miércoles, 2 de marzo de 2016

Muddy Waters - Fathers and Sons


Otra clarísima demostración de que el blues, el verdadero blues, no necesita de demasiados artificios para levantar vuelo, de que depende mucho del clima generado a la hora de su cocción y de que, en los papeles, no es mucha la distancia que separa a los genios del género de los meros ejecutantes, aficionados o imitadores. Pero esa distancia, en la práctica, es abismal. No hace más falta que escuchar un disco como este y después uno que no sea hecho por los verdaderos padres del asunto para notar la diferencia, más que evidente.

Y hablando de padres e hijos era esa la intención original de este coloso doble de fines de los sesenta; juntar a la primera camada con los continuadores, con los hijos que empezaban a aparecer por todos lados y ver qué pasaba con esa fusión, con esa mezcla. ¿Lo lograron? No del todo se podría decir. Las grandes estrellas de la nueva generación reverenciaban a Muddy Waters y esa es la actitud que parecen elegir a lo largo y ancho de este disco. Reverencia, admiración... tanto Paul Butterfield como Mike Bloomfield parecen contentarse con dejar que quien figura en letras de molde en la tapa sea el protagonista y, más allá si está bien o mal, la verdad es que Muddy se luce y si la fusión en realidad no existe no importa porque los beneficiados somos nosotros como oyentes. Fathers and Sons tiene todo lo que un gran disco de blues tiene que tener; frescura, espontaneidad, cierto nivel de suciedad y mugre, barro en las pistas, confianza y solos, muchos solos, por supuesto. Y en este último apartado sí que hay lugar para todos, el eterno Otis Spann se luce (y acompaña con maestría en todo el resto) en las teclas en “Twenty-Four Hours”, el clásico de Eddie Boyd y Bloomfield hace lo propio en “Walkin’ Thru the Park” para después dejar que Butterfield levante vuelo en “All Aboard”, encargado de abrir el fuego en el LP original.

En la batería está Sam Lay y el bajista es Donald “Duck” Dunn, mítico cuatro cuerdas de Booker T. & the MG’s y de recordada participación en la película The Blues Brothers. Es el mismo personal el que aparece a lo largo del segundo disco, registrado en vivo más o menos en la misma época que las grabaciones de estudio. Acá la calidad de audio es un poco inferior pero el nivel de exitación está un poco por encima y se nota. Blues del clásico, del viejo y del bueno. Infalible.





Escuchar en YouTube o en Spotify.




Chequear tambien:
Muddy Waters - King Bee
Bo Diddley, Howlin' Wolf & Muddy Waters - The Super Super Blues Band
John Lee Hooker - It Serves You Right to Suffer

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...