martes, 18 de agosto de 2015

Fastball - Keep Your Wig On


¿Por qué será que el mundo suele ser tan injusto con las bandas que intentan hacer pop perfecto? Siempre son víctimas de las comparaciones más injustas. Que esto ya lo hicieron los Beatles, que esto otro tiene un parecido con cierto disco olvidadísimo de la era new wave, las excusas para bajarles el pulgar suelen ser retorcidas y sin demasiado justificativo. Acá va una teoría: el 80% de la gente que se dedica a escribir sobre música (¡cuántas ganas de citar aquella frase de Zappa otra vez!) jamás en su vida intentó tocar un instrumento y el porcentaje se elevaría mucho si hablamos de poner juntos tres acordes. Casi nadie sabe lo difícil que es hacer una canción buena de tres minutos ¿A cuántos vimos fracasar estrepitosamente en este intento? No alcanzarían los dedos de varias personas para enumerarlos.

Y si esa banda en cuestión fue relativamente exitosa, el nivel de ensañamiento suele ser más cruel todavía, como sería el caso de Fastball, quienes tuvieron un éxito enorme con un temazo de su segundo disco, All the Pain Money Can Buy, a fines de los noventa. Se trataba, claro, de “The Way”, la mejor canción que Costello está intentado volver a hacer desde Imperial Bedroom. Tuvieron altísima rotación en las radios y canales de videos –si, en aquel entonces todavía importaban- discos de platino y después… la nada misma.

Después de un poco más de un lustro viene Keep Your Wig On, que sale por el prestigioso sello Rykodisc, cuarto LP de estudio, parecía que las cosas se encaminaban para Fastball pero… en esos años había cambiado absolutamente todo, no hace falta recordarle a nadie qué pero lo cierto es que se recibieron con el título de La Banda con Peor Timing de Todos los Tiempos. Más allá de los merecimientos el disco es buenísimo, todo el oficio de artesanos pop de Mike Scalzo y Mike Zuniga está puesto al servicio de todas y cada una de las canciones. “’Til I Get It Right”, a la mitad del disco aproximadamente puede servir para describirlos perfectamente, el protagonista menciona un par de discos super clásicos que parecen gustarle mucho, llora por su chica que se fue, el ritmo es rápido pegadizo y bailable y el break instrumental podría haber salido de un disco de los Zutons o The Coral, el toque de modernidad necesario para que esto no sea un viejazo.
Es difícil que las bandas de este tipo sobrevivan, después de este disco, que fue bien recibido por la crítica pero casi ignorado por el público, viene Little White Lies, con resultados prácticamente idénticos (buenas críticas, pocas ventas). A los que nos gustan las canciones perfectas no nos importó.





Escuchar online en YouTube o en Spotify.





Chequear también:

Elvis Costello & the Attractions - Armed Forces
Fastball - The Harsh Light of Day
Tom Petty - Wildflowers

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...