jueves, 10 de mayo de 2018

The Vandals - Look What I Almost Stepped In...


Siempre el otro es el malo, el equivocado, el que no resuelve de manera adecuada y no “la tiene clara” como sí la tenemos nosotros, que ya pasamos por todo eso, lo vimos en algún lado o nos la contaron. Con eso dejamos de lado la capacidad de sorpresa y, siempre que hay problemas, los seres humanos somos especialistas en delegar, en pasar la pelota y echarle la culpa a otro. Especialidad del rock and roll desde que existe; protestar contra lo establecido, poniéndose en el papel del bueno de la película, el que no está adentro del sistema, el que lo critica desde sus entrañas mismas para derribarlo. ¿Ridículo? Y… hay formas y formas y los Vandals lo saben. Siempre lo supieron. Hay reírse, de todo y todos, nada tiene demasiado sentido y la vida es corta como las canciones que tocan. Hasta le pusieron Hitler Bad, Vandals Good o su obra maestra de punk ganchero de fines de los noventa, como para redondear la idea.

Siempre se los asoció con grupos de California, como Green Day, Offspring o NOFX, pero los Vandals ya estaban juntos a principios de la década del ochenta, siempre liderados por Joe Escalante, el bajista de la banda y encargado de las letras, la postura ideológica, la promoción y hasta el sello discográfico. Abogado, director de videos, tiene un programa de radio, un tipo inquieto se podría decir.

Con “Behind the Music” empieza Look What I Almost Stepped In... y es exactamente lo que su título indica, una descripción hilarante de la trastienda de un grupo de rock, todo lo que NO tiene que ver con la música, un Spinal Tap moderno de menos de tres minutos de duración. “Porque tenés treinta y cinco años y trabajás en un depósito, porque te gastaste toda la plata de la faculta en cocaína” cantan en “Sorry, Mom and Dad” y en “The New You” se burlan de las personas que de un día para el otro aparecen completamente renovadas, con un lavado de cara medio sospechoso, de esos que ni ellos se los terminan de creer. De más está decir que podés ignorar las letras y los chistes tontos y sólo dejarte llevar por las guitarras poderosas, la energía incesante, la adrenalina de las voces y los estribillos. Sobre todo los estribillos, con esas melodías que se te adhieren a la memoria hasta el fin de los días.

Look What I Almost Stepped In... no pretende más que hacerte reir un rato y tiene la variedad que necesita un disco de este estilo para sostenerse de principio a fin; rápido, un poco más rápido, rapidísimo y alguna que otra combinación de esas tres premisas. No te va a cambiar la vida. No se puede pedir tanto, no hace falta.





Escuchar entero en Spotify o en YouTube.





Chequear también:
The Vandals - Peace Thru Vandalism
The Dickies - All This and Puppet Stew
Screeching Weasel - Bark Like a Dog

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...