sábado, 28 de mayo de 2016

Oingo Boingo - Dead Man's Party


Una vez me contaron una anécdota curiosa; era una de esas fiestas de película que se hacen en casas en Los Angeles, Danny Elfman, quien había estado postrado por tener polio cuando era chico, estaba presente pero no hablaba con nadie, no se relacionaba para nada. En lugar de eso el tipo estaba pintando una puerta. Hasta ahí todo bien pero aparentemente lo que estaban haciendo en la puerta era una verdadera obra de arte, un dibujo rarísimo, surrealista. Era apenas un adolescente. Es raro pero hace unos cuatro o cinco años, cuando absolutamente cualquier porquería hecha en la década del ochenta era revalorizada ridículamente, cuando de repente escuchar Duran Duran era cool (esos discos se guardaron bajo llave durante años) nadie volvió a mencionar a Oingo Boingo cuando era el momento ideal para el revival.

No es tan extraño en realidad, la banda de Danny Elfman, incluso en este disco, quizás el más inmediatamente accesible de todos los que hicieron, siempre fue demasiado retorcida e idiosincrática para que la pasen en esas radios de gente que no investiga más allá de la superficie. Dead Man’s Party es el quinto LP de estudio, aparecido en el ’85 y tiene dos o tres temas que podrían considerarse hits y sonar en cualquier fiesta temática. Acá aparece el ultra pop (pero con su ineludible pátina de oscuridad) “Stay”, con tiempo firme pero no tan rápido como la mayoría del resto de los temas, su ganchos irresistibles y esos bronces tan de la época. Después terminó apareciendo en la película de culto Donnie Darko, una de esas que tienen una banda sonora mejor que el guíon… y todo el resto del film. “Dead Man’s Party”, el tema que dá título era otro de esos temas clave, con esa mezcla de nervio a lo Talking Heads y funk blanco anfetamínico. Tenía un video de animación cuadro a cuadro buenísimo que anticipaba en diez a años -por lo menos- al mejor Tim Burton. También el encargado de cerrar el álbum, “Weird Science”, que bien podría formar parte de Let’s Dance de Bowie, fue el tema de una serie que también tomó su nombre de este funk medio freak de Elfman y cia.

Puede que Dead Man’s Party no sea el disco definitivo de Oingo Boingo pero sin dudas ayudó a hacer del tipo una especie de mega estrella del cine y la música de TV de Estados Unidos, se llenó de oro con la música de los Simpsons y su nombre figura en los créditos de super éxitos como Batman, Dick Tracy, Hombres de Negro y hasta Spider-Man. El tipo la tenía (y la tiene) bastante clara.




Escuchar entero en YouTube o Spotify.




Chequear también:
Danny Elfman - So-Lo
Oingo Boingo - Good for Your Soul
Danny Elfman and the Mystic Knights of the Oingo - Forbidden Zone [banda sonora original]


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...