martes, 14 de mayo de 2013

Robyn Hitchcock - Heaven

Otro ejemplo perfecto de las infinitas posibilidades de los cuatro acordes bien combinados. Para el que alguna vez haya agarrado un instrumento le va a resultar increíblemente familiar; esta misma combinación de acordes aparece en medio millón de canciones pop.

La tratábamos de tocar con una banda que tuve, una de esas tantas bandas que no pasan de muchos porros y pocos ensayos, salía, mas o menos salía, pero la coda, la parte en la que Hitchcock se pone a gritar al tope de sus pulmones era imposible. Irreproducible. Su simpleza era -y es- aparente. Lo mismo pasa con la letra. ¿De qué habla esta letra? Parece ser una canción de amor, pero... "tenés brazos, tenés piernas y tenés cielo"... ¿que es eso? Bueno Hitchcock es un maestro en el arte soltar frases (o palabritas) sueltas de esas que te dejan pensando pero tampoco hay que olvidarse de que la rima puede haber sido el objetivo de las palabras. Como sea, las virtudes acá vienen por el lado del gancho, el gancho pop que es tan elusivo para tantos. Un tecladito, la base machacada... necesitás que llegue el estribillo. Atención especial a la versión en vivo de Gotta Let this Hen Out, con los Egyptians, otra muestra de que lo de Robyn no es joda.





Encontrala originalmente en:
Un disco ideal para amigarte con HitchcockFegmania! (1985)





3 comentarios:

Esther Gorias dijo...

tenes brazos, piernas.. tenes cielo. El cielo serian las infinitas posibilidades que nos da nuestra humanidad(no la materialidad). Para mi es clarito, pero si te imaginas sin las dos gambas intentando correr el macribus se clarifica un poco mas la idea, no?

PD: estuve medio careta hoy.

Mariano dijo...

Es cierto, si. Yo pa' meterle intriga vio? Lo que me costó entender lo que era la palabra "macribus" no te das una idea. Hasta lo busqué en Google.

Esther Goris dijo...

JAJAJA En google aparece justamente lo que es. Asi que tan rebuscado no es.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...