domingo, 6 de enero de 2013

Pere Ubu - The Modern Dance


El primero de Pere Ubu todavía sigue siendo como meter los dedos en el enchufe, todavía sigue asustando “normales” y, en el volumen adecuado, todavía puede hacer que tus vecinos tengan miedo de ser asesinados. Es uno de esos discos que, a más de treinta años de su aparición en el mercado, a la primera vez lo podés detestar con énfasis, a la segunda te vas dando cuenta de que estás frente a algo diferente y en la tercera ya le vas encontrando sentido y sabés que se va a quedar con vos por el resto de tu vida. De ahí en más siempre le vas a encontrar algo, un detalle, un truco, un chiste, lo que sea, pero nunca, jamás te va ser indiferente, nunca lo vas a dejar “que suene de fondo”.

Para describirlo se puede intentar imaginar un encuentro entre el Beefheart de la primer etapa y los Ramones, surrealismo más dadaísmo, alienación urbana, desesperanza post punk y un cantante completamente fuera de sí en David Thomas, un vocalista marciano, difícil de clasificar pero extremadamente expresivo y dueño de un estilo propio. La banda desciende de otra banda de culto de la zona de Cleveland, los Rocket from the Tombs, en una escena llena de freaks y bandas lunáticas, en donde todos conocían a Velvet Underground y cualquier bandita podía llegar a versionar una rareza como “Foggy Notion”.

Empieza con el que quizás sea el tema más pop de Pere Ubu, el fantástico “Non-Alignment Pact”, a medio camino entre el rockabilly y el post punk, increíblemente la letra, a pesar del título, responde a una canción de amor, pero está lejos de ser la típica canción de amor, por supuesto. Sigue el tema que da título y este tiene olor a declaración de principios. Lo es. La letra merece un escrutinio atento.
¿Y qué me dicen del pseudo-reggae de “Laughing”? Parte del reggae en realidad, pero va a parar a territorios sumamente áridos, inexplorados, es una banda corriendo las fronteras de lo conocido en forma temeraria, cayéndose de boca al piso por momentos, pero siempre con un norte muy diáfano que no deja de sorprender en músicos relativamente jóvenes que exhiben un control de sus instrumentos poco habitual para el… ¿género?
El temazo indiscutido es “Street Waves”, con Thomas aullando descontrolado algo bastante parecido a un estribillo y volviendo a Velvet Underground escuchen el principio de “Chinese Radiation” otro indudable punto alto, hasta Thomas suena un poco a John Cale como vocalista. Hasta los momentos más experimentales y border funcionan en The Modern Dance, como el ultra beefheartiano “Life Stinks” o ese tema en donde, básicamente, se dedican a romper botellas (“Sentimental Journey”) con un fondo musical bien avant-garde.

En un estado de tensión casi constante, la primer formación de Pere Ubu se separó a poco de haber parido esta obra maestra, después del también fundamental Song of the Bailing Man. Todo para volver a intentarlo unos años más tarde, con diferentes niveles de acierto. Pero el viento rebelde y revolucionario de The Modern Dance ya no volvería a soplar.







Chequear también:

Pere Ubu - 30 Seconds Over Tokyo / Heart of Darkness [single]
Pere Ubu - Dub Housing
Pere Ubu - Terminal Tower [simples y caras "B"]


3 comentarios:

Rick dijo...

Magnífico disco, sí señor. Este y la recopilación completa que forma "Terminal tower" fueron un verdadero golpe en la cara para muchos oyentes inadvertidos. Su carrera posterior tal vez sea un poco irregular, con grandes piezas al lado de obras confusas, pero los Ubu son unos clásicos en ese mundo cuya denominación ("bandas de culto") nunca está muy claro si es alabanza o reproche.

Mastrángelo dijo...

Lo único que puedo decir es: pffffffff...

Mariano dijo...

Pregunta: Dub Housing... ¿Es aún mejor?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...