda de tendencias, les gusta demasiado el rock ‘n’ roll, Dylan, los Stones, etc. Y para un moderno eso es sinónimo de traición, de sacrilegio, de herejía. En realidad, una de las grandes virtudes de los Charlatans es haber balanceado ese delicado asunto a la perfección, si hay una influencia de los Faces nunca es directa y ladronzuela, suele estar bien disfrazada, bien apropiada, como debe ser, como toda la música que es valiosa, la que se nutre del pasado pero a modo de punto de partida y no como objetivo.

You Cross My Path fue recibido con relativa indiferencia en el momento de su aparición a fines de la década anterior, algunos encontraban virtudes pero no podían disimular que se trataba de una banda “vieja” y por ende, no podían estar haciendo un disco a la altura de sus clásicos. Error. You Cross My Path se puede acomodar muy cómodo junto con esos seis primeros LP de estudio, es un disco por el que deberían estar muy orgullosos. Todos sabemos que Tim Burgess es uno de los cantantes con más onda de todos los que alguna vez han pisado este planeta y en este disco la rompe, sin demasiado esfuerzo, hay que decirlo. Qué bien suena You Cross My Path, qué buenas son sus canciones, es perfecto para la pista de baile, a pesar de que hoy en día se supone que tenemos que bailar con la música más pestilente y berreta posible. El punto de referencia podría ser Power, Corruption & Lies de New Order, un disco por el que más de una vez han profesado admiración en entrevistas. Como punto de partida es muy válido pero al lugar al que lo llevan… sólo los Charlatans podrían hacerlo.





Escuchar entero en Spotify o en YouTube.




Chequear también:
The Charlatans [UK] - Up to Our Hips
The Charlatans
[UK] - Tellin' Stories
Tim Burgess - Oh No I Love You

viernes, 17 de marzo de 2017

5 Canciones 5: Dennis Brown, La Pesada, Luna, Radiohead y The Move


Created by the Father
Dennis Brown
Uno de los próceres del reggae de raíces y lo que se conoce como lovers rock, Dennis Brown no suele ser mencionado en el podio de los grandes de la música jamaiquina, a pesar de su carrera larguísima y voz dorada. Discos clásicos como Visions of Dennis Brown o Deep Down, del '74 garantizan su estadía en el paraíso de la música. Esta es una de las tantas grandes canciones de otro disco de esos que no tienen rellenos.

Aparece originalmente en: Wolf & Leopards (1977)

Ver / oir en YouTube


Linda ciudad
La Pesada
El segundo tema del disco más recóndito y experimental de esta suerte de seleccionado del rock del hemisferio sur. La data que manejaba Billy Bond en esta época está a la altura de cualquier vanguardista de aquel entonces, ya sea Zappa, Robert Fripp o cualquiera de las bandas del krautrock alemán. Esto es un crescendo lento y lleno de ruiditos fantasmales, no cantan, hay una orquesta ayudando a crear un clima de tensión y tiene todo lo que tiene que tener tu música favorita para las pesadillas.

Aparece originalmente en: Buenos Aires Blus (1972)


Ver / oir en YouTube


No Regrets
Luna
Una de las canciones más versionadas del siglo veinte, con grandes interpretaciones a cargo de Lee Hazlewood, Ed Kuepper o la elegantísima versión que grabaron los Walker Brothers cuando se reunieron, a mediados de los 70's. No hay que olvidar que la original pertenece al gran Tom Rush, un cantautor de los buenos en serio. La versión de Luna aparece en un EP del '96 y la verdad que, a su manera, se apropian de la canción, con esos intercambios de voces temblorosas. Prueba fehaciente de la elasticidad infinita de las canciones gigantes.


Aparece originalmente en: EP [EP] (1996)


Ver / oir en YouTube


Desert Island Disk
Radiohead
Siempre concienzudos, conceptuales, hiper-intelectualizados, muchas veces atentando contra lo que realmente importa que es la música, Radiohead es una banda con varios motivos para ser odiada. Pero te gusten o no, les creas o no, siempre, en todos los discos hay algo interesante, algún hallazgo, algo que no lo escuchaste antes. Esto sería algo así como folk inglés de principios de los setenta pero con un pié firme en el siglo XXI.

Aparece originalmente en: A Moon Shaped Pool (2016)


Ver / oir en YouTube


It Wasn't My Idea to Dance
The Move
A pesar de que en su momento fueron relativamente exitosos, hoy en día, son pocos los que se acuerdan de The Move y aquí va una teoría; eran demasiado eclécticos para los oídos modernos, en donde todo debe tener un nombre, una etiqueta, un "lugar" en la biblioteca babilónica de ceros y unos. Roy Wood está acreditado con al menos diez instrumentos en el último disco de estudio de la banda antes de las inevitables carreras solistas... y de Electric Light Orchestra, por supuesto.

Aparece originalmente en: Message from the Country (1971)


Ver / oir en YouTube




martes, 14 de marzo de 2017

Video de la Semana: Sonic Youth - Sugar Cane



Clásico absoluto. Uno de los grandes temas del "disco careta" de Sonic Youth; Dirty, del '92.





domingo, 12 de marzo de 2017

Pappo's Blues - Volumen 4


Los primeros cuatro discos de estudio de Pappo’s Blues establecen y marcan a fuego el rock pesado de raigambre blusera en la Argentina. Esos discos definitivos tienen un identidad tan fuerte que podrían ser prácticamente intercambiables, suenan parecido, el armado de los temas es muy similar y el bagaje de influencias es más o menos el mismo. Pappo metía en la ensalada a Black Sabbath, sin duda el primero en considerar en serio a los cuatro de Birmingham, Hendrix, los Yardbirds, John Mayall (el disco Bluesbreakers con Eric Clapton le abrió un mundo nuevo al Carpo) y el Fleetwood Mac de la era Peter Green.

Las formaciones eran otro tema aparte, según dicen Pappo hacía y deshacía a diestra y siniestra y su informalidad sorprendía a propios y extraños, dejando en el freezer a músicos que habían abandonado proyectos para sumarse al suyo y en Volumen 4 pasa algo parecido. Lo más cercano que tuvo a una formación estable fue el trío que armó con los históricos Machi y Pomo en bajo y batería respectivamente. Acá los músicos son Black Amaya en batería y Alejandro Medina en bajo pero el elenco va rotando de acuerdo al tema con la gente que daba forma a La Pesada de Billy Bond; David Lebón mete guitarras y alguna que otra voz y el baterista Isa Portugheis complementa atrás de los parches. El disco anterior, el histórico Volumen 3 había sido despedazado por la crítica y la que más le dolió a Pappo fue la que lo acusaba de hacer un disco demasiado corto. ¿Cómo lo solucionamos para la próxima? Muy simple; zapando a lo bestia. “Semilla de sésamo” dura casi diez minutos y la otra, “Sol de armónica” llega casi al cuarto de hora. Para cerrar el disco aparece uno de los inevitables temas raros de Norberto Napolitano, se trata de “El palacio de la montaña de invierno”; un instrumental folkie y reposado, como para terminar en un plan de descenso al planeta Tierra.
El resto de los temas conforman algo así como el canon imprescindible de Pappo’s Blues, y son los temas que tocó todo el resto de su vida, los que todo el mundo conoce y los que le han hecho ganar el cariño de los amantes del rock sucio y cuadrado incluso en el hemisferio norte, en donde estos discos se buscan con no poco esmero y consiguiente amontono de billetes. “Fiesta cervezal”, el fantástico “Gato de la calle negra”, el ridículamente genial “Abelardo el pollo” y el tema cuya letra va para su tía; “Con Elvira es otra cosa”.

Pappo nunca fue un gran vendedor de discos y menos en esta época iniciática pero tenía un público fiel y su sello siempre estaba apurándolo para que se meta al estudio. El resultado eran estos discos, con sus hallazgos y sus desprolijidades, siempre sacrificando lustre por espontaneidad y frescura. Ahora salieron las reediciones en LP y la verdad es que están a una muy buena relación precio / calidad. Allá vamos.




Escuchar online en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
Pappo's Blues - El Triángulo
Spooky Tooth - Spooky Two
Vanilla Fudge - Near the Beginning

jueves, 9 de marzo de 2017

Riff - Macadam 3...2...1...0...


Nunca fui fan de Pappo y detesto a su abundante cantidad de chupamedias, a los que dicen que lo extrañan, etc. A pesar de eso tengo más de diez discos de los cuales al menos cinco me parecen indispensables, leí dos libros sobre él y siempre que aparece una nota o video en YT lo miro sin vacilación. Mah si... soy fan me parece. ¿a quién le importa?

Esta joya rutera la conocí de la mano de los compilados super truchos de la revista Noticias, de la época en que a la clase media todavía le importaban cosas como armar una colección de libros y discos. Los tenía un amigo, me los prestaba, de cada uno sacaba como mucho cinco temas y los metía en cassettes. Aquellos CDs de tapa naranja son un ejemplo perfecto de cómo NO hacer un compilado y hoy en día se los ve en la calle Corrientes a precio regalado (para lo que son y para esta época siguen siendo caros). Pero cada vez que aparecía un tema de Riff ("Sussy Cadillac", "Dios devorador"... ¡"La espada sagrada"!) era un golazo. Tarde muchísimo tiempo en enterarme qué era el macadam.






Ver video en YouTube.




Encontrala originalmente en:
Este recién me lo pude comprar cuando salieron las reediciones, hace relativamente poco. ¡Qué mal suenan los discos de Riff! Menos mal que tienen ESOS temas. Segundo disco de estudio de la banda.
Macadam 3...2...1...0 (1981)





martes, 7 de marzo de 2017

Father John Misty - Pure Comedy


En el tema que da título al disco y que también es encargado de abrir el fuego, suenan los primeros acordes y todo parece indicar que estamos en presencia de alguien que escuchó demasiado los primeros discos de Elton, Honky Chateau, Tumbleweed Connection, etc. Pero a los cuatro minutos te das cuenta que la cosa no es tan simple. Empieza a sonar una repetición extraña, algo moderno, actual, y después hay un crescendo orquestal psicodélico que podría haber formado parte de cualquiera de los últimos trabajos de Mercury Rev. Los que ya conocíamos a Father John Misty no nos vamos a sorprender demasiado, ya sabemos que estamos ante alguien que tiene con qué defenderse y que ya viene haciendo las cosas con mucho criterio desde sus dos LP anteriores.

Tocaba la batería en Fleet Foxes, una de esas bandas que parecía que se iban a comer el mundo unos años atrás, pero estaba claro que es rol le quedaba corto. Pure Comedy es su tercer disco de estudio bajo este seudónimo en relativamente pocos años y todos son discos que cierran conceptualmente, que están craneados a conciencia y tienen identidad propia. Su verdadero nombre es Joshua Tillman y está claramente críado por lo que se conoce como “generación Laurel Canyon”; Neil Young, Joni Mitchell, CS&N, James Taylor y toda esa gente que trabajaba en California y tuvo su apogeo en la primer mitad de la década del setenta. Como cualquier artista actual que valga la pena, toma sus influencias como punto de partida y no se contenta con el simple reciclaje, agrega su cuota personal que es notable e idiosincrática y claramente escuchó a cantautores contemporáneos como Elliott Smith o Bill Callahan.

¿Tiene algo que ver con lo que hacía Fleet Foxes? Sí y no. Por un lado usa más o menos los mismos elementos, cierta forma de cantar y componer pero lo de Father John Misty es menos ermitaño, menos cósmico, mas sentimental y “bajado a tierra” si se quiere, es más fácil relacionarse con sus canciones y sus temáticas. No cualquiera hace un tema como “When the God of Love Returns There'll Be Hell to Pay” o dedica casi quince minutos de un disco a un lamento a corazón roto como “Leaving L.A.”. El año recién empieza y ya hay gente que se despertó. Temprano por lo visto…




Escuchar online en Spotify o en YouTube.




Chequear también:
Fleet Foxes - Helplessness Blues
Father John Misty - Fear Fun
Elliott Smith - Figure 8



miércoles, 1 de marzo de 2017

Video de la Semana: Robert Plant - Darkness, Darkness


Hace poco nombramos este temazo de Dion en un posteo, también versionado por Mott the Hoople en Brain Capers. ¿Será mucha herejía afirmar que me gustan mucho más los últimos tres o cuatro de Plant solista que los clásicos de Led Zeppelin? ¿O será más bien una esnobeada? Quizás las dos cosas...





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...