jueves, 4 de abril de 2013

Bauer - En Otra Ciudad


¿Cuánto tarda un disco actual o moderno en convertirse en un clásico? Estamos más o menos de acuerdo en que “moderno” comprendería todo lo que ha sido lanzado en el siglo veintiuno. ¿O no? ¿El último lustro quizás? Lo cierto es que la brecha se ha estirado. Medio que no tenemos más lugar para meter gente en nuestros podios. Otra pregunta podría ser cuales son las características que tiene que reunir un trabajo para merecer semejante epíteto. Pero si hablamos de merecimientos o de calidad, el segundo disco de Bauer, banda oriunda de Lanús, En Otra Ciudad, bien podría ubicarse en esa categoría tan anhelada.

Es un disco hecho con criterio, con identidad, con un norte bien claro y definido, dura lo que tiene que durar un LP y sus canciones forman una unidad casi inquebrantable. Es un artefacto de sus tiempos, está a tono con la música contemporánea y está grabado y producido con un nivel incuestionable. ¿Qué más se le puede pedir? Los que escribimos sobre música siempre nos divertimos (y mostramos un poco de chapa) con el jueguito de detectar influencias. No es tan fácil la cosa en el caso de Bauer. Hay paisajes sonoros al estilo Eno, hay sonidos y trucos de producción innovadores, voces etéreas y estallidos guitarreros pero no es el típico caso de “quiero sonar como x banda”, por suerte.

Empieza a pura adrenalina, con un gran título a medio camino entre chiste capusottesco y referencia para entendidos, con “Dock Surf”, un instrumental a puro nervio que puede confundir con respecto a lo que va a sonar a lo largo del álbum. En “Un auto para Lynn” aparece la primer joya y un marca de identidad más representativa del sonido y la propuesta, una base medio electrónica, una letra que usa las palabras más como música que como vehículo para decir un mensaje y un manejo de los climas digno -cuanto menos- de respeto. Escuchen los diferentes momentos por lo que atraviesa “El hombre de blanco”… hay un solo de teclados que nunca termina de estar al frente, casi de rock progresivo, con un fondo de guitarras que se cruzan. De repente para y suena a valle de Valium, todo armado y empaquetado para el hombre de ciudad moderno, son seis minutos de la mejor música urbana. Un riff obsesivo y un dibujo circular de teclado dan la intro para “Camino a Oxnard” y acá te terminás de dar cuenta que la cosa con Bauer va en serio. ¿Un poco de spaguetti western? ¿Por qué no? Para eso está “Dios quiere mi chocolate”… ¡Que título!

Lamentablemente, en un país que parece cada vez más cerrado a propuestas con el menor atisbo de originalidad, En Otra Ciudad pasó relativamente desapercibido, salvo para unos poquísimos oídos atentos, y Bauer hoy en día ya no existe. Pero el sello Sadness se dio el gusto de reeditarlo y ahora lo tenemos otra vez disponible para nuestro disfrute. ¡Salud!




Chequear también:
Pink Floyd - More (OST)
Radiohead - The Bends
Super Furry Animals - Love Kraft

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...