martes, 26 de marzo de 2013

Tom Waits - Mule Variations


Casi cualquiera que conozca un poco Tom Waits sabe que su carrera se divide en dos etapas bien diferenciadas. Por un lado la primera, la del beatnik borrachín, el pianista de bares, siempre esforzándose por mantenerse en pié de la mano de una bailarina (también ebria, claro). Y después viene la segunda, después de conocer a Kathleen Brennan, dramaturga ella y su actual esposa. Fue quien le advirtió que estaba al borde de convertirse en una caricatura de sí mismo y que el personaje se estaba deglutiendo a la persona. También fue la que le hizo descubrir a Don Van Vliet, más conocido como Captain Beefheart y ahí es cuando la música de Waits da un giro de ciento ochenta grados, con Sworfishandtrombones y el super exitoso Rain Dogs. Pero un vistazo más agudo revela una tercer etapa en su maduración y se puede decir que empieza con este disco y sigue hasta la actualidad, con el impresionante Bad As Me.

En Mule Variations lo vemos balanceando con notable habilidad todas sus facetas como compositor, como cantante e incluso como arreglador. Está el poeta triste, llorando al borde del piano, en joyas como “Georgia Lee” o “The House Where Nobody Lives” en donde se pone en la piel de esos tipos que parecen no pegar una jamás y que disfrutan de relatar sus desgracias al primero que ponga medio oído. Por supuesto que el freak, el monstruo, esa extraña mezcla entre Mefisto y Howlin’ Wolf que tan bien le sale, se hace presente y mejor que nunca en “Eyeball Kid” o “Filipino Box Spring Hog” en donde Marc Ribot se divierte sacando ruiditos raros de su guitarra en esta suerte de blues desvencijado.

Otro de los puntos altos del disco es “What’s He Building”, una mezcla de cuento de Lovecraft y sátira social en donde se burla descarnadamente de los vecinos mediocres, que viven pendientes de la vida ajena, y se despacha con algunas de sus frases más cómicas e ingeniosas: “Oí decir que tiene una ex mujer en otra ciudad y que estuvo preso una vez / nunca saluda cuando pasa y tiene suscripciones a esas revistas / ¿y que me contás de esos paquetes que manda?”. Todo condimentado con una música asfixiante que parece proclamar a Waits como el próximo gran compositor de bandas sonoras para películas de terror. Mule Variations está lleno de estos chistecillos, en manos de otro sonarían un poco tontos pero él se encarga de darles la música adecuada para que eso no pase.

A diferencia de muchos tipos de su edad no parece estar dispuesto a aflojar, con algunos discos recientes que se pueden acomodar cómodamente con los mejores que ha hecho, como los “gemelos” Blood Money y Alice o Real Gone, del 2004. Pero fue acá, en Mule Variations cuando supo darle un giro inteligente a su carrera. Parece que hay cuerda para rato.




Chequear también:
Tom Waits - Closing Time
Tom Waits - Bone Machine
Tom Waits - Orphans (Brawlers, Bawlers & Bastards)


8 comentarios:

Phyllobates Terribilis dijo...

De Tom Waits conozco su version de "Sea of Love" porque la escuché en el cierre de la pelicula con Pacino y Ellen Barkin. Me parece una gran cancion que esta muy bien ubicada en la pelicula!

Mariano dijo...

Si señor! Muy buena versión. También esta en la caja esta que salió hace poco que nombre abajo de todo en el comentario (Orphans...)

ultravivido dijo...

Seguí a Waits hasta Bone machine (hace 20 años!) y después me aburrí. Un amigo (y ahora Beefheart) recomiendan esta etapa madura, habrá que oir

Mariano dijo...

Escuchá el último, a mi me pareció sensacional.

Bad As Me.

Esther Goris dijo...

Encima que nunca le escuche un tema que me guste, resulta que todo fue por la mina.

Mariano dijo...

"Un pelo de c..... tira más que una yunta de bueyes" dicen por ahi.

Mastrángelo dijo...

Coincido totalmente con la Esther

Esther Goris dijo...

Parece que nadie le aguanta los trapos al final a Tom.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...