viernes, 4 de noviembre de 2016

Iron Maiden - Bring You Daughter to the Slaughter


¿Quién no escuchó Maiden en algún momento de su vida? Aunque sea de rebote, por algún compañero de escuela, los conoce todo el mundo. A veces cuando escucho cosas del tipo "pero no entiendo lo que dicen" pienso "bueno... que suerte la tuya" para casos como este y muchos más. Pero quien escuche a Iron Maiden por el contenido de las letras debería ser internado de urgencia.

Las virtudes de esta música son otras, el gancho, la fuerza, los gritos, la actitud... todo puede ridiculizarse al mejor estilo Capusotto pero... ¿hay algún género que esté excento de eso? Conocí esta perla de la mano de un grandes éxitos de esos que realmente no fallan, no me acuerdo cuál era. Yo haría mi propio compilado de Maiden, sería doble, tendría treinta temas y sería IMPLACABLE.






Este tiene video oficial en YouTube.




Encontrala originalmente en:
El primer disco "cuestionable" de la etapa clásica de la banda (de la etapa Blaze Bailey mejor ni hablemos) en su momento no le gustó a nadie y hoy en día tampoco es muy recordado, de manera un tanto injusta posiblemente.
No Prayer for the Dying (1990)





4 comentarios:

P. Mastrángelo dijo...

Que son quintaesenciales del heavy en tanto heavy, no cabe duda. Esa definición que a otros se les escapa a ellos le cabe a la perfección. Yo escuché sus discos más celebrados gracias a tres amigazos que son FANÁTICOS. Recuerdo una semana en una quinta de Pilar, en 1997, devorando (a mi pesar) uno tras otros los discos del Maiden 1980-1991. Discos correctos, algunos incluso enormes. Pero ¡no me gusta! ¡No me gusta el jevi! Otra cosa es cuando una banda lo agarra de rebote, lo utiliza. Me pasa con otros subgéneros "puros". O al revés, cuando alguien influyó en él: por ej., no hay Maiden sin UFO o Uriah Heep. Es otra historia. Abrazo!

Mariano dijo...

Muy buena la anéctoda de Pilar! Que memoria!!! Hasta te acordás el año! Igual me parece piola que a pesar de que no te gusten puedas darte cuenta de que tienen disco enormes, como bien decís. A mi me cuesta escuchar un disco entero de ellos hoy en día. Mucho. Igual ayer hice un programa de Judas Priest en la radio temiendo aburrirme, duró tres horas y lo disfruté muchísimo.

P. Mastrángelo dijo...

Es que, vos lo sabrás bien, un buen disco se huele aunque no sea de tu agrado. A mí no me gusta Tindersticks o Swans por ejemplo, pero todo bien. Sin embargo hay cosas que no soporto y de las que no podría decir NADA bueno: esas bandas uruguayas de moda (incluyo a El Cuarteto de Trolls); Divididos, Las Pelotas, Massacre, Catupecu Machu; todo el line up del Cosquín Rock. Las bandas de afuera inocuas que rellenan festivales: Kaiser Chiefs, Foster The People, The Magic Numbers (dentro de todo los más simpáticos).

Y sí, ese verano fue antológico. Y LOSER a más no poder: la única imagen femenina que tuvimos fue la foto de Gwen Stefani en el disco Tragic Kingdom de No Doubt (buen disco, de paso), que para colmo no la favorecía. Pero devoramos y diseccionamos discos a lo pavote. Todo de Ozzy Osbourne, el mejor Megadeth, Primus, Maiden, B-52s, etc.

Mariano dijo...

JAjajajajaj que manera de no cogerse a nadie diría "Ricky" Iorio. Si lo sabré yo... creo que nunca en mi vida culeé gracias al rock.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...