domingo, 24 de febrero de 2013

The Jam - Sound Affects


Weller apenas había pasado la barrera de los veinte años y ya tenía en su haber cinco discos de estudio, unas cuantas letras memorables y muchas canciones que serían clásicos. También se puede decir que si The Jam solo hubiera hecho el fantástico In the City, aquel debut anfetamínico y guitarrero, todavía tendrían un puesto asegurado en la Historia Grande de la música pop del siglo veinte.

Pero el pibito era inquieto, curioso y tenía un ego del tamaño de un submarino. No se iba a quedar en el molde. Después de Setting Sons, algo así como el intento de rock conceptual de The Jam (bastante logrado, hay que decirlo) Weller quería volver a las canciones, a las raíces de la banda, nada de ideas grandilocuentes, nada de productores de renombre. En medio de ese clima de ruptura y en un panorama musical increíblemente estimulante, con el post-punk más fértil que nunca, nace Sound Affects, a fines del ’80.

Muchos hablan de la importantísima influencia de Revolver a la hora de componer las canciones de este disco, pero más allá de clarísima línea de bajo de “Start!” (una referencia muy directa a “Taxman” de Harrison) la cosa no se limita a repetir ideas viejas, a reciclar el pasado glorioso del pop británico de los sesenta, en Sound Affects hay sonidos, arreglos, melodías y letras que solo podrían haberse grabado en esa época, en aquel entonces, es el disco “moderno” por excelencia de The Jam.
Acá aparece por primera vez “That’s Entertainment”, una de las canciones más trascendentes de Weller, en donde se ubica como cronista y observador social; “dos amantes besándose en medio del grito de la medianoche, dos amantes perdiéndose la tranquilidad de la soledad”. Era el romántico y el descastado al mismo tiempo. Una de las pocas letras que soportan una lectura sin música. Un temazo. En “Scrape Away” o en “Set the House Ablaze” hay claras muestras de influencia post-punk. Se nota el nervio de bandas como Wire o Gang of Four. Pero por suerte The Jam logra un equilibrio interesante; siguen sonando clásicos, siguen teniendo que ver con All Mod Cons y no dejan de mirar lo que pasaba alrededor y de absorberlo con destreza.

También es el primer disco que empezó a mostrar las grietas en el seno interno de la banda y todos sabemos que después vendría el epitafio de la mano de The Gift, después Style Council y a otra cosa. Muchos grandes discos se han gestado en situaciones incómodas y Sound Affects es un gran disco. Sin duda.





Chequear también:

The Chords - So Far Away
The Style Council - Cafe Bleu
Ocean Colour Scene - One from the Modern



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...