martes, 22 de marzo de 2016

Super Ratones - Mancha registrada


Deben ser una de las bandas más bastardeadas y prejuzgadas de la breve historia del rock hispano-parlante. De manera tan injusta como entendible. Por un lado aparecieron con El rock de la playa, eran de Mar del Plata y tenían todos alrededor de veinte años, imitaban a los Beach Boys y medio que “la pegaron” en seguida. Como todos los que salen mucho en esa máquina de triturar gente que es la TV, terminan hartando hasta al más paciente. A pesar de que lo que hacían les salía bien y nadie lo había hecho acá todavía, reírse, ser fiestero y divertirse siempre fue el peor pecado en las tierras de los profetas cara de orto. Después crecieron, se vienen a vivir a Buenos Aires (porque todos sabemos dónde es que Dios tiene sus oficinas) y evolucionaron muchísimo musicalmente. Nadie se enteró, lamentablemente.

Encima en este disco les volvió a pasar algo parecido. ¿Mala suerte? ¿Ineptitud? ¿Malos managers? Justo cuando el país se prendía fuego salen con “Como estamos hoy…” que fue usado por absolutamente todos los programas sensacionalistas para retratar a una Argentina que sangraba por todos sus poros. El tema era bueno, algo tenía evidentemente, los tipos estaban atentos a lo que pasaba afuera con el rock garagero y sucio de The Hives, White Stripes y toda esa camada. Pero nadie soporta que un tema suene hasta cuando levantás una piedra. Ya era el momento en que nadie escuchaba discos enteros y fue una verdadera lástima porque Mancha registrada está repleto de grandes canciones. Los tipos tiran toda la carne al asador en este disco, es algo así como el Álbum Blanco de los Super Ratones.

Lo que más abunda es el power pop al estilo Teenage Fanclub, los temas más guitarreros y menos country de los Jayhwaks y el pop de estribillos luminosos de Blur antes de que se pusieran pretensiosos. Pero en todos esos temas hay alguna idea o algún instrumento de color que habla de ellos como grandes artesanos de la canción, la vieja, querida e inmortal canción. Hay gaitas en “Decime que te hicieron”, hay bossa nova -pasada por el filtro de los Kinks- en “Cosas perdidas” y pastiches que harían la envidia de Jeff Lyne y su Electric Light Orchestra en “Yo sigo” y el admirable “El peso del mundo es amor”, atiborrado de ideas originales en sus más de siete minutos de duración. El gran acierto del disco viene de la mano de “Más allá del sol”, uno de los grandes temas olvidados de la década anterior y que estaría muy cómodo adentro de All Things Must Pass.

¿Quién sabe?… quizás cuando pase el tiempo y nadie se acuerde de la parte extra-musical, los Super Ratones puedan ser reconocidos como lo que son; una muy buena banda.




Escuchar en YouTube o en Spotify.




Chequear también:
The High Llamas - Beet, Maize & Corn
Super Ratones - ¡Urgente!
The Posies - Frosting On the Beater

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...