lunes, 1 de julio de 2013

Free - Free


¿No les dan un poco de bronca los discos homónimos? Son difíciles de acomodar, un poco complicados de ubicar pero sobre todo… ¿No podrían haber pensado un título? Es imposible pensar en otro motivo que no sea la falta de imaginación. Casi siempre se trata de debuts, marcan un cambio de sello o dirección estilística. Pero siempre joden un poco.
Acá tenemos otro, el segundo LP de estudio de Free, del ‘69. Acá no hay nada -pero nada- que haga pensar que el título no responde a una falta de ideas. Por suerte el contenido demuestra todo lo contrario. Free siempre será recordada como la primera banda de Paul Rodgers, que recientemente gozó de un nuevo envión de fama cuando lo llamaron para llenar los inmensos zapatos de (nada menos) Freddie Mercury en Queen. Pero Free es bastante más que eso, mucho más en realidad.

Tienen características propias por empezar, a priori es una banda de hard-rock de fines de los sesenta/principios de los setenta pero prestando un poco más de atención… ¡tienen un cantante de soul!. Una cruza entre un Rod Stewart no tan rasposo y un Smokey Robinson con amígdalas inflamadas. Cuando hacen una balada se nota que no es un tema hecho “para darle variedad al disco”, cosa que sucede muchas veces en este género. Es más, las baladas suelen ser los puntos álgidos de los discos de Free. También pueden ser psicodélicos, solo basta escuchar la preciosa “Mouthfull of Grass” para comprobarlo, parece esos temas de Pink Floyd pre-millones en la cuenta bancaria, esos que hacían en More o en Obscured… O sino el ligeramente amenazador -y un tanto blusero- “Free Me”, casi al final.

Otra característica de este disco es que Andy Fraser, el bajista, es co-autor (junto con Rodgers) de prácticamente todas las canciones. Y se nota. Con apenas dieciséis añitos, el muchacho se animaba a usar un instrumento tradicionalmente rítmico o “de apoyo” si se quiere, de una manera completamente melódica. No inventó nada, hay que decirlo, pero no es tan frecuente en este género. Supuestamente había muchos conflictos en el seno interno de la banda, con Paul Kossoff, el guitarrista, reclamando más porcentaje en los créditos y Chris Blackwell, el capo del sello Island, intercediendo para cambiar el productor a último momento.
Después vendrían “All Right Now”, los discos un poco más pesados y la inevitable ruptura, cuando Rodgers se va para armar Bad Company. Pero se puede decir que Free jamás hizo un disco malo. Son pocos años de carrera, varios discos y muy buen nivel. Para tenerlos en cuenta.





Chequear también:
Free - Tons of Sobs
Humble Pie - Town and Country
Foghat - Fool for the City


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...