jueves, 14 de enero de 2016

David Bowie - ★


Varias cosas pasan por primera vez acá; por primera vez llega al número uno en ventas en su larguísima carrera, es una de las pocas veces -si no es la única- en que alguien saca un nuevo trabajo y pasa a mejor vida en cuestión de días, en este caso menos de un mes y casi se podría decir que es la primera vez que alguien se despide con una obra de esta naturaleza, con un disco no sólo a la altura de su inmenso legado, uno que se puede medir con cualquiera de los mejores. Es David Bowie e incluso en su última gran jugada no iba a dejar de sorprender.

Unas cuantas preguntas vienen a la mente ante la escucha de un disco tan valiente, desafiante, único y delirante. ¿Sabía o no sabía? Algunos de los temas pueden llegar a dar a entender que sí, que esto tiene sabor a epitafio por supuesto que tratándose de quien se trata las cosas nunca son del todo directas sino más bien oblicuas y retorcidas. Otra es… ¿cómo pueda ser que el tipo que fue moderno hace cuarenta años haga el disco más aventurero que se ha escuchado en mucho tiempo y que no deje de ser rock? Bowie siempre fue un tipo en prestarle muchísima atención al concepto, hasta el punto de darle más importancia que a las canciones (o composiciones) en alguna que otra oportunidad. Acá el balance es perfecto. Supuestamente intentó por todos los medios no hacer un disco de rock pero esto es más rock que cualquier cosa que se te pueda llegar a ocurrir en veinte minutos por lo menos. Comentar las canciones a tan poco tiempo de la aparición no tiene demasiado sentido, siempre conviene dejar que un disco decante, se asiente sobre sí mismo y vaya acostumbrándose al oído. Pero es muy fácil darse cuenta de que acá hay sustancia, hay riqueza sonara, un concepto fuertísimo, ideas musicales innovadoras, coqueteos con el jazz más moderno y recóndito, en fin; todo lo que tiene que tener un disco actual para destacarse de la impresionante andanada de música mediocre que nos rodea todos los días.
Vuelve el histórico Tony Visconti para la producción, al igual que en el disco anterior, The Next Day, pero mientras el disco de 2013 era elegante, tenía buenas canciones (este no es un disco de canciones estrictamente hablando) y sonaba impresionante, este es un paso al frente en cualquier sentido. El primer tema, el que titula el LP, ostenta una cantidad de ideas musicales dignas de envidia en sus… ¡más de diez minutos de duración!

Bowie, qué saludo, qué forma de irse hacia la eternidad, cuánto nos dejaste, cuánto te vamos a extrañar.




Escuchar en YouTube o Spotify.




Chequear también:

David Bowie - Heathen
Scott Walker - Tilt
Robert Fripp & Brian Eno - No Pussyfooting

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...