miércoles, 12 de abril de 2017

Tom Petty and the Heartbreakers - Long After Dark


Otra gran diferencia entre la música y el deporte, para seguir aportando a una causa que viene dejando muertos a lo loco y que, mientras la frontera siga siendo borrosa, seguirá dejando víctimas; en la música no existe eso de peores y mejores. En el fútbol sí, el que mete muchos goles es mejor que un tronco que no sabe cuál es su pierna hábil y en una carrera el que llega antes es mejor, no hay vuelta que darle. En la música habría que evitar esos parámetros de medición a toda costa. No es mejor María Callas que Britney Spears, en todo caso podrá una ser más dotada técnicamente que la otra pero nadie dice que eso sitúe a una por encima, como si de un podio se tratase.

¿A qué viene todo esto? No tiene mucho que ver con Long After Dark pero alguna relación hay porque este siempre fue un disco maldito, incluso su autor lo ha vapuleado en más de una oportunidad. Según él y muchos acólitos “hay discos mejores”. ¿Mejores que qué? ¿Qué otros discos de Tom Petty? ¡Si son todos más o menos iguales! No quiero decir con esto que haya algo malo en eso, siempre me gustaron los tipos que hacen algo bien y que ahí le dan así como también me parece muy valioso que el que quiere cambiar, le da la cabeza y sabe hacerlo lo haga. Al fin y al cabo todo termina reduciendo al clásico me gusta vs. no me gusta o no me interesa. Todo lo que hace Tom Petty está más o menos bien, jamás arriesga demasiado, no inventa absolutamente nada pero su convicción es tan fuerte y su tozudez / idiotez rockera termina contagiando. Sus discos siempre fueron y serán sobre rockear, la temática de él es esa; rockear, lo que implica ser rockero, la chica baila rock, en el auto, en la ruta se escucha rock a todo volumen en la radio, esa negación necia de lo que lo rodea lo convierte en algo digno de admiración… su fé ciega.

Si alguien se acuerda de su programa de radio, que no sé si todavía sigue saliendo (no creo) estaba claro que Tom Petty había dejado de escuchar música más o menos por el año ’71, es decir que de ahí en más, todo lo que pasó en la música moderna le fue completamente ajeno. Algo que en otros sería irritante o jugaría en contra, en su caso termina jugando a favor. Lo único que lo hace sonar moderno son los productores que contrata para cada disco y en Long After Dark es Jimmy Iovine que cumple su función sin salirse un milímetro de lo pactado. Lo que quizás no tiene es un tema como “American Girl” o “Refugee” pero el disco hace lo que tiene que hacer un disco de Tom Petty and the Heartbreakers y lo hace muy por encima del promedio; rockear. 





Escuchar entero en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
Tom Petty and the Heartbreakers - You're Gonna Get It!
Stevie Nicks - Wild Heart
Del Shannon - Drop Down and Get Me

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...