jueves, 16 de mayo de 2013

Crime & the City Solution - American Twilight


Todo el mundo se reúne, todo el mundo vuelve a juntarse, parece el regreso de los muertos vivos y es así en muchos casos, lamentablemente. En el caso de Crime & the City Solution, que tienen veintidós años sin novedades discográficas, bueno… nadie va a pensar que el mundo está ansioso por un disco nuevo, eso significa que las motivaciones, probablemente, no vengan por el lado de lo económico. Primer punto a favor. ¿Tiene que ver con lo viejo, con el sonido “clásico” de la banda? Si y no. Se puede decir que recogen el guante exactamente en donde lo habían dejado, en Paradise Discotheque, del ’90, hace más de veinte años. Años en los que el mundo cambió y mucho.

Lo bueno es que recogen el guante, si, pero lo llevan lejos, muy lejos. American Twilight, el sexto LP de C&CS, es una pequeña obra maestra, un disco enorme en detalles, tiene la capacidad de sorprender combinando elementos de manera inteligente, es dramático sin ser molesto y es tremendamente intenso pero en ningún momento agobia.

Las canciones… difícil destacar temas en un disco al que parece no sobrarle un sola nota, en donde cada una de las ideas musicales parecen haber sido pensadas a conciencia y, a pesar de eso, no suena ni por asomo calculado. “My Love Takes Me There” es un tema enorme, un poco por encima del resto, empieza con un riff de guitarra de dos notas que en mano de una banda más… modesta podría haber hecho que todo se caiga a pedazos, pero en seguida va a parar a un paisaje desolado al estilo Morriccone, con su respectivo arreglo mariachi a la orden del día. “Domina” es un cruza improbable (pero efectiva al máximo) entre góspel y folk, con Simon Bonney sonando como un viejo sabio, mejor que nunca. Los coros femeninos le agregan la cuota de espectacularidad que esta vez es bienvenida. Habría que replantearse toda la idea de rock como música joven, todo eso de los muertos a los veintisiete años; hoy en día hay muchos compositores brillando por encima de los cuarenta y Bonney -y American Twilight- no hace más que confirmarlo. También hay lugar para el rock descontrolado y mala onda, sobre todo en el tema que da título y al final para cerrar a toda orquesta, una de las cumbres, de la mano de “Streets of West Memphis”, otra muestra de la fascinación de Bonney por el submundo del “sueño americano”, de hecho la banda ahora está radicada en Detroit, con músicos de The Dirty Three, 16 Horsepower y The Witches, más un viejo amigo de la casa, con Matthew Smith, de los fabulosos Outrageous Cherry.

Seguramente American Twilight no va a aparecer en los lugares (en los medios) donde están buscando a la cultura rock en los lugares equivocados. Pero este es un firme candidato a disco del año, de este 2013 que no anda corto de oferta. Va a ser difícil destronarlo.




Chequear también:

Townes Van Zandt - Our Mother the Mountain
Crime & the City Solution - Shine
Simon Bonney - Forever

4 comentarios:

Esther Goris dijo...

Lo volvi a escuchar despues de la nota... y me entraron ganas de comprarmelo. Lo unico que me hace un poco de ruido es que por momentos me siento escuchando la misma banda que me aburria bastante y ahora me gusta. Y eso que no hace mucho que les volvi a dar otra chance a los viejos y otra vez desaprobaron por muy poquito. Debe ser la mano de Mathew.

En sintesis: un discazo, pero el olor a Nick Cave me da un poco de nauseas.

Mariano dijo...

Bueno, vos sabés... yo recién llego a este boliche. Pido un vodka con sangre humana?

Esther Goris dijo...

Si, pedi eso en la barra. Igualmente ya no es lo que era, ahora usan sangre donada voluntariamente y ya no es lo mismo.

Mariano dijo...

La falta vértigo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...