miércoles, 10 de diciembre de 2014

The Beatles - Yellow Submarine


¿Qué se puede decir de estos pibes que no se haya dicho ya? No mucho en realidad, la impresionante cantidad de tinta, horas-hombre, cintas de video y cualquier cosa que sirva para registrar este fenómeno son sencillamente incontables. Es que lo que pasó con los Beatles y la revolución socio-cultural que encabezaron va a quedar para siempre en la historia de la humanidad, del mismo modo que Gandhi, Hitler y -como bien dijo Lennon- Jesucristo.

Vamos a intentar un “rescate” del que quizás sea (junto con Beatles for Sale) el disco menos valorado de los cuatro de Liverpool. Corresponde a la banda sonora de la cuarta película que hicieron, después del rotundo fracaso que significó Magical Mystery Tour, en Yellow Submarine los Beatles prácticamente no participaron, no escribieron canciones para la ocasión y apenas salen en los créditos finales haciendo caras y algún que otro chistecillo. Ni siquiera se molestaron en grabar sus propias voces, para las que se utilizaron imitadores, muy buenos, hay que decirlo.

El disco que se editó en su momento, con sólo algunas de las canciones que aparecían en la película, es otra demostración de que, incluso a media máquina, los tipos eran simplemente impresionantes. “Yellow Submarine” ya había aparecido en Revolver y “All You Need Is Love” era el single que ya todos conocemos, que también aparecía en Magical… De los temas “nuevos” hay uno solo que tiene olorcito a descarte y es el tema de Paul “All Together Now”, una cancioncita infantil que parece anticipar el encanto de sus dos primeros LPs como solista. Los dos temas de George son inmensos. Por un lado “Only a Northern Song”, hasta el título tiene pinta de descarte pero es Harrison en plan Confucio, disparando máximas a los cuatro vientos. Su otro tema, ya que siempre le dejaban meter dos por disco (por eso en el Album Blanco hay cuatro… ¡turros!) es “It’s All Too Much”, un supuesto comentario sobre el disgusto que le provocaban las rispideces en el seno del grupo. Musicalmente es un mantra psicodélico enorme, prácticamente inventa un género (¿alguien dijo shoegazer?) y con uno o dos acordes se anota el mejor tema del disco por afano, completamente hipnótico. Y después está “Hey Bulldog”, por supuesto. Roquero al máximo, con esa voz bien mala onda de Lennon que tan espontáneamente le salía, un riff infalible, temazo por donde se lo mire. De este solo tema salen veinte bandas, por lo menos.

Después está lo que en el vinilo original era la cara “B”, temas orquestales de música incidental compuestos por el único e indiscutible quinto Beatle; George Martin, claro está. Clasifican posiblemente como los temas menos escuchados de cualquier disco de los Beatles, pero si te gusta la música clásica… ahí están. Si te gustan los Beatles, Yellow Submarine… también es un disco indispensable. Como todos los otros.




Escuchar completo en YouTube o en Grooveshark.




Chequear también:

The Beatles - Let It Be
George Harrison - Wonderwall
The Beatles - Love

4 comentarios:

Mastrángelo dijo...

Qué grande... jamás se me habría ocurrido reseñar este álbum extraño.

Es uno de los primeros que me compré en CD allá a comienzos de los noventa y la verdad, fue casi por error, si bien ya conocía el devenir de los Fab 4 (eso de dejar de tocar en vivo, etc). La parte clásica siempre me gustó, me parece divertida.

Y de los temas, coincido en todo, aunque respecto de "All Together Now", en su simpleza el tema me gusta pero me dice algo más, acerca de ese gigantesco poder de llegada los Beatles; quiero decir, Paul debe haber compuesto el tema en 5 minutos. Suficientes como para que la pieza aparezca en las primerísimas clases de inglés que reciben los niños de todo el puto globo.

Un abrazo!

Mariano dijo...

A mi también me gusta el tema, solo digo que es, con suerte, un tema menor, pero sí, los Beatles tienen eso; un tema "así nomás" lo hacían sonar. El Album Blanco está lleno de ejemplos.

Y que bueno eso de usarlo para clases de inglés, a mi me mataban con temas de Celine Dion o Shania Twain, te hacían aferrarte al pupitre como si estuvieras entregando el rosquete.

antonilópez dijo...

Es cierto que es álbum es como medio disco de los Beatles. Habia que hacer un esfuerzo considerable para escuchar la parte clásica, aunque acompañada de las imágenes se hacía más digerible.

Buen post. Un saludo.

Mariano dijo...

Hola Antoni! Gracias mucha veces quise postear en tu blog y no ma dejado. Sabes por que?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...