lunes, 19 de enero de 2015

Julian Cope - Dark Orgasm


Eterno niño mimado de la prensa, crítica musical, o como se le prefiera llamar, Julian Cope ha sido abandonado de manera misteriosa por esta gente en los últimos diez años aproximadamente. No sería nada raro que ese abandono tenga que ver con que sus últimos discos de estudio están por fuera de cualquier circuito que se precie de tal, salen por su propio sello, se venden a través de su sitio de Internet y, sobre todo, no hacen ningún tipo de concesiones, ni líricas ni musicales.

Mr. Cope parece estar inmerso en una cruzada contra sus propios molinos de viento; la religión organizada, las sociedades patriarcales, la música “inofensiva”, las drogas que no son consideradas “drogas” (la TV chatarra, la alienación producida por internet, etc.). Se puede decir que a muchos de los que manejan el mundo, las grandes corporaciones, muchas de las que dictan qué escuchar, no les conviene mucho que esté en boca de todos alguien que no se cansa de disparar verdades. Nunca lo sabremos pero es una teoría.

Lo que sí viene el caso es que, después de Interpreter, abandonó cualquier intento de producción “tradicional” en pos de un sonido completamente crudo, a lo bestia, con grabaciones espontáneas a una sola toma, con la banda acertando (y errando) en vivo en el estudio. Dark Orgasm es el segundo disco aparecido en el año 2005, el anterior había sido el extraordinario Citizen Cain’d, que tenía una cara de rock feroz y de dientes apretados y la otra mostrando una faceta más acústica y cancionera. Dark Orgasm se inclina por la primer opción, es un disco de rock and roll, de guitarras fuertes y canciones breves y efectivas. Acá Cope no se anda con vueltas y mientras que la cosa parece bastante sencilla a nivel ideas hay una pequeña novedad que vale la pena destacar; una mezcla inédita. Las guitarras y los riffs recuerdan a sus amados Stooges mientras que los arreglos y las bases tienen que ver con cierto rock progresivo oscuro y malvado de bandas como Amon Düül II o Tangerine Dream, con ese mellotron casi omnipresente. A veces no puede con su genio y, por más que intente boicotear y sepultar sus instintos para la melodía y el gancho pop, en algunos temas hay puntos de agarre muy claros como en “White Bitch Comes Good” o la excelente “I’ve Found a New Way to Love Her”. En el disco dos (todos sus últimos discos son dobles pudiendo entrar en sólo un CD) está “Death & Resurrection Show” en donde le da rienda suelta a todas sus indulgencias y caprichos en veinticinco minutos mucho menos improvisados de lo que parece a simple escucha.

Qué va a pasar con estos discos de acá a quince o veinte años, cuando caiga irreverente el martillo del paso del tiempo no lo sabemos. Pero nadie en su sano juicio va a negar que a Julian Cope le falta algo fundamental en el rock ‘n’ roll: coraje.




Podés escuchar algunas de las canciones que hay en YouTube acá.




Chequear también:

Amon Düül II - Carnival In Babylon
Agitation Free - Malesch
Julian Cope - You Gotta Problem with Me

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...