lunes, 17 de noviembre de 2014

The Rolling Stones - Their Satanic Majesties Request


“Ella viene en colores en todos lados / se peina el pelo / es como un arco iris” dice la letra de uno de los temas más famosos, envuelto en arreglos de cuerda y con unos arreglos de clavicordio delicadísimos. Era la particular interpretación de la psicodelia y el Verano del Amor que hacían los Stones en el disco que les otorgó el apodo por el que todavía hoy se los conoce. También es el trabajo más polémico de una carrera ya casi eterna, cuestionado por sus progenitores incluso, Keith siempre dijo odiarlo y Jagger se encargó de ningunearlo en cada entrevista. Vale decir que los derechos de toda la época Decca / London records los cobra el inescrupuloso Allen Klein y que a Sir Mick no le gusta perder un solo céntimo pero esa ya es otra historia.

Their Satanic Majesties Request es un monstruo, en el buen y en el mal sentido de la palabra, es el disco en donde tiran toda la carne al asador, tratando de adaptarse a los tiempos, tiene muchos detractores pero para algunos es el disco más aventurero y osado de los Rolling Stones, lo que no es poco decir.

Hagamos de cuenta que lo hizo otra banda, todos estaríamos rindiendo pleitesía y más aún si se tratase de un grupo sin éxito, uno de esos “tesoros enterrados” que a todos nos gusta descubrir. Incluso en sus momentos más hippies e inofensivos no deja de tener el sello maléfico y drogón de los Stones de la época de oro y -junto con Aftermath- es donde más se luce Brian Jones como multi-instrumentista y arreglador. Tiene uno de los pocos temas firmados por Bill Wyman, que era bastante mayor que el resto pero que había entendido por donde venía la cosa del LSD perfectamente, a juzgar por el enorme “In Another Land”, un verdadero baño de ácido lisérgico. Tiene “Gomper” y “2000 Light Years from Home”, dos ejemplos de la psicodelia más retorcida y experimental que se hizo en aquel año inolvidable que fue 1967, año en que los Stones se vieron envueltos en más de un escándalo, generalmente relacionados con drogas, allanamientos, etc. En el único momento en que el disco renguea un poco es en el tema que aparece dos veces; “Sing This All Together” suena forzado, desde la letra misma, un intento por ser “buena onda” en una banda que jamás se preocupó por eso, pero de ningún modo llegan a arruinar el disco. Muy lejos de eso. Es el disco en donde debuta “2000 Man”, el mismo al que bandas como Brian Jonestown Massacre le han robado más de una idea, sin intentar siquiera disimularlo.

Como nota al pié vale mencionar que, en la tapa, que se hizo en un divertidísimo trip de LSD, aparecen las caras de los cuatro Beatles, semi-ocultos en la escenografía de ensueño que se armó para la ocasión. Si esta era la manera de copiar al Sargento Pepper… ¡Qué buena manera de copiar!




Escuchalo entero (como debe ser) en YouTube o en Grooveshark.




Chequear también:
The Rolling Stones - Flowers
The End - Introspection
The Dandy Warhols - Odditorium or Warlords of Mars


3 comentarios:

Mastrángelo dijo...

Vapuleado discazo que, como de manera excelente decis, de haber sido de otro grupo hoy sería una joya de culto.

Hace un tiempo lo reseñé, y mi mayor aporte (?) a la stoneología es que no hay imitación de sus rivales sino que se inspiran en los mismos y van con el espíritu de época. Es llevar Between The Buttons a las puertas del Borda. Además eran una gran banda pop, y me parece un paso lógico. La descalificación por imitación es un facilismo con el fin de evitarlo.

Y en los de "chequear también": ¡qué discazo el de The End!

Salute!

Mariano dijo...

Sí señor, coincido y me gustó eso de "llevar Between The Buttons a las puertas del Borda".

El de The End lo tengo (en CD) pero nunca le dí mucha bola, sí detecté que tiene al menos tres TEMAZOS. Produce Bill Wyman ahí! Le voy a tener que dedicar un porrito para poder sobrevalorarlo sin miedo.

Mastrángelo dijo...

jajaja, y, el buen hemp te hace valorar cosas que creías prescindibles; hace ya varios años me pasó con el ultravendedor Out Of Time de REM. Con un amigo estuvimos una tarde entera flasheando con ese disco. El brillo de las guitarras, y ese tema medio recitado que tenía un estribillo tipo "oooooooooooh oooooooh".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...