jueves, 2 de febrero de 2017

DM3 - Garage Sale


Para hablar de DM3 hay que empezar por contar un poco sobre el prócer del rock de guitarras australiano Dom Mariani. Con veintipico de años ya estaba agitando las antípodas de la mano de The Stems, quienes dejaron un puñado de singles imprescindibles y un LP fundamental. Después armó The Someloves quienes repitieron los logros de la banda anterior; singles a rolete y Something or Other, un disco que, si te gusta el power pop, tenés que tener sí o sí.

DM3
puede que sea la sigla de Dom Mariani 3, en un exceso de astucia e inspiración. Dom Mariani no es un artista, no es Peter Hammill, no es Bowie, el tipo solo quiere rockear y de pasada hacer que su estribillo te quede adosado al balero por el resto de tu mísera existencia… con guitarras fuertes y gordas, eso sí. Comparado con las otras dos bandas anteriores con DM3 hizo más discos, tampoco son muchos pero entre ellos también hay uno imprescindible y es el magnífico Road to Rome, del ’96. En la tapa de Garage Sale está todo más o menos dicho: “Una compilación de caras B, descartes y remezclas” y en la contratapa se remata el concepto: “Una grabación descaradamente pop”. Cero pretensiones.

Las tres versiones que tiene valen la pena, por un lado “Sweet Hitch-Hicker” de Creedence (por supuesto) parece un tema de ellos, apropiación total, rutero al máximo, en eso coincide con el original. “Making Time” de The Move (una banda totalmente sobrevalorada) en donde pasa prácticamente lo mismo que con la versión anterior y el magnífico “Zero Hour” de The Plimsouls que sale levemente perjudicado en la comparación, más lento, un poco perezoso se podría decir. Pero los temas propios son una bomba, el principio con esa guitarra slide impecable de “Far from Here”, puro gancho, pura perfección pop, hermosos acordes de guitarra acústica en el estribillo, coros ultra-pegadizos… todo lo que tiene que tener esta música. “Hold On” para empezar el disco, el impresionante “One Time, Two Times Devastated” en una versión muy parecida a la original y, como si fuera poco, una relectura de “Little Town Crier” de aquel disco de los Someloves. Incluso hay unos temas de surf instrumental buenísimos al final del disco, otro de los vicios musicales de Mr. Mariani.

La gran virtud de esta música es su completa falta de pretensiones, nunca esta gente va a hablar de arte, de grandes asuntos cósmicos pero sí te van a dejar pegado a una estrofa y a un estribillo y vas a bailar como un poseso. Sólo de eso se trata el asunto.




Escuchar en Spotify.




Chequear también:
The Stems - At First Sight Violets Are Blue
Dom Mariani & The Majestic Kelp - Music to Chase Cars By
Datura4 - Hairy Mountain

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...