miércoles, 3 de septiembre de 2014

The Rutles - idem


Ni siquiera los Beatles son sagrados dijo Paul Westerberg y le puso Let It Be al cuarto disco de los Replacements. Eso mismo deben haber pensado los Monty Python cuando hicieron el falso documental All You Need Is Cash en el que parodiaban la vida y obra del cuarteto de Liverpool.

Ni hablar que para el film se hicieron canciones y muy buenas. El que estuvo a cargo de las composiciones fue Neil Innes, famoso por haber estado en la Bonzo Dog Doo-Dah Band al lado del mismísimo Viv Stanshall, otra leyenda de la música medio en joda / medio en serio. Innes también actúa haciendo de Lennon (Ron Nasty en la película) pero el que se lleva las palmas es Eric Idle, al menos en cuanto a payasadas y caras de pelotudo.

¿De qué va la música de los Rutles? Muy simple; cada una de las canciones parodia (según la lectura que se haga también homenajean) a los Beatles en las diferentes encarnaciones de la corta pero legendaria historia del grupo. Así es como “Help” se transforme en “Ouch!” y la música, sin ser igual, se basa prácticamente en el pedido de socorro velado que había cantado Lennon en el ’65. Para los que son fanáticos es una delicia, algunas canciones son más difíciles de detectar, de saber de dónde vienen pero aún así los títulos y las letras son absolutamente geniales. “Blue Suede Schubert” podría ser “Roll Over Beethoven” pero a pesar de tener el mismo estilo (rock and roll alla Chuck Berry) se tomaron el trabajo de pensarle un estribillo, de armar armonías vocales, de jugar a ser los Beatles aunque sea por un momento. Es claro que se divirtieron mucho haciendo esto. Algunas de las gastadas ofendieron a los eternamente acérrimos, como “Number One”, cuya letra relataba la ansiedad por “pegarla” en los Estados Unidos pero incluso el mismísimo George Harrison, eterno fan de los Python, financió la película y tiene un breve cameo como periodista. También aparecen celebridades de la talla de Paul Simon y un Jagger que apenas se aguanta la risa contando la falsa historia de ascenso y caída de la banda.

Los mejores temas son los que corresponden a la etapa de Rubber Soul para adelante, “Double Back Alley” (con obvia referencia a “Penny Lane”) es una canción perfecta y no tiene mucho que ver con ninguna de las canciones originales de los Beatles y “Cheese and Onion” es una joya de rock psicodélico que bien podría haber estado en Yellow Submarine, incluso es utilizada para musicalizar la logradísima parodia a la única película de animación que hicieron y que todos conocemos. “Piggy In the Middle”, ligeramente basada en “I Am the Walrus” podría haberse sentido muy cómoda adentro de Magical Mystery Tour.

Con este disco pasa lo mismo que con Capusotto, funciona porque no hay nada mejor y más sano que reírse de uno mismo, de lo que más queremos, que por supuesto y a la hora de la verdad, son los Beatles.





Escuchalo en YouTube o en Grooveshark.

 



Chequear también:
The Dukes of Stratosphear - Chips from the Chocolate Fireball
Bonzo Dog Doo-Dah Band - Gorilla
The Rutles - Archaeology


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...