lunes, 15 de junio de 2015

Hey Colussus - In Black and Gold


Ya casi no hace falta aclarar que los mejores discos de la actualidad son aquellos que desafían cualquier tipo de categorización, los discos “de género” ya no van más, o si van acá no nos interesan para nada. Estamos hablando de “mejores” en términos muy relativos, más bien de éxito artístico porque de éxito de ventas o trascendencia y/o masividad mejor ni hablemos, evitemos meternos en camisa de once varas.

Hey Colossus es una banda inglesa, van por el octavo disco de estudio en poco más de diez años y este, In Black and Gold, es el último hasta ahora, aparecido a principios de este año. Lo primero que se escucha es “Hey, What’s Your Name?” que parece uno de esos temas lentos y perezosos del Pink Floyd pre-Dark Side of the Moon, y es uno de los tantos atajos musicales engañosos que aparecen a lo largo de la placa. Esta no es una banda retro psicodélica, no es lo que en principio parece. Las cosas se ponen en su lugar en el segundo tema, en “Hold On” hay una mezcla de los Melvins, con doom metal y prog-rock de los setenta, mientras el cantante se retuerce con una de esas voces “feas a propósito” que tanto nos gustan (valga la contradicción) y el tema se desarrolla nos damos cuenta de que estamos ante algo que intenta una búsqueda, que va en pos de una fusión que parece funcionar, finalmente. Los riffs sabbatheros del tema que da título harán las delicias del headbanger que todos llevamos adentro, pero en vez de amasijarte el cerebro sin piedad, los tipos saben frenar y crear climas flotantes, etéreos. No te aburren con un machaque constante de guitarras fuertes, saben usar bien los contrastes.

Los tipos supieron evolucionar, se nota que han ampliado la paleta sonora y que han ido a buscar discos que antes no escuchaban, si antes era una banda más fácil de etiquetar y más plana desde el punto vista sonoro, ahora pueden quedarse unos cuantos minutos en una zapada celestial al estilo Brian Eno y después arrancar con un riff malvado de esos que se te adhieren a la médula espinal sin que se les mueva un pelo y sin que los cambios sean bruscos y suenen forzados.

Este es un disco de contrastes, de contrastes bien usados y entendidos, luces y sombras, texturas y capas, negro y dorado, este es un disco de esos que vale la pena escuchar con luces apagadas y prestando atención. Satisfacción garantizada.





Escuchalo en YouTube.




Chequear también:
Hey Colossus - RRR
Opeth - Pale Communion
Mastodon - Once More 'Round the Sun


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...